domingo, 15 de junio de 2014

Media hora después del partido Honduras-Francia en Brasil 2014

Psiquis.

El grave aislamiento mental que habita el jugador hondureño. El planteamiento huraño, egoísta, personalísimo de un Suárez narciso que cuida al extremo su imagen.

Psiquis.

La grave certeza de que "nuestro carácter" es demostrar que nadie nos pone un dedo encima y que por lo tanto si se atreven le ponemos la mano completa en la cara a quien lo haga. Un oscuro carácter el de los jugadores de la selección, mezcla de humillación previa a todo reto y de desquite contra la vida, contra quien quiera que tome la forma de vida que compite.

Ningún partido del mundial tan accidentado como éste, ningún partido con tanta tarjeta amarilla inundando la cancha hasta desbordar las graderías como un mosaico en manos de una ultra-barra que dijera: SOMOS MACHOTES Y ASI JUEGAN AL FÚTBOL LOS HOMBRES DE HONDURAS.

En ningún momento Honduras supo hilvanar un ataque, en ningún momento pudieron superar su condición de invitado y no de selección clasificada al mundial a través de partidos reales y duros.
Francia 3, Honduras 0 con tecnología o sin ella. ¡Estamos en el Mundial, señores! ¿Quién les dijo que a un mundial se le va a pegar al contrario como única estrategia de contención? Si con toda la prensa del mundo advertida sobre la rudeza de nuestro juego en los partidos "amistosos" ¿significa entonces que es el estilo impuesto por Suárez desde que se hizo la atrocidad contra Brasil? Un estilo que la policía hondureña explica muy bien cuando afirma que su peculiar forma de apabullar a golpes y luego investigar se debe a que cada institución policial del mundo tiene su estilo...

¿Es cultura entonces lo que vimos hoy? ¿Es incompetencia del entrenador? ¿Es una absoluta certeza de nuestro auténtico nivel de juego?
Contra Ecuador veremos un fútbol más duro, más alarmante en su incapacidad de echar aunque sea un gol. No habrá gol de mundial en Honduras. Si logramos un gol será por una extraña rabia que a todos llena de estupor.

1 comentario:

adidoj datrebil dijo...

La Rabia del hijo rojo/blanco
Por VlanKa Manzanilla Sandino

La Rosa más antigua dice que la abuelita que vive en la laguna sale por la noche buscando personas-plantas-hongos-animales-hogueras-etcéteras destinadas para ser multitud, cuando se encuentran, las ata-desata con un hilo rojo y otro blanco, así nunca se separan. Ahora la leyenda se replica también a bitácoras-personas-frutas-sombras-espejos-fantasmas que desean unirse-dejarse. Quedan atadas-desatados con hilo rojo-blanco y ya no habrá pre-texto de separarlas-unirlas. Una hija roja-vlanka, invisible-visible-audible, conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, a pesar del tiempo, del lugar, a pesar de las circunstancias y los ositos Michas(pendejos esos). El hilo puede tensarse o enredarse, pero nunca podrá romperse. Este "hilo rojo-blanco", es el que te une la voz con tu niña-niño perdido-mutilada-negado.
La Flor de Manzanilla: Con 7 colores se hace una cuerda finita, atar-des-atar en la piel de nuestras esperanzas la noche anterior a la fiesta de "Manzanilla", que es el día de ahorita? No se quita antes de la primera lluvia de la primavera en curso. Se corta y se tira al fuego de lluvia. Dicen que se convierte en hermanita que aparta-acerca todas las enfermedades de nuestras esperanzas. http://www.youtube.com/watch?v=isHScJrbDoE