miércoles, 3 de agosto de 2011

Larry Flynt

 He visto de nuevo Larry Flynt vrs. the people (me gusta más así titulado que la forma en que lo vendieron en español), y me ha parecido lo que es: una gran película. Milos Forman no sólo se contentó con explotar el impactante morbo de un multimillonario del porno usando su dinero para presionar la primera enmienda sobre la libertad de expresión, sino que entró a la compleja psique de Larry como espejo contrapuesto a la psique colectiva.

Creo que Woody Harrelson interpretó aquí su mejor papel desde Natural born killers, lo que demuestra su enorme capacidad para crear desequilibrios, una virtud actoral que quisieron utilizar para el reportero "chiflado" de 2012, lo que por supuesto le dio pimienta extra a la súper explosión del Yellowsmith.

Y Courtney Love... pues, Courtney se interpreta a sí misma en el papel de Althea. Y claro, le sale perfecto. De Edward Norton es poco lo que se puede abundar, sino es esa fácil manera que tiene para discursar como abogado.

 La fuerza de Larry Flynt en su vida misma, viene de esa conciencia personal asumida por su inestabilidad, la que de un momento a otro lo puede sumir en la más profunda tiniebla depresiva, lo que hace que cada  momento sea invaluable y definitivo. De ahí su descaro y su enorme gesto retador a todo aquello que contempla desde la cornisa del suicida. La sociedad es suicida, es hipócrita, la sociedad es un mientras tanto y nada hace más vital al hombre que su animalidad sexual, antes de morir enjuto en las rutinas de la moral.

Por ahí camina Larry, aunque los supremacistas blancos de la moral y las buenas costumbres lo hayan obligado a moverse en silla de ruedas.
Para conocer los interiores del juicio más importante de todos los que tuvo (la demanda y contra demanda impuesta por el Reverendo Jerry Fallwell), vean este link:



F.E.