domingo, 13 de octubre de 2013

Oktuber Rest

Ha comenzado ese viento de octubre. Casi de puntillas, pero octubre al fin de cuentas. Sonaba azul (el viento y la luz del sol crean notas, y son colores. Humberto Akabal lo sabe muy bien), los gatos estrenaban alas y restregaban sus bigotes en las ramas más altas del mango. Todo invitaba a salir y olvidarse del gris incómodo de la almohada. Repaso "La Expansión hacia el oeste - Historia de la Frontera norteamericana" de Ray Allen Billington y sospecho que octubre es un territorio con el que debo especular, al que debo parcelar y vender sin ser mío. Así lo hicieron los pioneros calvinistas y así lo sufrieron los huroneses, los algonquinos, los otawas, los iroqueses, los crickasawes, los alabamas... vender octubre, pienso, venderlo a los traficantes de mi piel y saturar el mercado de invierno. Salto de libro en libro y el libro se transforma en un comics pues ya se diluye como mal presagio de Quiroga. De amor de locura y de muerte de Editorial Pictus le ha hecho tremendo homenaje a Horacio convocando a 18 ilustradores argentinos para hacerle versiones a relatos de Quiroga y el resultado es algo que conmueve. Todas las adaptaciones fueron realizadas por Luciano Saracino y toda la producción se enmarcó en la serie Historietas de colección Factor Fantasía. Un verdadero acontecimiento entrarle a octubre a través de semejante acierto gráfico  http://www.pictus.com.ar/libro/18/de-amor-de-locura-y-de-muerte

Entonces el día es fronterizo y sin aduanas. Se bebe caldo de pollo y se duerme por momentos luego de avanzar en la madrugada con Pink Floyd de fondo. Pocos buses, mucho azul abriéndose paso como Charlie Parker en un bar, pocos sobresaltos y una ráfaga de Sade y su Filosofía en el tocador. Nada excesivo, puro galope pullman y al final del día, la hipnosis de Hero en su desenlace. Mil veces vista pero siempre como si fuera la primera. Maravillosa tragedia oriental, maravilloso Ang Lee. Llueve octubre como si solo se tratara de un día y mañana se llamara noviembre.