sábado, 10 de febrero de 2018

José Ernesto Delgado - Puerto Rico



El sueño se hace a mano 
y sin permiso.” 
Silvio Rodríguez
25037-016

Ellos no quieren que tu nombre sea verbo
por eso enumeran tu cuerpo tras las rejas 
quieren enmudecer el grito de tus ojos 
cegar la voz de tu mirada victoriosa 
y así… hacernos olvidar tu resistencia

Pero esa fortaleza de tu verticalidad 
nos convoca a la línea a la lucha 
a defender los pueblos que el águila 
quiere comerse para luego vomitarlos 
y dárselo de comer a sus tristes bastardos del imperio

Los libros no cuentan que son 473, 353, 890 segundos 
que tus manos no han podido acariciar la luz 
que un enjambre de días seguirá pasando por tus pies 
y que una estampida de horas hace inventario de tu encierro
mientras crecen tus uñas combativas que escarban la herida del tirano

Algún día mis niñas leerán estos versos 
verán tu rostro que escribe en nuestros ojos solidaridad 
y dejarán de jugar con sus juguetes olvidarán la fantasía 
de mujeres maravillas batí-chicas barbies princesas 
ellas querrán llamarse como tú y ser las heroínas de los países oprimidos…*





“La libertad sólo es visible para quien la labra”
Silvio Rodríguez – Mariana
Jamás tu nombre lo escuché tan fuerte como hoy
era como una estampida de corazones latiéndote 
una llamarada de voces que te cantaban en la plaza
un ejército de árboles bailando 
un aguacero de niños que juegan a ser tú 
pero yo al saber de tu regreso 
no pude más que llorar tu felicidad.
La tarde tuvo un sabor a victoria 
a bandera alzada 
a himno revolucionario 
Oscar, tu vida es nuestra historia 
la de luchas sin renuncia 
la de fuego la de grito 
la de libertad.
La noche tiene un gusto a ti 
a tu voz estridente que no conozco
a tu sonrisa de pájaro que vuela desde los barrotes
a tus manos tibias y fuertes que dejaste en el cristal.
Mañana mis hijas sabrán que eres libre 
y al saber ellas también lo serán
porque aprendieron de tus años 
que la patria es sacrificio 
que no existe solitaria alguna 
que haga temblar el valor 
ni condena que mitigue 
la libertad de un pueblo.
Hoy celebramos tu entrega 
la gallardía de tus 35 vueltas al mundo 
y tú nombre que lo escribiremos en las calles 
en las paredes presas de la colonia 
en los adoquines, en los mármoles del nido de ratas 
para sumarnos a tu valentía y seguir la lucha.**




Casa de muñecas

Apiñadas todas bien puestas
en sus cuartos-calabozos
acostadas en sus camitas
vestidas de soledad y miedo
vivían inquietas y tristes.
En la casa de una tal virgen
las muñecas planeaban una rebelión.

Un olor carne quemada
desde Guatemala se esparció por mis ojos
llegaba con los gritos angustiosos con que la muerte se anuncia.
Y abrazos calcinados
lágrimas deshidratadas por el calor
voces mudas por el humo que hurtó sus canciones
y un silencio maldito se enredaba en las venas de los culpables.

Se dice que eran muñequitas mal portadas
a las que no se les invitaba para el té
o al juego inocente de la infancia.
Pero abusada su pureza las muñecas
iniciaron una protesta con la tea en sus cansadas manos.

Se dice que murieron calcinadas
las hijas de una madre pobre
las nietas de un abuelo enfermo
las hermanas de otras niñas que las lloran como yo.***
.



