viernes, 22 de noviembre de 2013

Viernes 22 de noviembre, dos días antes de las elecciones

Estamos a un día de las elecciones generales, las encuestas de opinión jamás dejaron de mostrar a una Xiomara Castro llevando la delantera por más de seis puntos. Las movilizaciones partidarias se dieron de manera masiva y no son, en la realidad tradicional vista en anteriores ocasiones, un punto definitorio: tanto movilizaron unos como otros, aunque la excepción está en que el oficialismo golpista metió a fondo todas las finanzas para crear la logística del bipartidismo, contrario a la movilización solidaria de los simpatizantes de LIBRE.
Esto es explicable, sencillo: LIBRE viene de tres años de movilizaciones en Resistencia al golpe, lo cual logró, poco a poco, fraguar una organización masiva que ya casi se conoce por instinto en cada una de sus partes a articular: colectivos del FNRP, colectivos barriales de LIBRE, organizaciones de apoyo en toda el entramado de la sociedad civil que se sumó el 28 de junio del 2009.

Xiomara adquirió una enorme personalidad. La vi en la concentración de cierre. Todo su ser estaba concentrado en responder a la fuerza poblacional que acudió a escucharla, y ella no decepcionó, su presencia sabía recorrer todas las vetas anímicas en alta tensión. Su tono de voz, que tanta confianza despierta entre jóvenes y mujeres, supo transmitir las verdades fundamentales que nacieron en la Resistencia contra el golpe y que luego, fueron fundamentos y debates en las grandes asambleas del FNRP. En realidad, Xiomara logró dar la síntesis de cuatro años de lucha ante la mayor masa que se hubiera reunido desde el 5 de julio del 2009. No hubo fisuras entre cada palabra de ella y cada expectativa, de la misma forma que no hay ninguna duda en que la asistencia el domingo será única.

Los medios del golpe han desatado una serie de mensajes de terror que no logran calar en la base decidida al cambio revolucionario. Nunca, una elección en Honduras, había tenido una presencia de observadores tan grande y tan diversa como ahora, lo que da cierta confianza a pesar de los hostigamientos que están recibiendo por parte de las instituciones del Estado bipartidista. Hace una hora, más o menos, para dar un ejemplo, fueron allanadas las instalaciones del ERIC (Compañía de Jesús) en El Progreso, Yoro, en la cual 166 observadores provenientes de Estados Unidos y de países centroamericanos fueron brutalmente requeridos por un contingente de Migración y Extranjería bajo sospechas que sólo ellos manejan, aunque es de imaginar que sus sospechas sean basadas en la posibilidad de que estos observadores vienen a ser una pieza de desestabilización dentro del "plan malévolo" que LIBRE tiene para el domingo, según denunciaron todos los medios impresos, televisivos y radiales del bipartidismo hace dos días.