jueves, 30 de julio de 2009

32 días de lucha inclaudicable!!!!!

La represión se arremolina con violencia este día.

Veo convoyes con la misma expresión de estupor con que veía a los militares cuando niño. Y así, de la misma forma, con la misma mirada de animal rastreador, ellos me miran cruzar la calle, me evalúan, sospechan todo.

En la salida del norte, cientos de compañeros reciben la brutal acometida de los sabuesos. Decenas son vapuleados, quebrados sus huesos y acribillados.

Un nombre más se alza entre las nubes lacrimógenas... Roger Vallejo, un compañero más ha sido tocado por las balas en su cráneo. Roger Vallejo entrelaza su nombre al de los compañeros caídos; como un espino que se rasga a sí mismo, el dolor de Roger es el nuestro, nos arrebata la serenidad, demuele la razón.

Samuel, compañero poeta, valeroso compañero, ejemplo que vas con tu poesía encima de barricadas y retenes, compañero a quien golpean, a quien persiguen como a una bestia, a quien intentan humillar. Samuel Trigueros recibe los mismos golpes que recibe Carlos H. Reyes, el compañero artista Gabriel Galeano y tantos este día.

Yo no veo ninguna salida para que la dignidad huya con la cara lívida por el espanto, no, la dignidad alcanzada estos días tiene una estatura superior a los sueños, nos rebasa, arma nuestra sombra con andamiajes gigantes y nos exige firmeza, coraje, consecuencias que la vida ignora.

He visto pasar convoyes, patrullas cargadas de muchachos, aprisionados por sus propios brazos, como un ramaje que se corta para encender el fuego.

He visto pasar las armas y a miles con las manos desnudas, afrontando su destino, con una expresión de estatuas inmensas en los rostros.

Hoy es julio, sigue siendo julio. Treinta y dos días desde el inicio de esta pesadilla.


F.E.

1 comentario:

Penetralia dijo...

Hasta la victoria siempre!