lunes, 18 de marzo de 2013

Pasos de la antigüedad


Toda esta perfección no es gratuita. Hay que interpretar lo que son capaces de hacer al recibir una orden y qué tan extendida vive "la orden" entre la población china. Cada desfile es un fuerte golpe de propaganda pero a la vez, una conformación permanente de "espíritu de cuerpo" entre los y las soldados.
En el caso coreano, el desfile es una muestra de la movilización permanente, un mensaje a sus enemigos de lo que esperan si se les ataca: una respuesta única, uniforme, unívoca, como quiera verse.

Occidente aún no termina de comprender una tradición militar de este tipo que se remonta a los grandes ejércitos de trabajadores en las obras de los emperadores. Toda esa coordinación nace de esa obligatoriedad que hizo construir la muralla y los grandes complejos palaciegos y funerales. Si Egipto aún existiera en su forma ininterrumpida de imperar, es decir, que si los actuales gobernantes aún fueran herederos del espíritu de -por ejemplo- de la dinastía faraónica XVIII, con seguridad sus ejércitos desplegarían algo parecido a lo que hoy vemos en China y Corea.

Los ejércitos, tal como los conocemos, regimentados y eslabonados en jerarquías inflexibles, nacieron, precisamente de ese absolutismo operativo en las pirámides y en las murallas.