lunes, 31 de mayo de 2010

Juan Manuel Posse, una pérdida terrible


No sé qué cosa se puede expresar para cubrir el silencio. Es incomprensible que de pronto me avisen que Posse ha sido encontrado muerto.


Pocas personas he conocido en mi vida con una voluntad tan enorme por la gestión cultural, pocas, bastante pocas, y mucho menos con esa sensibilidad humana que él llamaba "su principal defecto": ser tan confiado. Esa confianza lo llevó a levantar la Fundación del Museo del Hombre Hondureño, institución que bajo su visión, nos abrió las puertas, independientemente del sector ideológico que el Golpe de Estado ayudó a revelar con más nitidez.

Lo aprendí a conocer cuando trabajé junto a él en la Unidad de Cultura de la Alcaldía del DC, y ahí, de primera mano, pude ser testigo de su valor: si no hubiera sido por él, ni un tan solo parque del Casco Histórico se habría restaurado, de no ser por él, nuestras actividades públicas de poesía nunca hubieran contado con apoyo alguno.

Ambos, hablábamos de hacer de todas las gradas de Tegucigalpa "anfiteatros naturales", y casi lo logramos cuando con Paíspoesible realizamos el Festival de las Gradas de La Hoya en el 2005.

Su acendrada fe católica impulsó y resucitó las alfombras de aserrín colorido en las semanas santas. Es probable que hubieran pasado 50 años antes de que surgiera un Posse con estas iniciativas que pocos católicos de pechos huecos conocen.

Leía vorazmente y era un conversador exquisito. Digo, al menos, lo que me tocó en suerte escuchar de él en medio del vendaval de latrocinios continuos que los Pastor extendieron durante su gestión. Hablábamos de eso y él no ocultaba ante mi su asco ante estos hechos que incluso, alcanzaron a ponerlo -ante ellos- como un ser despreciado por la prepotencia de estos piratas.

Yo lo vi en su frustración, yo lo escuché. Vi como esa raza política que hoy secuestra el país intentaba humillarlo reteniéndole el sueldo y ninguneándolo.

Esta rabia que ahora me sube en lugar del dolor, es la que afrontamos juntos en los yermos de esa alcaldía, y ahora ¡maldita sea! ahora que él había encontrado su ritmo natural, viene y sucede esta bestialidad.

La última vez que lo vi, fue en medio de la turbación que causó la intervención de Artistas en Resistencia dentro del Museo del Hombre, en medio de un acto donde el golpismo representaba su comedia. Antes de dar la consigna de Resistencia -que yo asumí decir- lo vi a los ojos, a cierta distancia, respirando profundo antes del acto que me alejaría de él. "La lucha no tiene nada que ver con usted, amigo" -pensé, y en un segundo, las y los compañeros éramos un solo grito: "Ningún intelectual honesto se vende ante un golpe de Estado",dijimos.

Y él me vio, sin rabia, sin molestia alguna. Él siempre supo de mi posición pero jamás fue diferencia insalvable que nos negara la amistad. Sí, fue la última vez que lo vi. Esperaba que el tiempo me diera la oportunidad de acercarme de nuevo para hablar, para compartir lecturas, pues, para seguir siendo cómplices de toda la cultura que planeábamos mover, aun con toda la barbarie política que ambos conocíamos.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Tus palabras acerca de Juan Manuel no solo son bellas, sino que muy ciertas. Gracias. Que en paz descanse un gran hombre.

Fabricio Estrada dijo...

QUERIDO FABRICIO:

SIENTO MI CORAZÓN DESTROZADO. SÓLO LO VI DOS VECES EN LA VIDA, CADA VEZ FUERON TRES DÍAS, EN EL MARCO DE UN VIAJE QUE HACÍAMOS A UNA REUNIÓN SOBRE EL TEMA DE LA CULTURA. PERO ESE BREVE TIEMPO ME PERMITIÓ APRECIAR LA CALIDAD DE PERSONA QUE ERA Y LO LLEGUÉ A APRECIAR MUCHÍSIMO. LEÍ LO QUE ESCRIBISTE EN LA BITÁCORA, PERO NO PUDE DEJAR COMENTARIO POR UN PROBLEMA DE LA MÁQUINA. ME ABRAZO A TUS PALABRAS CON ESE MISMO DOLOR QUE SIENTES. QUÉ HOMBRE TAN BELLO ERA JUAN MANUEL!!

ME INDIGNAN LAS CONDICIONES DE SU MUERTE, SIMILARES A LAS QUE RODEARON EL ASESINATO DE MI PROFESOR DE ESTILÍSTICA DE LA UCA, CARLOS CERNA, UN SER EXQUISITO EN VERDAD, Y COMO VOS LO DECÍS DE JUAN MANUEL, TAN CONFIADO, TAN CAPAZ DE CONFIAR EN LA BONDAD HUMANA...

JUAN MANUEL AMABA A HONDURAS, A SUS ARTISTAS, SUS CALLES Y TRADICIONES. YO HABALABA CON ÉL Y LO VEÍA ILUMINARSE AL RECORDAR LAS GRADAS DE LA HOYA, EL MUSEO, LOS PROYECTOS QUE ÉL MISMO ESCRIBÍA Y CON LOS QUE APLICABA PARA OBTENER LOS FONDOS DE SU FINANCIAMIENTO... ERA UN HONDUREÑO EXCEPCIONAL. Y UN HOMBRE ASÍ NO PUEDE SIGNIFICAR UNA BAJA... LA MUERTE DE UN HOMBRE ASÍ, ES CAPAZ DE DESPERTAR A OTROS HOMBRES Y A OTRAS MUJERES PARA MULTIPLICAR ESE CAMINO Y ESE CAMINAR EN EL QUE ÉL CREÍA Y EN EL QUE EMPEÑÓ SU VIDA.

UN FUERTE ABRAZO Y MI SOLIDARIDAD EN ESTE MOMENTO DE SU PARTIDA.

SILVIA ELENA

Yovanna dijo...

Gracias por todo!! Mi Padre fue una persona excepcional tanto en la vida profesional como en lo personal....Fue el mejor padre, amigo, y el mejor ejemplo. Siempre va a ser el orgullo de mi vida

Anónimo dijo...

Gracias Fabricio por honrar la memoria de mi amado Tio Juan.

alejandro dijo...

INOLVIDABLE
Para: Juan Manuel Posse Herrera


Jugaba el arte a esconderse en tu alma

Unión de cielo y tierra eran tus ojos

Ansiaban las musas perderse contigo
No descubrían como enamorarte del todo


Mas, tu siempre…
Amanecías dibujando pajaritos de poesía en los espejos

Nacías cada mañana con la posibilidad superior de ser un sol pequeñito…

Usabas todo para detener el tiempo… para que se durmieran los ángeles en tu rostro

Estas ahora en el portal de los sueños, como un niñito…

Listo, a construir un nuevo sueño entre nosotros.




10 DE JUNIO DEL 2010