martes, 27 de mayo de 2014

Qualis artifex pereo - Fabricio Estrada

Falso.

Nadie avisa a nadie.

No hay tiempo.

La realidad es un bloque desprendido de un glacial.

Se te vienen las eras encima

los antiguos pingüinos emperadores

las osas polares con sus crías

el lago de Vostok íntegro con todo y su virginal agua pura.

No hay número íntimo presto a marcarse

no se cae un vaso a mitad del almuerzo de nadie

la realidad es un contenedor que pierde el equilibrio en la curva más pronunciada

no hay tiempo de evadirse

se te vienen encima latas de conserva, melones y mariscos

todo queda sobre vos y vos te congelas de inmediato

no hay grito

ni abrazo extraño por su exceso

ni plantita que se riega con esmero antes de salir de casa

ni mariposa negra revoloteando en la sala

ni reloj que se detiene con batería nueva

ni crepúsculo visto tomados de la mano

ni sorpresiva carta que se deja en el dintel con juramentos y te amo

la realidad es un bloque de apartamentos que se deslizan junto a la montaña

no es posible sacar los muebles

no es posible sacar las vajillas de la boda

no es posible volver a tener la fotografía

donde medio mundo aparece feliz y vos estás distraído

la realidad tiene prisa

pasa el viejo ejército sobre el Bósforo

tiene prisa

pasan los enormes bloques de piedra hacia Copán

tienen prisa

y vos te quedás abajo y no podés escapar

no dijiste adiós

ni entibiaste la bañera para cortarte las venas

ni frase célebre

nada

aplastado queda el que gran artista muere conmigo

y punto.

Sos nota roja pulsando

entre las manos de un sacerdote que abre tu pecho

con hermosos brillos de obsidiana.


F.E.