lunes, 9 de mayo de 2011

Estadística



Cada 43 minutos y medio muere un hondureño. Así reza un titular. Esto lo habla un estudio. Cada vez que salgo a la calle veo el paisaje que 33 personas no verán más, los árboles que 1004 personas al mes se perderán, el cielo que 12,055 personas al año creerán fue una ilusión.

Hay estadios de fútbol que se verían atestados con 1004 personas. Hay salones de clases que bullirían de risas con 33 estudiantes, hay conciertos que tronarían con 12,055 gargantas coreando.

¿Cómo sería ver a 33personas desvanecerse de pronto en una calle peatonal? ¿Cómo sería ver desvanecerse a 1004 personas en un centro comercial? ¿Cómo sería una ciudad que de pronto, desvaneciera en un soplo a 12,055 personas?

Cada 43 minutos suena el timbre que anuncia el cambio de clases en los colegios, y los chavos y chavas se alborotan, le hacen chanza a la profesora. Unos se van a la cafetería y otros se escapan del colegio y nunca más vuelven; nunca nadie vuelve a saber de ellos.

Cada 43 minutos el empleado de banco mira el reloj y luego ve pasar 33 personas retirando o depositando dinero con el hastío de los desesperanzados.

El reloj en Honduras dura 43 minutos.


F.E.