lunes, 20 de julio de 2009

Houdini vuelve a casa - inédito F.E. 2009

Se me hizo luz, se me hizo escarcha
mota de polvo la palabra
se me hizo astilla
verbo incómodo
tumulto de buitres la acuciante palabra
llave perdida
brazo roto
especie de mármol que tallo a medias
naftalina
baúl enterrado
se me hizo imposible la palabra.

inalcanzable abrazo
se me hizo polvo y mentira la palabra
y con ella el cielo
y con ella el estruendo
simple sonido
sencilla brizna en el agua del ojo
sencillo y simple
dejar que los hechos
hagan humo
su elaborada estupidez
su intento maestro por salvarse
aun y cuando
nadie
aun y cuando
nada.


DE LA CONFIANZA EN LO HUMANO UNA VEZ QUE SE VIO PASAR TODA LA VIDA ANTE LOS OJOS Y NO SE PUDO ESCAPAR DE LAS DURAS AMARRAS QUENOS CIÑEN

Al menos
envidiarán el árbol,


ignorarán mi hijo



quemarán este libro.



EL BREVE PRODIGIO DE UN ÁNGULO EN EL CIELO

Afuera
el cerrojo de las nubes.

La luz -prisionera sedienta-
da vueltas conmigo en el patio;
ocho horas se afilan
y pienso en grandes bosques,
en el pequeño vuelo de los cetáceos
antes de ser engullidos por el mar.

Sólo quedan minutos
y puntas de flechas
dispersas,
breves laberintos en los que Ariadna
toma la forma del cielo
y deja un rastro de nubes para Teseo.

Afuera, existe sin horario
lo que pienso.

Crece la piedra, transparente
despaciosa, casi caracol
y se endurece.



PARTE POLICIAL, 3,500 a.C.

Luego de afilar su daga
escuchó las voces
y vio que en el cielo las nubes huían.

“Anda,
coge a tu hijo, a tu unigénito,
a quien tanto amas
y ve a la tierra de Moriah
y ofrécemelo en sacrificio,
allí en holocausto
sobre uno de los montes que yo te indicaré”.

Esperó durante horas.
Vio al polvo erigir murallas,
vio a la savia alzando árboles
pero el cordero que haría de relevo
jamás llegó.

Y entonces
lleno de rabia e impaciencia
lloró

mató.

1 comentario:

Revista Cidade do Sol dijo...

Nunca foi tão importante a poesia hein!

E aquela pergunta que fazia Adorno se deveria existir poesia depois de Auschwitz, que bobagem!