martes, 3 de noviembre de 2009

Colonia Divanna en Resistencia, domingo 1 de noviembre, Comayagüela






























Fotos: Mayra, Léster, Fabricio

Cuetes, perros , música, poesía, chepos enjaulados, agua, lluvia, rancheras, Nelson, Rosario, Memorias, Generalito... toda la industria de la alegría llegó a armar la feria de la Resistencia en la Divanna. Ahí estaba hasta Doña Flor Guevara, la madre del mundialista Amado Guevara, ahí estaba Doña Olga, la amiga chiclera que ha marchado 129 días seguidos con sus golpes y gaseadas.... ahí estábamos todos, de nuevo, valiéndonos un pito a lo que digan los políticos arrabaleros y el imperio de asesnos de los gringos!

2 comentarios:

Alexander López dijo...

Cuanto orgullo me da el ver en estas fotografias a mi gente. Siempre he sentido orgullo, pero mucho mas ahora que veo la conciencia que han desarrolado y la determinacion con la que se mantienen aun en Resistencia. Yo sabia que aquellas calles hoyosas y polvorientas que consumian el sudor de aquellos inocentes niños victimas del inhumano sistema, un dia sentirian sobre si el recorrido de ellos hacia la Libertad, hacia la Vida, hacia... LA VICTORIA.
Escuchen Colonias de Comayaguela, de Tegucigalpa, de Honduras. Escuchen Municipios, Aldeas, Caserios. Escuchen Paises, Regiones, Continentes. Escuchen habitantes del planeta tierra incluso los militares: En un rinconcito de Comayaguela hay un grupo de hombres, mujeres, jovenes, niñ@s y ancian@s que estan dispuestos ha llegar hasta el final para lograr que de una vez por todas se le de el lugar que le corresponde al pueblo dentro de la democracia. No tenemos miedo, pues que sentido tiene la vida sino nos dejan vivir.
Adelante hermanos Divannenses, hoy mas que nunca me siento 100% orgulloso de ser uno de ustedes y aunque hace 15 años sali del barrio mi corazon tiene su raiz entre ustedes. Adelante, Adelante, que la lucha es constante. Alexander López

Fabricio Estrada dijo...

¿Verdad que esto es patria, compañero? ¿Verdad que es una mezcla de tristeza y alegría? ¿Verdad que dan ganas de gritar de felicidad al vernos así, tan vivos?

va el abrazo, hasta la victoria, siempre!