lunes, 15 de octubre de 2012

Papeleta electoral


El asunto ya es un hecho, no hay vuelta atrás como nunca hubo un cálculo. Junto a mi equipo de campaña me enfrentaré al tradicionalismo dentro y fuera de LIBRE, y lo haremos con la misma voluntad que tuvimos en los momentos contra el golpe de Estado en su primera etapa.

El avance de nuestra estructura participativa ha sido enorme y mantiene en vilo a los que creyeron que no teníamos la mínima idea de cómo avanzar entre la sospecha, el determinismo y la malidicencia política. Toda esa ingenuidad electoral, burda y de pocas propuestas está enfrentada a la praxis dialéctica que asumimos empuñar como arma de ataque, nada defensiva.

Cuando salí de casa ese 28 de junio del 2009 para ir junto a Mayra a las movilizaciones, no imaginaba todo esto, pero eso sí, sabía que era hora de poner en funcionamiento todo mi ser político. Aquí estoy entonces, de pie ante lo que venga.