viernes, 1 de julio de 2011

Daguerrotipo de los durmientes súbitos


Daguerrotipo de los durmientes súbitos

En la carga de Gettysburg
cayeron, a mitad de carrera
todos
mientras cantaban
muertos de sueño.

En el asalto a las murallas de Constantinopla
cuando los arietes reventaban la piedra
y enjambres subían por las atalayas
cayeron
todos
muertos de sueño.

En el chaco
una vez conquistado el pozo
los sedientos
saciados
cayeron
todos
muertos del sueño.


Extraño y súbito
el sueño que se aspira suave
como un polen
y hace que los hombres
se extiendan bajo el sol
como turistas cansados
hartos de matarse
unos a otros.

F.E.