miércoles, 21 de marzo de 2012

Gissel Moreno, presente!

Comay: dónde encuentro las palabras que rompan este espacio y me permitan despedirme sonriendo... o dónde aquella tormenta que compartimos entre flores y banderas rojas, en la movilización y en la alegría de la lucha... comay: hoy me hablaron de una muerte que no era la tuya, no dijeron tu nombre y ahora lo sé, ahora me impacta y se me revuelve dolorosamente. Te recuerdo con más vida que la vida y así tu vida, entonces, vence lo que ahora resulta una noticia trágica, perturbadora, imposible. Te agradezco la oportunidad de conocerte, de pertenecer también, en la lucha compartida, a lo más alto de tu entrega por los demás. Hasta la victoria siempre, mi comay, comay Gissel Moreno, querida comandanta...