lunes, 8 de abril de 2013

Johanna Montero: La Fábrica Estudio, Honduras



08.04.2013 | 17:19
Conocí hace algunos años a la hondureña Johanna Montero transitando los caminos del arte contemporáneo emergente de su país, hoy en día me sorprende en tanto cosecha frutos desde otra brecha creativa, un diseño gráfico sugerente, pensamiento y carácter social, con el grupo La Fábrica Estudio; la reencontré por su reciente participación en la Tercera Bienal Iberoamericana de Diseño de Madrid 2012, de inmediato me motivó entrevistarla para catar esos activadores que la empujan desde su carrera y en el terreno cultural.
LFQ: El carácter de tu diseño actual, y en especial esta campaña “Vota Por Mi”, posee enorme porosidad con el arte actual. ¿Estás de acuerdo con mi percepción? ¿Cómo llegó usted al diseño gráfico-publicitario de incidencia social?
Johanna Montero
: Casi desde el inicio de mi carrera como artista he utilizado el diseño gráfico como la técnica con la cual he logrado expresar tanto ideas como ideologías. Creo que el proyecto “Vota por mi” es la suma de mi experiencia tanto como artista como diseñadora gráfica publicitaria, por lo que considero que la relación que pueda tener el proyecto con el arte, no es del todo directo pero si habla y hace énfasis sobre el contexto social, político y económico del país.
Johanna Montero, Campaña "Vota por mi", fotografía cortesía La Fábrica Estudio.
LFQ: ¿Quécaracteres sustentan al diseño gráfico de una campaña social cultural?
Johanna Montero:
 Pienso que puede ser el tema, la simbología (colores, texturas, fuentes, fotografías, lenguajes, etc.) y las herramientas o medios que se utilizan para llegar al público.
LFQ: El diseño actual busca cambiar actitudes, conductas. ¿Hacia dónde engatillas el visor creativo e investigativo y por qué?
Johanna Montero:
 La búsqueda de una comunicación directa con las personas, sin intermediarios, sin institucionalidad, sin burocracia y la necesidad de provocar (como idea altruista) una reacción entre las personas que padecen de tanta indiferencia y poca dignidad me llevan a utilizar el diseño gráfico como la herramienta ideal para llegar de forma masiva en los espacios públicos a esas personas. También como un mecanismo para resaltar de entre la multitud a las personas, niñas y niños que más han sido afectados por las malas decisiones estatales y sociales.
Johanna Montero, Campaña "Vota por mi", fotografía cortesía La Fábrica Estudio. 
LFQ: ¿Por qué seleccionar esa problemática social y a qué público va dirigida la campaña?
Johanna Montero:
 Soy una persona que camina por las calles del centro de Tegucigalpa, desde hace muchos años observo los cambios y transformaciones que han sufrido las personas, las calles y los edificios de esta ciudad, la mayor constante y que además va en aumento; son las personas y peor aún niñas y niños que viven y trabajan en las calles. Observo el nivel de mendicidad y la miseria extrema en que viven y eso lastima porque en algún punto se generaliza dentro del paisaje urbano y la miseria llega también con la indiferencia y el maltrato de todos contra todos.
Johanna Montero, Cartel No.1 Campaña "Vota por mi", fotografía cortesía La Fábrica Estudio. 
Hace muchos años inicie con la puesta en las calles de carteles que tenían los derechos humanos, con una grafica sumamente primaria y sencilla pero que incidía en los lugares donde tenía que hacer efecto, por ejemplo: el derecho a la vida lo coloqué en los hospitales públicos de la ciudad, el derecho a la educación en la fachada del Ministerio de Educación y así sucesivamente. Por lo tanto desde el 2006 mi nivel de observación se fijó mucho más en esas cantidades crecientes de personas que además de educación y salud necesitan una oportunidad para vivir dignamente, por lo tanto se convierten en una propuesta de campaña política para ser colocados como candidatos a la presidencia y así, intentar llamar la atención de los que transitan con el ideal de generar reacciones y conciencia sobre quién se merece el voto electivo. El público meta: los transeúntes, los indiferentes, los que no quieren ver la realidad por la que transitan a diario.
Johanna Montero, Cartel No.2 Campaña "Vota por mi", fotografía cortesía La Fábrica Estudio.  
LFQ: ¿Cómo elabora el lenguaje de los distintos componentes comunicantes: color, uso de tipografía, estructura compositiva, carácter de la imagen fotográfica?
Johanna Montero: 
El lenguaje es sencillo y no busca mas que llamar la atención de manera armónica y directa para crear una conexión rápida y memorable en el espectador, aún sabiendo que nadie se detendrá a leer con calma el texto de los carteles, nos atrevimos a plantear nuestro discurso en el texto con la esperanza de que alguien lo lea y ese alguien sea actor de cambio.
LFQ: Detallemos, en la campaña, el uso del círculo en rojo, fragmentado, ¿qué significado observa?
