miércoles, 11 de julio de 2012

La visita de la vieja dama a El Salvador - Jorge Sagastume




Hablando de Teatro:   La Visita de la Vieja Dama
Por Jorge Sagastume

Cuando llegué al Teatro Luis Poma de San Salvador ya casi no había donde sentarse. Cinco minutos después,  daba inicio la obra  con el teatro a reventar y con un público ávido y expectante de ver buen teatro y Tito Ocho, como siempre, el gran director de teatro de Honduras y de otras fronteras internacionales, le puso el toque mágico a los 120 minutos que dura esta tremenda pieza teatral.

 Antes de hacer una pequeña sinopsis de la obra y de su autor, quisiera-porque se lo merece-hablar de este legendario (y joven aún) director de teatro y, por supuesto, de su espectacular elenco que se resume como Teatro Memorias que se incluye dentro de algo más profundo y consustancial que se llama Asociación  Cultural Memorias.

Primero: hablar de Tito Ocho Camacho es hablar de toda una institucionalidad en el Teatro, no solo en Honduras, en Centroamérica, Colombia y porque no, en otras latitudes del globo terráqueo. Tito ha hecho teatro toda la vida y aquí no cabe la posibilidad de la existencia de un binomio entre él y el Teatro, pues Tito es el teatro; donde está Tito está el Teatro y que deleite de Teatro. Siempre es gratificante saludar a Tito, esté donde esté sigue siendo un desparpajo de alegría con propios y extraños.

Con más de 30 años de carrera teatral y codeándose con grandes dramaturgos de la talla de: Augusto Boal, Peter Brook, Andreas Beck, Alejandro Luna, Andrew Wade, entre otros y adaptando y llevando a escena obras de grandes escritores clásicos y contemporáneas  como Lorca, Moliere, Brecht, Shakespeare, Lope de Vega, Gogol, Weiss y muchos otros, Tito Ochoa, ya forma parte de los anaqueles de la mejor historia del Teatro en Honduras y de América Latina.

Segundo: Asociación Cultural Memorias viene haciendo un aporte sustantivo a la iconología nacional en la configuración de una cultura basada en símbolos, transmitiendo valores y normas con capacidad de permear una perspectiva constructiva de estado-nación. Un modelo cultural y artístico que facilite nuevas herramientas y formas de abordar e interpretar nuestra realidad nacional; sus obras siempre incitan e inducen a clarificar ideas (ideologías) formas y contenidos que tiene de trasfondo las facetas del poder de la autoridad, de la perfidia de sus gobernantes y todo se desvela con la varita mágica del arte y, sobre todo, con un teatro alternativo, comprometido y con una convincente calidad profesional.

La Visita de la Dama Vieja fue escrita por Friedrich Dürrenmatt nación en Suiza en 1921 y murió 1990. Dramaturgo y narrador en lengua alemana, además fue artista plástico. Hijo de un pastor protestante, estudió teología y filosofía en Berna y Zurich. Empezó trabajando como dibujante, grafista y crítico de teatro. "Escribo conociendo lo absurdo de este mundo, pero sin desesperar", dijo como comentario a sus comedias satíricas e inconvencionalmente moralistas en las que, a menudo, se mezcla lo cruel con lo grotesco que lo convirtieron en uno de los dramaturgos más significativos de la segunda mitad del siglo XX.
La obra fue escrita en 1955 y se estrenó en enero del siguiente año en Schauspielhaus de Zurich, obtuvo enseguida un enorme éxito del público y crítica. En 1964 se rodó su versión cinematográfica, interpretada por Ingrid Bergman y Anthony Quinn.  “ Es una obra de teatro de estilo épico con una fuerte crítica a la sociedad de 1956. En el teatro épico se asume que el propósito de la obra, más que el entretenimiento o el mimetizar la realidad, es presentar ideas e invitar al público a hacer juicios y a reflexionar acerca de ellas. Los personajes no imitan a las personas reales, sino representan los lados opuestos de un argumento, de arquetipos o estereotipos”.
Sinopsis. “Una vieja dama, convertida en multimillonaria, regresa un día al pueblo del que se vio obligada a marcharse hace más de cuarenta años. Ha vuelto para vengarse de un hombre que, en su juventud, la abandonó con una hija y la condenó al arroyo. Prostituta, esposa y luego viuda de un millonario armenio que le deja una inmensa fortuna, lo único que reclama ahora esta vieja dama es justicia y para ello no dudará en emplear el sacrosanto poder del dinero.”

“Esta obra también representa al teatro del absurdo, ya que el mismo se caracteriza por representar el sin sentido de la sociedad y cuestiona a la misma por medio del elemento de Shock. En esta obra la vieja dama está llena de prótesis en su cuerpo, una en unas de sus piernas y la otra en una de sus manos. También se distingue la crítica a una sociedad corrupta: esto se puede deber a las pasiones modernas movidas por el afán de dinero, en donde el individuo está atrapado en esta disyuntiva entre lo que es moralmente correcto y lo que el dinero puede hacer parecer correcto. Esto refleja a una sociedad corrompida, absurda, y capaz de quebrantar la moral para prosperar y salir de la situación de estancamiento económico debido al endeudamiento y a la falta de interés en el pueblo”.

“Por su contenido la definimos como  tragicomedia, una obra dramática en la cual se mezclan ciertos elementos trágicos y ciertos elementos cómicos para generar una atmósfera en donde la ironía está siempre presente y aunque se den situaciones incómodas, la comicidad las contrarresta atenuándolas.”

El contenido de la obra alude a un problema ético y moral que sigue y seguirá enquistado en la clase gobernante y la sociedad misma de nuestros países, donde cada día el hombre de devalúa a causa de un sistema monetario que es más fuerte e impone las reglas para mantener incólume el estatus quo.

Una gran producción para un  gran director de teatro nacional acostumbrado a transformar el arte de la dramaturgia en un suceso de extraordinaria belleza.

Comarca de Cuscatlán,
Julio, 07 de 2012.