martes, 5 de marzo de 2013

Comandante Hugo Chávez, ¡¡¡Presente!!!



Siento que se me ha muerto un familiar muy cercano.

Escucho a los momificadores. Escucho a quienes preparan la oración de las hienas. Adquieren, por segundo, la eterna carcajada contenida de una máscara. "¿Qué puede pasar ahora?" "¿Cuál es el futuro de Venezuela si ni siquiera pudo hacer el juramento como presidente re-electo?"... los momificadores no paran de especular... el compa ha muerto y el pueblo venezolano se apresta para demostrarle al mundo la profundidad de su revolución, la revolución viva que dio ejemplo a mi generación, la enorme alegría de un pueblo que se fue creciendo con él.

Y qué pequeños se ven ahora sus carroñeros, qué pequeños.

Mi compa, mi comandante, qué duro es llorarte y saber a la vez, que ahora, completás la dimensión absoluta de comandante de mi generación, así como otras generaciones tuvieron el suyo, así vos para la mía. Mi compa, gracias por tanto valor y entereza.

¡Viva el pueblo socialista venezolano!! Hasta la victoria siempre!!!