sábado, 23 de marzo de 2013

Coágulo y mixtura en la época de Porfirio Lobo Sosa

Ayer viernes, en un día de hondas contradicciones muy hondureñas, llevé adelante mi ponencia "El homenaje en tiempos de la nota roja". Por la mañana, un asalto a un camión de transporte de valores había dejado el trágico saldo de 4 muertos y al mediodía, la histeria se apoderó de los clientes de un mall en Tegucigalpa cuando la policía montó un operativo de captura al interior del mismo.

 Fotos: Alex Pérez



A la misma hora que yo daba mi ponencia en el CAC-UNAH (Centro de Arte y Cultura de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras), se jugaba el partido de fútbol clasificatorio entre Honduras y México. Más de 45 mil personas le rendían en vivo un homenaje más al mal fútbol y otros 5 millones se unían a la transmisión del mismo. En los días anteriores, una intensa actividad de lecturas de poesía se desarrolló en la ciudad y ayer, viernes, seguía el ritmo en aumento en la actividad cultural cuyo máximo pináculo se concentró en la muestra gigante del maestro artista Santos Arzú Quioto, en el MIN (Museo de la Identidad).

¿Qué es toda esta mezcla? Pánico, dolor, escapismo, reiteración, locura, alzheimer colectivo, autismo, psicopatía, desastre, desolación... todo lo que Santos Arzú está gritando desde su exposición, toda la podredumbre que no entienden "las ratas atrapa-sueños" que se felicitan celebrando goles, que asisten a las muestras creyendo encontrar en la pintura un bello decorado que quizá rime con sus muebles de 50 mil lempiras... y se hacen los y las idiotas porque saben, en el fondo, que Arzú, que la poesía, que las bandas de rock están señalando sus actos criminales mientras ellos y ellas abren el espectáculo y se inventan homenajes infinitos, catafalcos sobre coágulos, sobre vómito, sobre lágrimas.
 Fotos: El Heraldo





Temo que el circuito artístico está volviendo a sospechar una crisis que se avecina aún más dura, siento que los artistas estamos volviendo a ser la rata o el conejo de los mineros, los primeros en advertir la falta de oxígeno...