viernes, 25 de enero de 2013

Festival Mesoamericano de Poesía, Soconusco, México.

Gracias a la deferencia del poeta Ameht Rivera, he sido invitado a participar por Honduras en este festival. A continuación, una reseña que Ameth hace del mismo:


"Nuestros festivales independientes iniciaron en 2009. Un grupo de amigos nos reunimos en Huehuetán (el pueblo más viejo del Soconunsco), entre los que estaban los poetas: Juan Pereyra, Lázaro Gamboa, Salvador Ventura y Ameht Rivera. Para iniciar la aventura de los festivales independientes en nuestra región. Entonces fundamos los festivales “Ixquixóchitl” en el pueblo de Huehuetán y “Lorugo” en Cacahoatán, los cuales inscribimos en lo que dimos en llamar: Ciclo de Arte Independiente “Tlán-Tlán” el nombre además de una onomatopeya de las llamadas a misa (que en este caso serían una convocatoria a los festivales) era una suerte de homenaje al sufijo nahuatl “Tlán” que comparte la gran mayoría de los pueblos del Soconusco, verbigracia: Huehuetlán, Cacahoatlán, Tuzantlán, Huixtlán Tuxtlán, Itzcuintlán, Comaltitlán, Mazatlán, etc., mismo que significa abundancia.

El festival Ixquixóchitl, el cual se realiza en el mes de octubre sigue vigente y el festival Lorugo, quien tomó el seudónimo de un poeta y cronista recién fallecido de la ciudad, que se realiza en febrero fue evolucionando de un festival integral, es decir donde lo mismo había pintura, poesía, fotografía, teatro, etc., hasta llegar a lo que hoy es el proyecto Festival Mesoamericano de Poesía. Puesto que el festival Ixquixóchitl ya contaba con estas características, decidimos especializar el festival Lorguo solo para poesía, y además abrir de par en par nuestras ventanas para que entraran a a cantar a nuestra casa los pájaros de nuestro estado, de nuestro país, de Centroamérica.

Nuestra apuesta es Centroamérica y México (en ese orden). Reconocemos que en esta parte del continente están hundidas nuestras raíces; además compartimos con Centroamérica y más específicamente con Guatemala, cosmogonías, culturas (sí, así en plural), literatura (es el caso de Fray Matías de Córdova o Arqueles Vela, o el Pop Vuh tallado en las estelas de Izapa), incluso una lengua ancestral: el mam. Reconocemos que los límites políticos no son los límites humanos. Pero también somos mexicanos, y lo fuimos incluso antes del arribo de los peninsulares, merced a la conquista que perpetró el rey mexica Ahuizotl en el Soconusco, considerada por los habitantes del altiplano “la provincia más alejada del Imperio”.

Es decir; somos centroamericanos sin dejar de ser mexicanos, y viceversa. Y asumimos el reto de abrir un espacio de diálogo para la poesía que se está generando en Centroamérica y México. Somos un proyecto independiente, no formamos parte de ningún grupo. Somos el grupo sin grupo. No somos promotores culturales, somos artistas haciendo el oficio, sin cobrar un centavo, por el que le pagamos nuestros impuestos al gobierno. Nuestro bienamado Soconusco volverá a ser, año con año, el lugar de confluencia de todas estas inquietudes artísticas, literarias, humanas. Nuestra antigua palabra, Xoconochco, la voz de nuestros abuelos, de nuestros viejos abuelos, hará vibrar de nuevo las fibras adormecidas de nuestros jóvenes corazones. Y surgirá de nuestras entrañas el canto florido “in xochitl in cuictatl”, metáfora con la que los abuelos nombraba a la poesía.

Nuestra historia literaria no comienza aquí, Miguel de Cervantes Saavedra en 1590, antes de componer su obra inmortal, solicitó al rey Felipe II que le fuera concedida la gobernación del Soconusco. Le fue negada. Pero de haberle sido conferida quizá su inmortal Quijote hubiera iniciado así: “En algún lugar del Soconusco de cuyo nombre no quiero acordarme...”, después de eso otros tantos han hallado inspiración aquí en estas tierras, para escribir sus obras. Pero también han salido de aquí: Joaquín Vásquez Aguilar, Carlos Olmos, Arqueles Vela, Gastón de Vilac, Armando Duvalier, y otros tantos. Por eso en este siglo tenemos un gran compromiso con nuestra historia. Con nuestro pasado. Con nuestro futuro. Con Centroamérica. Con México. Con la poesía. Con la poesía. Con la poesía."

Ameht Rivera/Soconusco, MMXII.