miércoles, 26 de mayo de 2010

La perversión


Esta foto del Panteón romano, fue tomada en 1840.
Sabía que el templo restaurado por Agrippa había sido convertido en una iglesia, pero en realidad ignoraba que la conversión había significado ponerle esos ¡dos campanarios espantosos!
El Panteón fue uno de los templos intactos más espoliados por la iglesia católica: el enchapado de bronce del domo le fue retirado para enchapar con él las puertas de la Basílica de San Pedro y varios de sus mármoles más preciosos fueron sustraidos para adornar la misma basílica.
La usurpación de la simbología de los pueblos provoca este tipo de adefesios, al igual que pervierte y convierte en fenómenos de perturbación psíquica las expresiones sociales cotidianas, algo que estamos conociendo de primera mano en Honduras.
F.E.

1 comentario:

Esperanza dijo...

El bronce de sus tejas fue extraído para que Bernini construyera el Baldacchino del Vaticano! Y con lo que sobró se construyeron creo que catorce cañones del Castel Sant´Angelo!