sábado, 15 de diciembre de 2012

La negociación más dura

Y se tendrá que negociar... el gobierno del Lobo Pepe va en picada y la descomposición a todos los niveles es impresionante.

La consigna estratégica del golpe fue afianzar la militarización de las instituciones, y se logró casi en su totalidad, a excepción de la policía, cuyos altos mandos siguen negándose a retroceder aún y cuando tiene incrustado al tigre Bonilla entre ellos. La pugna sobre río revuelto, el cruce de un río plagado de lagartos, el cable tensionado al máximo, la posible insurrección policial... el ejército y la policía.

Y LIBRE? con toda seguridad tendrá que negociar ya que el proyecto está condicionado por la casi imposibilidad de que el Lobo Pepe llegue al final, y así, adiós constituyente popular, adiós elecciones 2013.

La ultra-derecha criolla hace acopio de cualquier esfuerzo para tentar a la policía. La embajada gringa tiene a las FFAA. Qué tiene LIBRE? Lo más cercano: la necesidad de poder de Juan Orlando Hernández, la instrumentación que éste hace del Congreso Nacional, el poder real con cierta balanza a favor para aprovechar las fisuras de ese mismo poder.

Los primeros pasos hacia el plebiscito y referendum se han dado. Ya no existe institucionalidad más fuerte que las FFAA. El contrapeso civil tendrá que venir desde una constituyente no programática... y se tendrá que negociar.

F.E.