Johanna Montero:
 El círculo rojo y fragmentado es creado como una “marca” o “logo” que, además de ser un recurso estético lo planteamos para enmarcar específicamente la frase y que, en el caso de los carteles, remarca las fotografías y a las personas retratadas.
Johanna Montero, Cartel No.3 Campaña "Vota por mi", fotografía cortesía La Fábrica Estudio.  
LFQ: Se dice que en el diseño actual todos esos componentes hablan. La selección de una fuente tipográfica lineal, sin serifas, extrabold, un interletrado e interlinea casi inexistente, bastante cerrado ¿de qué mensaje es portador?
Johanna Montero: 
Tratamos de aproximarnos a la forma en que los candidatos políticos manejan su publicidad pero proponiendo nuestra propia estética. Al final, hablamos de fuentes frías, simples, serias e imponentes que nos remiten al tema que tratamos: indiferencia y conciencia real del voto electivo.
Johanna Montero, Cartel No.4 Campaña "Vota por mi", fotografía cortesía La Fábrica Estudio.
LFQ: Respecto al uso del rojo y negro, se dice que son los colores del intelecto, de lo revolucionario, ¿qué impacto busca tener en los receptores del mensaje?
Johanna Montero: 
Los colores del material son azul intenso, rojo y blanco, los colores que utilizan los dos partidos que han manejado el poder desde hace mas de un siglo en honduras.
LFQ: En el universo actual de la comunicación y los nuevos medios tecnológicos, ¿cómo se gesta el mensaje y cómo se comunica?
Johanna Montero: 
Como lo mencionaba antes, tratamos de aproximarnos a la forma en que los candidatos políticos manejan su publicidad, pero, excepto los carteles, regalamos camisetas, cobijas para los que duermen en las calles y bolsas para reciclar, todo esto como un primer acercamiento del proyecto. Esperamos este año 2013 tener un mayor patrocinio y poder llegar por más medios a más personas.
La intensión es que cuando las personas que tienen estos productos las utilicen se lea la inscripción “Vota por mi”, indicando que la persona que usa ese producto esta pidiendo el Voto cual candidato político.
Johanna Montero, Cartel No.5 Campaña "Vota por mi", fotografía cortesía La Fábrica Estudio.  
LFQ: ¿En qué se innova? ¿Se propone innovar o es una mera etiqueta para el diseño actual?
Johanna Montero: 
El proyecto propone hablar de temas poco tratados tanto el las propuestas gráficas como artísticas, innovando en la utilización de los medios y herramientas que utiliza o puede llegar a utilizar. Por lo tanto lo realmente innovador de la propuesta es su temática y los escenarios que esta utilizando para llegar a la población.
LFQ: ¿Cuál es el fondo de la campaña “Vota Por Mi”?
Johanna Montero:
 El fondo es dialogar con la gente y tratar de llegar a sus pensamientos e intentar que razonen mejor sus acciones políticas no por un fanatismo ideológico, si no mas bien por un futuro mejor para todos.
LFQ: ¿Cuál es el carácter de los activadores para hacer diseño hoy en día? ¿cómo llegó a ellos?
Johanna Montero: 
A nivel personal, creo que estamos en una etapa a nivel regional en donde el diseño se adecua a nuestras necesidades de expresión motivadas por cualquier tema o razón social, cultural o artística. Se vuelve para nosotros importante decir lo que sentimos y pensamos por el medio que mejor nos resulte ya sea diseño, grafiti, grabado, fotografía, dibujo, etc. Y que nos permite llegar masivamente a los públicos a la que nos queremos dirigir.
Llegar al diseño, en mi caso, tiene que ver con mi formación dentro de la Escuela Nacional de Bellas Artes y desde allí parto para integrar la gráfica como esa herramienta que necesito para expresarme como mujer creadora de forma particular y masiva.
Johanna Montero, Cartel No.6 Campaña "Vota por mi", fotografía cortesía La Fábrica Estudio.  
LFQ: Con este importante acercamiento a Johanna Montero y La Fábrica Estudio, me cercioro de la fuerza de un movimiento en el escenario del diseño en el istmo centroamericano, acorde con las oportunidades y realidades regionales: Hacer diseño no es somera cosmética para escaparates, desde hace tiempo se viene cargando la fuerza de un pensamiento pertinaz del cual se esperan muchos cambios. Tal vez, para cerrar, quisiera insistir en preguntarte ¿en qué contribuye el diseño a la vida en un país como Honduras?
Johanna Montero: El diseño es un medio para poder plantear ideas, y una de las formas en que puede llegar a aportar “calidad de Vida” es procurando que esas ideas que se comunican humanicen a las personas, que sensibilicen sus acciones en pro de un cambio positivo que contribuya a recuperar la dignidad, el respeto, los valores y la identidad de los pueblos.
Honduras esta en una crisis de violencia espantosa, que ha sido fomentada por la ambición y la corrupción que se han arraigado en nuestra cultura, la desvergüenza y la pérdida absoluta de valores no nos permiten visualizar una ruta de cambio positivo. Esa ruta podría a lo mejor vislumbrarse con un detonante que puede ser una interrogante, una idea o una acción venga de donde venga.