martes, 20 de noviembre de 2012

Honduras: Desiguales elecciones primarias ponen en jaque al centenario bipartidismo

Honduras: Desiguales elecciones primarias ponen en jaque al centenario bipartidismo

Ollantay Itzamná
Rebelión

Santa Rosa, es la ciudad capital del Departamento de Copán (uno de los 18 que conforman Honduras), se encuentra a 219 Kms. de distancia de la ciudad de Tegucigalpa, en la zona occidental del país. Su población (que supera los 40 mil habitantes), es bastante tradicional y conservadora.

Es domingo, 18 de noviembre, día de las elecciones primarias a nivel nacional para elegir a los candidatos/as a la presidencia de la República, candidatos a diputados, a alcaldes/as y regidores/as. También se elige a la dirigencia de los partidos políticos. En el caso de los candidatos ganadores, competirán en las elecciones generales de noviembre del próximo. Ahora, en las primarias, participan 3 partidos (por primera vez), en las generales participarán 9 partidos.

Votaciones apabulladas por campaña electoral
Cuando nos aproximamos a la escuela “San Antonio”, en el barrio Prado Alto, nos recibe un ambiente de campaña electoral. Diferentes grupos de activistas políticos, instalados en bulliciosas carpas de campaña, acosan, con carteles en mano, a los vecinos/as que buscan su número de mesa en la escuela. Son activistas de los centenarios partidos políticos, Nacional y Liberal, que hicieron de Honduras lo que actualmente es.

Cuando ingresamos a la escuela, militares y policías armados, nos reciben con una mirada de desconfiana. Mientras, los votantes, en cantidades similares, hacen filas en las puertas de los diferentes recintos electorales. Cada quien en las urnas de su partido. Esta vez, en lugar de dos, son tres partidos. Por primera vez, desde 1985 (año en el que se estableció las elecciones primarias en Honduras), en estas elecciones primarias flamean banderas de tres partidos políticos: Nacional, Liberal y Libre. Éste último surgió, en 2011, como brazo político del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP). Movimiento social que nació, a su vez, para resistir al golpe de Estado del 2009.

En las aulas de votaciones, los miembros de mesa (que son también activistas de los mismos partidos políticos), desayunan mientras esperan el voto de sus correligionarios. Pero, los del partido Libre no desayunan, tampoco tienen activistas en las afueras del centro de votaciones que les envíen votantes, mucho menos propaganda electoral.

Sorprendidos por la campaña electoral en el día de las votaciones, avanzamos hacia otro centro educativo llamado “José María Medina”, cerca del mercado Santa Teresa, siempre en la ciudad de Santa Rosa.
Mientras caminamos, escuchamos por la radio que un pre candidato de algún partido político denuncia: “Aquí están comprando cédulas de identidad para evitar que la gente vote…”. Llegamos a las inmediaciones del centro de votaciones, y la campaña electoral es estridente. Carteles, afiches, banderas, gorras, se confunden con activistas que intentan ganar votantes para sus partidos y candidatos preferidos. Dentro, la prensa local entrevista a candidatos/as de su preferencia y personalidades. Casi todos del partido Nacional y Liberal.

Votaciones libres, pero desiguales
En los pasillos, un joven que viste una playera del partido Libre, al vernos con la cámara fotográfica, se nos aproxima, y con impotencia, nos dice: “Aquellos nos están quitando nuestros votos”.
En el interior del aula de votaciones del partido Libre, un integrante de la mesa electoral dice: “Lamentablemente, todavía hay miedo en la gente. Muchos no quieren ser vistos en las urnas de Libre porque corren el riesgo de perder sus trabajitos. Esperamos que sigan llegando más”.

Mientras tanto, a eso de la media mañana, Renato Rendón, delegado de Libre, reporta por celular, desde una aldea próximo a Santa Rosa de Copán (a 10 minutos de la ciudad), que: “Activistas del partido Nacional, de apellido Castellanos, pistola en mano, están intimidando a la gente para impedir que voten por Libre”.
Y nada nos dice que estas y otras denuncias no sean ciertas. Hasta hace tan sólo unos meses atrás, en sociedades conservadoras como la de Santa Rosa, ser resistencia era sinónimo de ser delincuente, pandillero, comunista, etc. Y, ahora, ser de Libre es “tolerado”, pero no aceptado. Y casi el 100% de las fuentes laborales empresariales, en este pueblecito, son de propiedad de patrones nacionalistas y liberales. Para afianzar esta prepotencia bipartidista en la región, la élite político religiosa, desde el pasado año, envío a la Diócesis de Santa Rosa de Copán al Obispo Darwin Andino, públicamente apologeta del golpe de Estado del 2009, junto al Cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga.

