sábado, 26 de noviembre de 2011

Bala perdida - Oscar Amaya Armijo, Honduras


BALA PERDIDA

                                                           Oscar Amaya Armijo
 
Cuando la bala apareció acortando distancia, el entrecejo abrió  sus cauces para que la muerte transitara, sin problema alguno. A lo lejos, arrastrado por el viento, se escuchó el ruido seco, sordo, del hombre que había caído de bruces, sobre el asfalto.

                                                              A Ramón Custodio López