miércoles, 10 de marzo de 2010

Spinoza a la cart



- Spinoza trató de liberar el pensamiento político de la tutela de la teología y de la moral. Opuso la ética a la moral, y rechazó esta última porque significaba una desvalorización de lo real en nombre de un ideal trascendente.

- Lo que interesaba al filósofo Spinoza era transmitir un mensaje liberador frente a todas las servidumbres, sociales, intelectuales y morales, para que el ser humano pudiera acceder a lo más alto de sí mismo, a la plenitud de la alegría por el conocimiento, estado a lo que él llamó la bienaventuranza.

- La ética es para Spinoza, una ciencia de los afectos del alma humana, que define lo bueno y lo malo, y dice que se considerará bueno aquello que conviene a la naturaleza del ser humano y malo aquello que no le conviene, afirmando que la moral es un refugio para la ignorancia y que la ley no es más que un sustituto de la inteligencia.

- Y agrega: la esencia del ser humano no es la razón sino el deseo (conatus) o principio de conservación del individuo. "No tendemos hacia una cosa porque la juzguemos buena, sino que la juzgamos buena porque tendemos hacia ella." El deseo precede, pues, a la razón., aunque la ley limita el poder de cada uno, con el objetivo de producir la obediencia, según un sistema de recompensas y castigos, lo que constituye una especie de religión
civil; por eso, cree que la política descansa necesariamente en pasiones tristes (temor, seguridad). Es una física de las fuerzas y una química de los afectos.

- Al afirmar que el hombre es un ser pensante, se manifiesta la influencia de la filosofía cartesiana, aunque con una connotación diferente. El pensamiento no sólo es una característica intrínseca a lo humano, sino también aquéllo que nos permite acercarnos a la verdad, a la eternidad y, desde el punto de vista spinoziano, la única forma de llevar a actualidad lo verdaderamente humano.

- Spinoza se constituye en precursor de Nietzsche y de Freud cuando piensa que la peor de las pasiones tristes es la culpa, porque induce a paralizar el conatus (el deseo) y hace perder al individuo esa fuerza sin la cual no puede lograr su propio desarrollo. Spinoza propone, entonces, favorecer las pasiones alegres en detrimento de las tristes. No se trata para él de crear un hombre utópico desprovisto de pasiones, sino de favorecer el conatus. La servidumbre humana es el encadenamiento a las pasiones tristes; su liberación, la afirmación del conatus. Y el cómo lograrlo es el pensamiento racional.

- La ética para Spinoza es el arte de vivir o la moral. Cuando se refiere al orden geométrico quiere significar que la vida del hombre está condicionada por las leyes de la naturaleza, por esa razón proponía liberarse de los afectos y sentimientos para poder ser felices.

- Habla de lo absurdo de la idea de un Dios perfecto, razonando curiosas reflexiones como que si Dios buscaba un fin, es que no era perfecto, pues necesitaba algo que no posee.

- “Llegué finalmente a esta consecuencia, que hay que dejar a cada cual la libertad de su juicio, y los poderes de entender los principios de la religión como le plazca, y juzgar sólo la piedad o la impiedad de cada uno según sus obras” (B.S)

- DEUS, VIVE SUBSTAN, SIVE NATURE, la formula de Spinoza expresa una noción de Dios que es natural, la naturaleza es un todo, una sola substancia. Las cosas no son sino partes "inmanentes" del todo.

2 comentarios:

Penetralia dijo...

Oi, Fabrício. Fascinante seu texto sobre Spinoza.

Quando me pego vivendo paixões tristes me lembro dessa passagem.

Aqui em Brasil temos uma grande especialista em Spinoza, Marilena Chauí, ligada a Lula.

Fabricio Estrada dijo...

Lucio, si Marilena con Lula, quién cotra nosotros!!! jajajaja

Un abrazo!