lunes, 20 de octubre de 2014

Línea Blanca -René Morales, México

1.1

En un rincón del mundo
en donde sólo es posible la rabia
escuchen señores y amos de mi patria
afuera los que jamás fueron consolados

los que entienden la vida
como el acto de no estar muertos

le prenden fuego al mundo
y ya solo queda la seguridad                           
de que todo esto  ahora es imparable



1.2

Aquí siempre hay una segunda chanza
lo importante es no andar jotiando
y diciendo que ya valió verga 

aquí siempre hay una segunda chanza
por más jodido que se vea todo en esta ciudad
en donde el calor se acrecienta gracias al odio

aquí siempre hay una segunda chanza
ya que aún se puede respirar
el aire frio de la mañana
para saber de esa manera
que ni este libro
ni usted
ni yo existimos




Burdel el Bambi o solo dios sabe como se puede trabajar aquí

A mi no me sobra el pan
ni hablo sobre asesinatos
ni me interesan los ladrones de uvas
yo no hablo sobre el color de mis pasos
ni sobre el zumbido de los insectos
yo no hablo sobre mis labios cocidos
ni sobre el germen de trigo
que crece en las avenidas de esta ciudad abandonada

yo solo he venido hasta aquí
para sentarme a esperar un tren sin horarios
que me lleve un poquito más al norte






Monterrey 2:01

He aquí la justicia
la muerte de las bestias de lujo
un coagulo de sal
la  línea blanca
el sonido rojo y cortante
de un anzuelo de plomo cayendo sobre la hierba

he aquí la justicia
la gritadera de las hembras
el aleteo descompuesto
el matadero y sus rincones
el silencio de los caballos
-el viento-
el silencio que ahora vuelve
para apoderarse de la tarde







2.2

Algo queda de mí
en esta patria vacía
en esta fe sucia
en estas víctimas degolladas
como gallinas para un domingo de fiesta

algo queda de mí
en esta pedacería azul
en estas manchas rojas

que acompañan esta tarde inolvidable de ejecutados.