lunes, 3 de noviembre de 2014

Ricardo Ballón - Bolivia

Nada fue mejor que conocerlo a través de una clave en la conversación: Jaime Saenz. A partir de la complicidad, así como una piedra imán, Ricardo me permitió un viaje por Bolivia sin necesidad de perder oxígeno, fui hacia sus alturas y no dejé de escucharlo en sus desbordadas montañas en miniatura. Cantó, leyó, fue amigo confesional a la orilla de la piscina en Juayúa, El Salvador, y nunca dejó de ser el gran poeta que es, palabra dulce sobre los salares, embajador de las nubes. Por él conozco la mayoría de estratos de esa plata poética boliviana y por él, en honor a su hermosa poesía, les comparto ahora a uno de los autores más finos del continente sudamericano, con toda su alegría y orgullo, por todas esas sampoñas que silban en él cuando lee.



De: “Cabriolario”
Para viajar
basta poner las manos al bolsillo
y dejar que el otoño nos despeine…
De: “O-ir al arroyo” (Haiku)
A nuestro lado
por todo el camino
sigue la luna.
         −◊−
En la cascada
derrama el agua
toda la música
         −◊−
Toca guitarra
la cintura del río
que te dibuja
         −◊−



De: “Al vuelo de las hojas”
Sin rumbo.
Caminar por esas largas  avenidas
de sombras desparramadas
y  sueños ausentes
cuántas veces
repetimos el trayecto
entre las mismas puertas cerradas
bajo los mismos balcones callados
y el cielo que se apagaba.
         −◊−

Lluvia callejera
La lluvia corría
como un perro temblando de frio
en esas calles apuradas
done brincaban
desesperadas las gotas.



De: “El diario de la sombra”

Un pájaro
                        El sol
con los brazos abiertos
cantaron una melodía
sobre las  aguas que corrían por el río
dejando volar al día.
         −◊−

Quietos
Esos pájaros
de alas extendidas
detenían el tiempo
en ese inmenso silencio azulado
las nubes se deshacían
y ellos ni se movían.

De: “Al canto del Cóndor”
Esos niños de piedra
En los brazos de los cerros
Duermen
Envueltos en las nubes
Mientras silba el viento.
         −◊−
En un rincón del cielo
Cerca del lago Titicaca
Vi un palacio hecho de noche
Repleto de estrellas
Dicen que ahí
Se esconden antiguos dioses
Que leen y charlan

Sobre las hojas de coca.

Ricardo Ballón Ch, poeta boliviano, nació en la ciudad del Illimani, en febrero de 1956. Sus primeros poemas fueron publicados en la revista de literatura boliviana “Hipótesis”, Antología nacional de jóvenes poetas, Bolivia, 1973.  Después de ser publicado en diversas revistas literarias y suplementos culturales, participó en diversos festivales de la cultura, el arte y la poesía, participó en el festival Ciudad de Nueva York, Latin American Poetry Festival NYC 2013 donde fueron publicados poemas de su autoría en la antología del festival. Participó en el  II Festival Internacional de Poesía en Tierra Nahua Pipil. Publicó “Cabriolario”, 2001, cuenta con los libros de poesía “O-ir al arroyo” libro de Haiku, “Al vuelo de las hojas”, “El diario de la sombra”, “Al canto del cóndor”, y el libro de cuentos “De-partir”, obras aún no editadas.