Así transcurrió la jornada de votaciones, en Santa Rosa de Copán, al igual que en el resto del país. Con denuncias públicas, no sólo de “compra de cédulas de identidad”, sino también sobre la captura de un activista político nacionalista con centeneras de cédulas de identidad, en su poder, en la ciudad de Tegucigalpa. Según Registro Nacional de Personas, para la presente contienda electoral, se imprimieron y entregaron más de 300 mil cédulas de identidad para que fuesen distribuidas por los pre candidatos políticos en campaña.

Con escrutinio de votos, pero no tan públicos
Al atardecer, volvimos por los centros de votaciones para observar el escrutinio y cómputo de votos. La Ley Electoral dispone que dicho acto es público, pero la mayoría de las aulas escolares, en las que funcionaron las mesas, se encuentran trabadas con pupitres. Adentro, realizan el escrutinio los integrantes de la mesa electoral en pequeñas fichas. Afuera, algunos curiosos se acumulan en las puertas y ventanas para intentar interpretar los resultados de sus votos.

Llegamos a una de las aulas de la urna de Libre. Al encontrar la puerta abierta, ingresamos y preguntamos a quienes realizan el escrutinio: ¿por qué dejaron la puerta abierta?, y el que “canta” los votos nos dice: “Aquí no tenemos nada que esconder. Que entren todos quienes quieran ver”.

Ya casi a las seis de la tarde llegamos a otro centro educativo en el centro de Santa Rosa. Encontramos la puerta cerrada con candado, y un militar desde adentro nos pregunta: “¿Qué desea Ud.?”. Y al ver el gafete de prensa internacional nos abre la puerta. Inmediatamente encontramos a la Custodio Electoral asignada a este centro de votaciones (una de las más de 6 mil que fueron capacitados y contratados por el Tribunal Supremo Electoral) Ella intenta explicarnos: “Estamos realizando el escrutinio de votos que es público, aunque tenemos la puerta cerrada por seguridad”

En el interior de la escuela, todos los recintos están trabados con pupitres. No pudimos ingresar a ninguno. Sólo intentamos mirar por encima de las cabezas agolpadas en las puertas.

Políticos tradicionales inconformes con los resultados
Los medios locales y nacionales anuncian algunos virtuales pre candidatos ganadores, aunque radio Globo (cuyo dueño y varios de sus periodistas son pre candidatos de Libre) se queja de que el sitio web del Tribunal Supremo Electoral que actualiza los resultados en el momento se encuentra colapsado. Mientras, en otros medios, los pre candidatos nacionalistas y liberales se declaran virtuales ganadores para competir en las elecciones generales de noviembre del 2013.

Entre tanto, Manuel Zelaya Rosales, Coordinador Nacional del FNRP y del partido Libre, sentencia por radio Globo: “La historia del bipartidismo en Honduras, con Libre, ha culminado”. Y Xiomara Castro, candidata presidencial por Libre anuncia por los medios: “Ahora lo que viene es la Asamblea Constituyente para refundar Honduras”.

Mientras tanto, Dilsia Cantarero, Coordinadora Departamental del FNRP en Copán, pre candidata a la alcaldía del Municipio de Santa Rosa de Copán, por la corriente FRP de Libre, evalúa la inédita jornada electoral en los siguientes términos: “Si bien no conseguimos la suficiente cantidad de votos esperados. Ahora, nos queda fortalecer al movimiento del FNRP para organizar y concientizar, sobre todo a la gente del campo, para liberarlos del dominio del bipartidismo”.

De esta manera, en una contienda electoral desigual, el partido Libre, sin financiamiento estatal, venciendo el cerco mediático y la criminalización impuesta desde los medios en su contra, rompió con el nefasto bipartidismo de casi un siglo en el país. La presencia de Libre en el nuevo mapa político hondureño, abre las posibilidades reales de la convocatoria a una Asamblea Constituyente para refundar Honduras. Además, es una posibilidad para oxigenar a la política y a la democracia hondureña con los nuevos y promisorios vientos emergentes desde América del Sur, y así ampliar la frontera del Sur y reducir la prepotencia geopolítica del imperio norteamericano.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.