viernes, 15 de noviembre de 2013

El sexto régimen tecnológico, la estrategia de la nueva guerra



Estas ya son otras palabras... vamos a tener que agarrar el hilo desde el principio:

“La tarea consiste en crear armamento y equipos militares que transformarán las guerras. El sexto régimen tecnológico cambiará la política de la guerra y elevará a algunos Estados a una supremacía que excluirá las bajas humanas”, subrayó Rogozin.

Según Rogozin, el sistema de “golpe global instantáneo” desarrollado por EEUU se basa en el concepto tradicional que estipula que es posible conseguir la supremacía sobre un Estado nuclear recurriendo a tecnologías innovadoras, en particular, a los nuevos descubrimientos físicos que permiten superar entre seis y 20 veces la velocidad del sonido..."

http://sp.ria.ru/Defensa/20131115/158557465.html

Expertos rusos de la Universidad Estatal de Moscú creen que el periodo de inestabilidad que vivimos podría dar paso a una guerra mundial en los próximos diez años, aunque no significa vayan a enfrentarse armadas de aviones y misiles de crucero, o se vayan a detonar bombas nucleares.

El académico hizo referencia a la teoría de los ciclos económicos elaborada por el economista ruso Nikolái Kondrátiev.  Según esta teoría, la economía mundial se desarrolla cíclicamente. Cada "ciclo de Kondrátiev" (o, como también lo llaman, cada "onda") dura entre 40 y 60 años. El cambio de ciclo suele ser causado por revoluciones tecnológicas y científico-técnicas.
Cada fase se compone de dos fases: la de crecimiento, cuando se observan ritmos de crecimiento económico considerablemente altos, y la de decrecimiento, con ritmos comparativamente bajos.
Además de los ciclos de Kondrátiev, en la teoría económica destacan los ciclos de media duración de Clement Juglar,  que duran entre siete y doce años, y los de larga duración de Simon Kuznets, de entre 16 y 25 años.
Malkov señaló que los especialistas de la MGU han analizado los ciclos económicos y el nivel de agresividad militar en el mundo durante los últimos 200 años y llegaron a la conclusión de que las guerras mundiales y los ciclos económicos están sincronizados.