martes, 28 de abril de 2009

Jaime Fontana, Este volver a Honduras

Víctor Eugenio Castañeda era el nombre verdadero de Jaime Fontana (Tutule, La Paz, 1922-1972), uno de los poetas fundamentales de Honduras, país que describió entre la dulzona nostalgia y la más acérrima rabia lírica.

En las palabras del Ministerio de Cultura (junio de 1997): "Color Naval y otros poemas" reúne el contenido original de la edición bonaerense (Argentina, donde vivió) y otros textos publicados en diarios y revistas. Se pretende así divulgar la totalidad de la obra poética de Jaime Fontana y, con ello, hacer justicia a uno de los autores fundacionales de nuestra historia literaria comtemporánea"

¿Hacerle justicia a un poeta??????????? ¡Qué terrible opinión sobre un poeta!

Este volver a Honduras
Parece que no habrá nada más tierno que este volver a Honduras:
llegar con el amor iluminado por años y distancias,
decir esta es la sierra, este es el aire y este es el río del cuento,
recuperar las voces salpicadas de burlas familiares,
resumir la niñez en el dormido sabor de esta naranja
y en este olor –que es casi de muchacha- de savia y de panales
que sólo dan los árboles autores de nuestro propio canto.

Porque volver a Honduras es ir de madrugada a los maizales
para espantar los pájaros bisnietos de aquellos que espantamos,
vivir en un mugido, en un relincho, que vienen de la noche,
los sueños, alegrías y peligros de los antiguos campos.

Parece que tendrá mucho de triste nuestro volver a Honduras:
hallar que el calendario no era broma leyendo algunos rostros,
saber que algo no vuelve en estas naves aunque el viajero vuelva
y besar en la frente lo que un día besamos en la boca.
parece que también será de lágrima este volver a Honduras:
preguntar por hermanos, por amigos que no nos esperaron,
y el horror de buscar en una tarde de cal y de cipreses
unos nombres: Julián o Federico, Carlos, Daniel o Marcos.

Parece que será feliz y trémulo nuestro volver a Honduras:
vagar por los caminos que asolearon el verso de la infancia,
llevar hasta una loma coronada de flores amarillas,
de la mano, a los hijos que fundamos sobre lejanas playas
-más allá de las nieves absolutas, de selvas y de mares-
y decirles al fin: esta es la cuna y este es el peñón exacto,
esta es la tierra nuestra, la amorosa, la que espera a sus niños,
aquí esparcen su calcio generoso los huesos de mis padres
y el calcio va a la hierba y hace al pino más jubiloso y alto:
así trabajan todavía quienes nos prestaron su sangre.

Todo será feliz y doloroso, será trémulo y tierno
porque volver a Honduras… me parece que es retomar el canto.

5 comentarios:

Leticia Castañeda dijo...

Gracias por mantener vivo el recuerdo de Jaime Fontana! no se mucho de poesia pero si se un poco de Victor E. Castañeda Q.D.D.G mi tio abuelo.

Vera Siegert dijo...

Claro que sí, es una satisfacción muy grande saber que su legado sigue, que se mantiene vivo el recuerdo de un gran poeta.Leticia, él fué tío de un amigo entrañable, un ser humano, fué Franklin Castañeda, sé de memoria sus poemas.Q.E.P.D.

Fany Castañeda dijo...

Es un honor saber que aunque el no viva su memoria está presente en cada uno de nosotros su familia y todos que lo conocieron o saben de el.

Fany Castañeda

Anónimo dijo...

para lety y fany mi nombre es jorge bonerge vasquez pero no llevo el castaneda pero vivi con mi padre hector hernan castaneda palacios en marcala la paz en la finca en el chiflador una bella cascada y mi padre nos hablo mucho de mi tio victo mas conocido como jaime fontana y yo siempre he declamado poesias desde la escuela y ya veo de donde viene esa vena poetica mi numero de tel es el 9933 1085 me gustaria hablar con ustedes

Anónimo dijo...

Hola, Leticia, Vera, Fany y Jorge Bonerge, gracias por esos exquisitos comentarios a favor de mi padre, todos estamos muy orgullosos de su legado, soy Carlos Daniel Castañeda Lagos y mi cel es 98 85 15 94.