martes, 3 de noviembre de 2009

Para Marta Lorena Alvarado y las porristas del Opus Dei




Brevísima explosión del júbilo
Mater Dei, ora pro nobis pecatoribus
Llegan
flotando las monjas
leves despojos
sobre las olas del día.
Con su hábito de náufragas medusas
vienen, con suaves ponzoñas,
son cartas perdidas que el viento aleja,
memorandos mal hechos
del puño y letra de dios.
Las monjas tienen alma de carabelas
y sin muelles donde atracar
bogan con velas desplegadas,
vagan perdidas oteando desde el palo mayor.
Cuando veo a una monja
-cuando veo su inmaculado papel-
¡deseo decirlo!
¡cómo voy a callarlo!
me entran unas ganas enormes
de extender su hoja,
de amansar sus pliegues
y escribir
escribir incansable sobre él.

F.E.

3 comentarios:

Penetralia dijo...

Linda foto! quen es, tan hermosa?

Fabricio Estrada dijo...

Es Sofía Loren!!! Il diavolo!! jeje

Penetralia dijo...

Fabricio: que bom saber! agora perdi a paciência com Yoani Sánchez.

Veja lá minha postagem.

Abs do Lúcio Jr.