sábado, 15 de mayo de 2010

19 días en huega de hambre, UNAH


Hace 2 años, terminaba la gran huelga de hambrede los fiscales, huelga que fue el gran acumulador del movimiento social que el 28 de junio se convirtió en lo que hoy llamamos Frente Nacional de Resistencia Popular.
En paralelo ( porque el tiempo en un doble discurrir de sangres), la huelga de hambre de los compañeros del SITRAUNAH cumple hoy 19 días, inmerso en todo este polvorín social que tira y encoje en medio del vacío internacional.
Esta es una huelga que de acabar sin solución favorable, llevará a las compañeras y compañeros hacia la huelga de hambre interminable en que se ha convertido Honduras y su estrepitosa caída económica.
Todos vivimos esa depresión de circulante, todos, y todos tratamos de mantener el decoro sabiendo que no hay dinero, que nadie anda dinero real, contante y sonante. Aquí hay familias que nos callamos (en realidad la mayoría) que el sueldo ajustó sólo para dos semanas y que el crédito se nos subió a los hombros y desde ahi golpea con sus nudillos nuestras frentes.
En miles de casas se gesta una huelga de hambre íntima, en cada casa se oscurece el ambiente y saltan rayos y truenos. Las cuentas se acumulan y los cortes provocados por el asalto armado de la estatal de energía eléctrica y la del agua potable, se suceden normalmente.
Este es un país que ha sido tomado por el golpismo, y este no identifica como compatriotas a los millones en resistencia, no: la gente se va de Honduras a un ritmo de 600 cada día en via a Estados Unidos, lagente sale a marchar en Resistencia en un promedio de 20,000 personas en cada marcha... los desempleados suman centenas de miles y los empleados se convierten en esclavos amañados dentro de las maquilas y la empresa privada inhumana.
¿Qué glorioso proceso democrático promueven estos extraterrestres?

2 comentarios:

Pedro José Madrigal Reyes dijo...

La resistencia de los pueblos, es la única garantía, la última barrera contra los oligarcas…

Fabricio Estrada dijo...

Tememos que dejen agravar la situación de los huelguistas. Estos no tienen sentido de humanidad, ya perdieron todo nexo humano con el pueblo en Resistencia, es más, cegados creen que el país es solo para ellos mientras el ejército y los paramilitares se encargan de expulsarnos, cosa que no lo permitiremos.

Saludos!