Nunca supe sus tres nombres
sus nombres castillos, dulces y hadas.
Tuvo la mañana de otoño la triste noticia de no verlos reír
de no escuchar el canto de pájaros alegres
naciéndoles de sus gargantitas.
Hubiera querido abrazarles
poder amarrar un hilo eterno a sus cometas
para que su felicidad siempre estuviera en vuelo
o los invitaría a jugar con Adriana
algún juego de esos donde sus risas contagiosas
me eleven hasta el árbol más alto y de ahí traerles frutas
pedacitos de nubes, gotas de sol y una que otra llovizna para su sed.
Pero me despertó el terror al conocer sus tiernas edades
y reconocer en mi hija la carita de cada uno de ustedes
con razón el día amaneció turbio
un llanto grande caía golpeaba las ventanas
retrasaba los relojes para no enterarnos de su partida prematura.
Jamás advertí sus voces de trigo y miel
no pude estrecharlos al pecho defenderlos
guardarlos entre las manos para cuando emplumaren
abrirles el cielo para su largo recorrido
si hubiese podido rescatarlos devolverles el aliento
que les ultrajó el espanto y que el futuro no previno
estuvieran ahora contándose historias o conspirando con la fortuna
y yo sin conocerlos y ustedes vivos aún.****




Hoy no podré jugar al policía en las calles de Cebú.
Mamá dice que la espere acá fuera
mientras se quiebra la espalda para darme el pan.
A esta hora mis compañeros estarían durmiendo
o escuchando alguna leyenda antigua
inventada para irnos a la cama temprano.
A mí me ha tocado madurar con la noche
aprender matemáticas sumando y restando hambre y sueños.
Conocer la historia a la vez que me trago el hollín de los autos
que me enseñan la ciencia de la contaminación con su monóxido de carbono.
En esta provincia mamá llora el espacio vacío que dejó papá
mis hermanos se divierten con adivinanzas
preguntando si volverá desde la otra vida.
Mientras, yo tengo que saber conjugar verbos
memorizarme los números pares e impares
si es que quiero ser médico o maestro.
Hace frío esta noche y mis pies descalzos
ya no pueden tolerar una caminata más.
Me duele la vida, ¿pero a mis nueve años
qué podré saber de dolores futuros?
Yo sabré curar a mi mamá de su tristeza
y les pondré el pan a mis hermanos en sus alegres bocas
pero primero debo terminar mi tarea
volver mañana a mi escuela y
disfrazar este pesado bulto de melancolía
en un liviano viaje de pájaro libre.
Me llamo Daniel Cabrera y curso el tercer grado
pero entiende que  pude haberme llamado Adriana, y,  ser tu hija.*****





Until the philosophy
which hold one race superior
And another
Inferior
Is finally
And permanently
Discredited
And abandoned -
Everywhere is war -
Me say war.
Bob Marley
Los veo llorar
arrancarse las uñas con los dientes

inmolarse por el dolor que les causan
las muertes de los “bendecidos”
por las calles de la capital de la moda destruidas, bañadas de odio
restregadas con sangre inocente.
Yo no he visto como se fragmenta
un cuerpo con explosivos
ni como llueven balas sobre los transeúntes
tampoco he sentido el estruendo de un coche bomba frente a mi casa.
Pero en mi niña he visto a 200 niñas más desaparecidas en Nigeria
200 sandalias huérfanas que me pesan al calzarla.
Aún se escucha llorar a Ruanda desde el 94, pero nadie dice nada.
Nadie reza por el Congo o por Gaza
no hay velas encendidas por los desaparecidos en las guerras fantasmas.
La guerra civil en el sur de Sudán sigue
hay niños que mueren de hambre y de olvido
pero en París estalla la matanza
y no existe más que ellos.
Boko Haram secuestra niñas
pero nadie llora.
En Palestina crecen bombas como árboles
pero nadie llora.
Se ahoga el futuro de un niño sirio
tratando de encontrar una onza de paz
pero nadie llora.

Es la hora de desatar la ira y  llueven bombas en Raqqa
pero nadie llora la niñez que se pierde en la guerra

si no viste de diseñador 
si no se llama Tiffany.
La humanidad es UNA
y cada niño/niña que se nos muere
es una raíz más que se seca
en las entrañas de la tierra.
 
¿Y por qué la guerra?, me preguntará Adriana
a la hora de la cena
mientras otras muertes son silenciadas

y un buche de comida me ahoga la respuesta.  




