lunes, 29 de junio de 2015

Piedras

Las válvulas de contención le están funcionando muy bien al sistema, al menos por ahora. La juventud sigue siendo contenida, lo que significa que se contiene el fin de la gerontocracia vigente, hoy por hoy, en Honduras. La movilización que conmemoraba el 28 de junio del 2009 lo demuestra, la movilización de las antorchas lo demuestra. Todo ese poder y se vuelve ola ante una muralla. Toda esa ola y la juventud a la orilla del malecón observando el estallido y el posterior repliegue de las aguas.

¿Hubieron 3,000 muertos por el saqueo del IHSS? ¿Hubieron más de 500 asesinatos políticos por el golpe de Estado? ¿Van más de 50,000 muertos por violencia criminal desde el 2006? Ayer quedé en medio e la lluvia de piedras que se intercambió con la movilización nacionalista en la zona de Emisoras Unidas. Vi la rabia de ambos lados. Rabia dentro del laberinto. ¿Cuántas piedras más tendrán que llover hasta que nos demos cuenta que su fuerza debe ser reorientada hacia un solo punto?
Que los nacionalistas hayan decidido movilizar su gente un 28 de junio da cuenta de la provocación y de lo insignificante que les parece la memoria de lucha del FNRP, y ya eso es una prueba de lo que esta élite -compartida con el liberalismo más frenético- piensa para Honduras.