miércoles, 27 de febrero de 2013

Petroglifos chinos de la Edad del Bronce representan rituales de notable carácter sexual



Los mojigatos no deberían adentrarse en la arqueología. La pátina de antigüedad puede hacer que un falo tallado en marfil, una figurilla de Venus, o la pintura de una vulva en una pared inestimable de una cueva, nos comuniquen algo desde un pasado mudo y distante. Pero si trasplanta esas imágenes al mundo moderno obtendrá consoladores, Playboy, y a la artistaGeorgia O'Keefe. Sin embargo, el arte erótico más prehistórico es abstracto, desencarnado. No representan explícitamente sexos enloquecidos "copulando sus cerebros" para la diversión y la fertilidad...