jueves, 8 de marzo de 2012

XIOMARA CASTRO A LAS MUJERES HONDUREÑAS DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER



Este día internacional de la mujeres saludo a todas las mujeres hondureñas, especialmente a aquellas que con su ejemplo incomparable de valor y convicción, permanecen en la lucha frente a la violencia que impera en nuestro país desde el golpe de estado, y que, como sabemos, muchas han sido víctimas de la represión y la tortura.

Hablo no solo de quienes hemos marchado muchos días en resistencia contra la arbitrariedad; me refiero también a aquellas que sufren en silencio frente al fogón, en las fábricas, en la labranza, en la ardua tarea de sacar adelante las nuevas generaciones. Hablo de todas las mujeres que sin esperar reconocimientos, ni aspirar a la notoriedad, no claudican en la idea que un mundo mejor todavía es posible.

Sabemos que a pesar de todos estos sacrificios, los amigos de la avaricia en su ambición de riqueza, no descansan ni un minuto en seguir asesinando, y descuartizando comunidades enteras para infundir terror y miedo y sostener este sistema de horror a sangre y fuego. Hace pocos días todas las naciones fueron testigos del crimen más abominable de nuestra historia; el genocidio de Comayagua donde quemaron vivos a 359 seres humanos, la mayor parte de ellos sin condena, ni siquiera juicio. Eran seres amados por sus familias, hijos e hijas de nuestras hermanas, con quienes compartimos sus lágrimas de amargura por las constantes masacres que se ciernen sobre nosotras como una pena de muerte anunciada, sin limitación alguna.

No descansaremos, hasta vencer estas formas de barbarie, violencia y exterminio; esta cultura que nos discrimina y este modelo salvaje que, basado en el lucro desenfrenado, es capaz de matar en masa a nuestro pueblo. Pondremos toda nuestra fuerza para crear al hombre nuevo, libre de prejuicios contra las mujeres, pero también a la mujer nueva que sea capaz de rebelarse contra los patrones de dominación, sufrimiento, marginación y pobreza.

Abogamos por una sociedad que entendemos como el modelo de justicia e igualdad que tanto añoramos; el socialismo democrático. En este proceso tendremos, las mujeres hondureñas, que mostrar a nuestros compañeros a derrotar el miedo, y a conquistar la libertad.

Este día no me dirijo a ustedes como política en curso de un proceso electoral, eso es pasajero, es trivial; me dirijo a ustedes como compañera, eso es lo que importa, porque compañeras hemos de ser el resto de nuestras vidas.

Saludos compañeras, adelante, hasta la victoria final



Xiomara Castro
Coordinadora de Mujeres en Resistencia