"Me gustaría poder borrar
todas las cicatrices que la estupidez humana
deja en el alma de cualquier niño."
Ramón Sampedro

¿Cuántos tiemblan de frío y hambre a esta hora
en la que duermes?

Si pudiera acogería cada uno,
limpiaría sus caritas curtidas de miedo,
amasaría el pan con el que pueda
hacerles sentir pájaros en sus estómagos
llenos de polvo y sed.
Pondría barricadas de flores frente a sus escuelas
para que ninguna bomba pueda identificar sus ubicaciones de paz
para que ningún hombre pueda cerrarla.
¿Cuántos zapatos huérfanos
cuántos parques desprovistos
cuantas cometas a la deriva
cuántos libros olvidados
cuantas sonrisas enmudecidas
cuantas canciones fragmentadas
por la insuficiencia humana?
Ahora que duermes y desconoces lo agrio de la vida
hay un niño jugando al esconder
sin reírse porque esa risa podría delatar su lugar
y es preferible aguantar la respiración
que pasen los perros e intentar sobrevivir otro segundo más.
A esta hora Adriana
hay otro padre que abraza a su hija
como queriendo guardarla en su pecho
por que la guerra ha vuelto a hurtar otra  infancia.





Promesas incumplidas


Me prometieron una ciudad virgen
limpia de lágrimas y dolor.
Una ciudad por donde transitaba el unicornio de Silvio
dejando magia en cada flor…

Aseguraban que la sombra triste no empañaría mi luz
que todo sería canciones, dulces y duendes, leche y miel.
Es decir, que la soledad ni el hambre
trazarían rutas hacia mi felicidad
dejándome silencioso y sediento

Me anunciaron un dios
que me protegería del acecho fantasmal
el ‘’te librará del abandono que deja sufrimientos”
y dijeron… dijeron… …y dijeron
que siempre estaría conmigo
pero aún espero sus milagros

Hoy ante el secuestro del terror
y el grito filoso de la rabia
bajo este frío que destaja el manto débil de su protección
pregunto por su mano mientras recibo un golpe odioso en mis alas…

Y prometieron una tierra fértil de abrazos
en la mirada transparente de los pájaros
pero me dejaron sombrío en este cuarto
con la única caricia que conozco
la del látigo… la del látigo…******



José Ernesto Delgado Hernández (Puerto Rico, 1981) es poeta y miembro fundador de Poetas en Marcha. La brújula de los pájaros (Puerto Rico: La Casa Editora de Puerto Rico, 2016), su tercer poemario, fue presentado en la Sala Principal del Ateneo Puertorriqueño, recientemente por Carlos Esteban Cana, William Pérez Vega y Ángel M. Agosto. Recitaron su trabajo poético Jéssika Reyes Serrano, Anamín Santiago, Noel Ernesto y José Raúl “Gallego” González. Amenizaron su poesía Teresa Sepúlveda y Emanuel Emilio Piñero Cruz.
Los otros dos poemarios de José Ernesto son Bajo la sombra de las palabras (Puerto Rico: Casa de los Poetas Editores, 2011) y Tatuajes del amor a la piel (Puerto Rico: Casa de los Poetas Editores, 2013). 


*A Ana Belén Montes
y sus 15 años en prisión
por no ser parte de la opresión al pueblo cubano.

**17 de enero del 2017,
Día que el Presidente Obama
conmutó la condena de Oscar López Rivera.
¡Día de Gloria!

***A las niñas que perecieron
por culpa de un incendio y del estado en el
Hogar Seguro Virgen de la Asunción en San José Pinula,
Guatemala.

****Dedicado a la memoria de:
Erick, Eileen y Emmanelis Seguinot

*****Dedicado a Daniel Cabrera,
cuya imagen estudiando en las calles de Filipinas se hizo viral.

******“La trata es una de las peores formas de trabajo infantil.
 Aunque no hay cifras exactas,
según las estimaciones de la OIT (en 2005),
entre 980.000 y 1.225.000 de niños y niñas
se encuentran en situación de trabajo forzoso
como resultado de la trata’’.
OIT
Organización Internacional del Trabajo.




No hay comentarios: