martes, 18 de octubre de 2011

Río Choluteca, TGU



 El nauseabundo Río Choluteca, al pasar por Tegucigalpa, cargado de invierno y oscuros presentimientos, hipnotiza.
Sube, sube, va subiendo, arrastra, serpiente vigorosa de barro líquido, musculosa, fibrosa, enorme vena cuyos leucocitos son neumáticos, refrigeradoras oxidadas... "Toda esta agua va para el sur... con razón" -murmura el respetable público mientras vuelven a ser la fotografía cansada de siempre.