lunes, 11 de junio de 2012

Bitácora desde el Frente Electoral LIBRE -1


Bitácora 1

He decidido asumir la pre-candidatura para la Alcaldía de Sabanagrande por el Movimiento FRP-LIBRE (Fuerza de Refundación Popular-Partido Libertad y Refundación), surgido de las entrañas insurreccionales de la Resistencia nacional. Queda mucho por definir todavía en qué momento o por qué se ha decidido enfrentar por la vía electoral a las élites de poder que, precisamente, han utilizado desde siempre el sistema de “elecciones populares” como un instrumento más de dominio o de hegemonía cultural.

Una de las expresiones que más se repite en la base de Resistencia es la siguiente: “se nos pasó el momento insurreccional” y la otra es “ahora es el momento de ganar las elecciones”. La primera expresión está ligada a un deseo insatisfecho de revolución popular y la otra, por supuesto, a la confianza de ser una mayoría absoluta que solo necesita ser encauzada y organizada para el triunfo electoral.

De igual forma, afirmar que el momento insurreccional pasó conlleva una fuerte dosis de pesimismo que ha frenado, en muchos y muchas, el impulso de cambio estructural, deviniendo esto en un ascendente e implacable escepticismo hacia la organización del Partido LIBRE, o en el peor de los casos, en un fuerte rechazo a la transformación de la consigna al mensaje de persuasión política.

Este rechazo al mensaje político abierto (más allá del lenguaje de agrupación u organización política de izquierda histórica) no solo incluye a las compañeras y compañeros que rechazan de plano la vía electoral, sino que también a las y los militantes de LIBRE provenientes de organizaciones que deben, en estos invaluables momentos, acelerar sus niveles de auténtica motivación electoral con la consecuente caracterización de la “personalidad” electoral, es decir, la capacidad de encarnar la voz persuasiva, la capacidad de acercarse al pueblo cada vez más escéptico, la capacidad de inspirar haciendo presencia real y sin manerismos.

Está resultando altamente costosa para las pretensiones globales de LIBRE, la transición  de la “neutralidad activa” (militancia en organizaciones de cuadros) a “la actividad operante” (la iniciativa que interviene en el proceso objetivo -Gramsci).
Resulta claro también –de acuerdo a mi corta experiencia en el terreno político de mi municipio- que el agresivo discurso contra “los políticos” que el FNRP promovió y profundizó, es en este momento un arma que se está revirtiendo en nuestra contra, ya que la presencia de la Resistencia como partido político operante en el sistema exige un comportamiento “político” que solo adquirirá diferencia cualitativa si somos capaces de encarnar un mensaje revolucionario que se conecte con el hartazgo generalizado de la población.

Una vez que asumí las visitas de casa en casa junto a mis jóvenes compañeras y compañeros de Sabanagrande, supimos advertir las auténticas interpretaciones que da la base de Resistencia sobre el proceso electoral, y estas interpretaciones no tienen nada que ver con la intensidad de una consigna ni con ninguna referencia revolucionaria a la alfabetización política. Una vez que la base de Resistencia asumió la vía electoral también reactivó su juicio crítico respecto a los postulantes de LIBRE, con la única fórmula que ha conocido del terreno político con que ha convivido desde siempre: el “vaya pues, ahora convénzame”, es decir, que aún sabiendo que se está en Resistencia, necesita de propuestas concretas, necesita que sus postulantes tengan personalidad política, “viveza” política, carisma que la ayude o lo ayude a “jugársela” en una realidad que se asemeja a un jaripeo donde se mide la fibra para enfrentar al toro, o en su defecto, al pueblo.

Otra de las observaciones puntuales que hemos realizado es sobre la concepción religiosa del Kairos Vs. Revolución, Refundación o Transformación del país. Para un elevado número de fieles cristianos esta es la época del Kayros, el Tiempo de Dios, el Momento Justo para que lo divino tome posesión del mundo terrenal, y que resuelva, con su infinito poder, la violencia y la desolación que “los gobiernos del hombre” han dado en heredad a la sociedad hondureña.

Muy en el fondo de miles de cristianos y cristianas en Resistencia, también se esperó que la insurrección social masiva tomara la iniciativa de “redención y justicia” ante la humillante acción del golpe de Estado, y en los cálculos de estos compañeros y de estas compañeras también se tuvo –en su momento cumbre- las posibilidades de una respuesta popular armada, guiados por “el Líder Justo”, un líder que emergió no precisamente por exactitud histórica, sino que por haber convergido en él la humillación aún teniendo la legitimidad y la razón de justicia de un pueblo eternamente humillado.

Al no ocurrir la gran revelación insurreccional, estos miles de fieles han mantenido –a partir de ello-  un inexorable retorno al mecanicismo teológico que sí pone en manos seguras, aunque impredecibles en su tiempo exacto (la eternidad no tiene puntos de partida ni de llegada) la justicia y su oportuno castigo.
“Todo lo que está ocurriendo en Honduras ya está profetizado en las escrituras… a nosotros no nos queda más que rezar para que estas cosas sucedan de una vez y que Dios no quede como mentiroso (…)” Esto fue lo que nos respondió un señor en Los Portillos, Sabanagrande, ante las posibles soluciones que traería la Constituyente Popular para controlar la violencia sistémica. Cabe señalar que este hombre fue un militante activo de Resistencia y se movilizó en las calles de Tegucigalpa para protestar por el golpe.

Basado en esta última reflexión cristiana de base más otros muchos matices políticos tradicionales que he ido escuchando y presenciando en las visitas frontales, puedo asegurar lo siguiente:

1-      En Honduras, actualmente, existen dos monumentales oposiciones al proyecto LIBRE: el Bipartidismo histórico como un solo concepto-praxis y la fe mesiánica en el Kayros.

2-      En LIBRE corremos el terrible riesgo de que los militantes de organizaciones no asuman la actividad operante a favor de la neutralidad activa.

3-      La gran escasez de liderazgo asumido, puede impactar de manera desastrosa en cierto triunfalismo que basa su confianza en un supuesto: “el pueblo elevó su conciencia política con el golpe”, sin razonar que muchos momentos históricos frustrados han desembocado en un retroceso que va más allá del punto de partida.

4-      El conocimiento del “juego electoral “por parte de decenas de postulantes provenientes del tradicionalismo bipartidista, ya está llevando a muchos líderes de base a alejarse de los principios torales de Resistencia, priorizando en exceso la persuasión personalizada, el juego per se, sin referentes de Resistencia o de cambio social.

5-      De 10 personas (en el caso de las aldeas de Sabanagrande) 6 están con LIBRE pero solo 2 están dispuestas a trabajar en la organización, basados en la frágil seguridad que “el día de las elecciones se van a dar cuenta que detrás de las cortinas somos LIBREs” o en la alevosa premisa –oportunista- utilizada por algunos y algunas candidatas de que “votar por LIBRE es votar por el Partido Liberal, no se preocupen”. Urge entonces, una verdadera masificación de la organización a todo pulmón, la re-colonización de la esperanza en el mundo interior y geográfico, el no olvido de nuestros puntos de partida revolucionarios que nos exige darnos al pueblo.

Sin duda, hay muchas más reflexiones que iré describiendo a medida que avance en esta participación asumida dentro de la FRP-LIBRE. Estas apenas son las primeras de la Bitácora desde el Frente Electoral LIBRE.

Fabricio Estrada
Desde Los Nanzales, El Mogote, Los Portillos, La Cañada, El Calvario 1y2, Los Tanquitos, San Nicolás-El Río, La Trinidad, El Vino, Casco urbano.
11 de junio del 2012