miércoles, 17 de octubre de 2012

La caza furtiva pone al rinoceronte al borde de extinción


Moscú, 17 de octubre, RIA Novosti.
Los cazadores furtivos exterminaron más de 450 rinocerontes en Sudáfrica en lo que va del año, batiendo el “récord” de 2011, informó este miércoles una fuente del Gobierno sudafricano.
“Desde comienzos de 2012 fueron matados 455 rinocerontes. Puesto que su población aumenta a un ritmo solo del 6% anual, estamos acercándonos a un momento en que empezará a decrecer irremediablemente”, dijo la directora del proyecto de conservación de los rinocerontes Christy Brebner citada por BBC.
En cuanto la mortalidad llega a superar la natalidad, empieza la extinción, explicó.
En 2007, los cazadores mataron 13 rinocerontes en el país. Pero en los cinco años posteriores la caza de estos animales aumentó en flecha. En 2011 fue marcado un récord: 448 rinocerontes muertos.
En 2012, la policía de Sudáfrica arrestó a más de 200 involucrados en la captura de esos mamíferos. Para luchar contra ese delito y contra la venta ilegal de cuernos del rinoceronte al exterior, el Gobierno desplegó unidades militares a lo largo de la frontera.
Pese a las medidas adoptadas, 272 rinocerontes fueron matados en el Parque Nacional Krüger, comunicó el Ministerio de Medio Ambiente de Sudáfrica.
La matanza bárbara de los rinocerontes en territorio de ese país, donde habita un 90% de toda la población de ese animal, está provocada por el alto precio de sus cuernos que gozan de mucha demanda en la medicina asiática.
Los médicos tradicionales chinos y vietnamitas por poco los proclaman una panacea, atribuyéndoles propiedades curativas “mágicas”. Aunque los científicos lo niegan rotundamente, un kilo de cuernos de rinoceronte cuesta 65.000 dólares en el mercado negro de Sudáfrica.