lunes, 7 de septiembre de 2009

Not found




Debo admitir que no toda lucha es la lucha del hombre. Entiendo perfectamente el dulce vacío que comporta el embrollo del otro. La hierba del vecino no está marchita con esta visión: es fluorescente, cabello de un gigante enterrado hasta la coronilla.

Pero también me debo a lo que comprendo más allá de la brutal intelectualidad que no desperdicia una gota de sudor bajo el sol, al contrario, una intelectualidad que encuentra en el solaz del conocimiento todo lo que lo humano debería buscar (y si es mejor con un te y ventanales al Sena).
Repaso de esta manera infinidad de blog "cercanos" del espacio exterior, links que un día aparecieron e intercambiaron un par de contraseñas con el fin de expandirse, nada más.

Pasamos en Honduras una lucha que debe haber dejado de ser noticia para la romántica casualidad de los revolucionarios mediáticos, una lucha que esperaron precozmente sangrienta y compulsiva ¡vaya desencanto el que deben tener a estas alturas! A estas horas cuando el razocinio le ha dado vuelta a todos los tornillos equidistantemente antes de cerrar la olla y que comiencen a hervir los golpistas.

Como no hay sangre no ven dolor, como no gritamos de dolor no ven humanidad, como no ven nuestra presencia física no hay necesidad de acercarse y preguntar qué pasó, qué reventó en silencio, qué es parte de un proceso y qué no lo es.

Con seguridad, la museografía es más revolucionaria en la blogalaxia. Sin duda los teóricos bloggeros se asquean de la realidad.

F.E.

3 comentarios:

ke dijo...

Cierto, lo que de verdad importa, no está en la blogosfera, aunque a veces uno se encuentre con gratas sorpresas. Como con ésta. Me han gustado sus fotos también.
Un saludo en resistencia.

Penetralia dijo...

muy bello su blog

É PENA, Fabricio, que Honduras está sumindo dos noticiários...dizem que foi somente um golpe numa "república bananeira" na revista Veja aqui do Brasil, assim como no blog de um tal Reinaldo Azevedo.

Xatruch Morazán dijo...

Comentario Morazánico:
Las conchas del mar se abren, y no hay perlas.
Los mangos están verdes y no tienen pelos que se nos enreden entre los dientes.
El fuego es fluorescente, ya no es combustión que arde y quema.

Hay un silencio que perturba, y es indiferencia.
Ya no hay tanto afán, ya no hay emoción... pero vienen las elecciones en noviembre.
No se han roto en llanto más mujeres, sólo la leña cruje.

Estamos tan informados que ya casi a nadie le importa, o si le importa se lo traga con tortillas y frijoles fritos a buena mañana, y quien no tiene qué comer, se lo traga con solitaria.

Pero se han percatado, ellos, los camisitas blancas, y también algunos locos izquierdistas... han notado que hay un medio nunca silenciado, un medio sin MIEDO, que sigue radiando, constante y no por odio, no por chantaje, no por política, sino por PATRIOTISMO.

Un blog, es un mundo que a veces no tiene identidad nominal del dueño, pero sí tiene identidad nacional, y sobre todo, tiene carácter y voluntad, porque la patria lo amerita.
Y los dueños del circo quieren jodernos, quieren cortarnos, nos denuncian, nos amenazan, nos perturban el sueño un par de minutos... pero se aburren porque son burros, se olvidan que somos tan nacionales como internacionales, y por lo tanto lo que nos suceda lo saben todos y en su mente no cabe la remota idea de una revolución que viene desde afuera gracias a los que estamos desde adentro.

¿Qué dije?... muchas palabras y pocas conclusiones quizá... algo cierto es que Honduras tiene voz, tiene letras, tiene sitios, y ya es virtual, y todos lo saben... Honduras no es de un par de políticos, es del PUEBLO.

Si nos quieren callar, usen la palabra, no alcen la mano.

Atte., Xatruch Morazán.