miércoles, 22 de febrero de 2012

358 - Noé Lima, El Salvador

‎358

No
No me afecta trescientos cincuenta y ocho arañazos en la ceniza de la noche
no querida
solo son gritos que se alzan en el culo de la luna de cera en alguna funeraria
en el borroso tormento de cada nube tóxica que me nombra
no me afecta créamelo
son como moscas atiborradas de tatuajes en un escenario
en una ventana queriendo colarse en la memoria de algún fantasma
no
en verdad le digo
no me duele como la muela de mi infancia podrida
la que aun palpita cada vez que la nombro
ay por Dios si son hijos del espíritu santo no tienen que dolerse ellos por cada grito
allá serán benditos con la cremallera abierta de tanta violación
del pan que se robaron en la esquina donde el silencio se duele así mismo
se dobla la espina dorsal solo para recordarles
se halan los parpados con la cintura de las lagrimas que jamás olvidan
no
no me afecta que se quemen hasta el último de los cabellos como agujas
coaguladas por tanta llama
no son hombres querida
son bestias iluminadas por la nostalgia de alguna vela
son malos como el clima de este pueblo que debemos de quemar por completo
le digo que no me afecta verles en bolsas negras
que tanta pena da botarlas con lo que pudo ser bueno en esta tierra
para hacer una pira nuevamente en cada pupila derramada
con el incienso bendito de monseñor en cada homilía
no
de verdad le digo que son polvo ahora querida
como seremos todos al bordarse nuestros temblores de agua en cada invierno
como cuando partamos con nuestra nieve afilada en nuestros pechos querida
y deje de sentirme Dios para seguir asesinando
así como cuando deje de llamarme Porfirio querida.