martes, 25 de octubre de 2011

Compañero Félix Vásquez Moreno ¡Presente!

Lo asesinaron con la misma lógica operativa para mantener balanceado el ambiente de terror en Honduras: primero matan al hijo de Doña Julieta y luego, para compensar, matan un dirigente del FNRP.
El objetivo es crear un estupor tan fuerte que la sociedad entera se inmovilice al no poder encontrar el hilo político o puramente criminal de los golpes dados.

Ese es el método que viene utilizando Estados Unidos en todas sus intervenciones. El Departamento de Estado ya lo acaba de probar en Libia aduciendo que el asesinato de Gadafi es culpa del caos y de "grupos autónomos" indisciplinados.



Y mientras tanto, los asesinos del golpe de Estado siguen celebrando: