miércoles, 23 de septiembre de 2009

Situación 23 de septiembre

A los golpistas le llega a la conciencia un rumor: se asalta, se desbanda, se acomete en turba contra los centros de almacenamiento de alimentos.

A los que asaltan los supermercados y que por primera vez participan indignados y furiosos en la convulsión del golpe les llega a la conciencia un rumor: ah, es con nosotros, el toque de queda y el cierre de los supermercados es con nosotros.

El golpe ha tocado por fin a un sector que vive al día, comiendo al día. Con el cierre por el toque de queda las pulperías se desabastecen y los fantasmas de las calles vacías deciden por sí mismos, vandalizan sin control ni ideología... y esto asusta más que nada a los señore empresarios... rezan a través de cadenas televisivas preguntándose el por qué la gente chusma es tan mala, tan desordenada, tan... no sé cómo traducirlo... tan animal.

Alrededor de 15 colonias y barrios salen a protestar en sus respectivas zonas, y aportan sus muertos, sus jovencitos y jovencitas y adultos que ya entienden a fondo lo que le pasó al Departamento de El Paraíso cuando le extendieron el Estado de Sitio por más de dos semanas continuas.

Como respuest a los fuertes piquetes que han seccionado a las grandes marchas de la Resistencia, la Resistencia misma ha surgido ubicua en Tegucigalpa y San Pedro Sula.

Los golpistas tienen una salida que los llama y llama: la guerra civil... necesitan urgentemente que la Resistencia se arme para encontrar el argumento filosofal para desatar la masacre. Sólo así podrían zafarse en estos momentos del acorralamiento que tienen. El dilema se les ha clavado en el centro del pecho, el jaque pende filoso y su nombre es José Manuel Zelaya, y la tierra de nadie ante la cual lloran y lloran es la Embajada del Brasil.

Muchos que necesitaban la prueba de fuego de Zelaya cruzando la frontera, ahora militan a despecho de todo, saben que metieron los dedos en la llaga y que también, la lucha es verdadera.

1 comentario:

Penetralia dijo...

Graças a vc, Fabrício, dei a notícia das mortes antes da poderosa (e conservadora) Rede Globo.

Adelante! Viva Zelaya presidente!