miércoles, 4 de marzo de 2015

La Historia que Soy


Fui el tallerista, durante tres módulos, de esta profunda experiencia de vida. Alrededor de 60 mujeres de las colonias Nueva Suyapa y Villanueva (consideradas de alta incidencia de violencia) recibieron de mi parte -y gracias a la confianza del CPTRT- nociones sobre fotografía que condujeron a una larga sesión de auto-retrato y, luego, a la exposición. La técnica consistió en que ellas tomaran la cámara y dieran el encuadre que les gustara más de la compañera; una vez hecho el shot intervenía yo para editar y mejorarlo.
Durante los talleres en la sede de COMPARTIR, en la colonia Villanueva.


 Recuerdo el nerviosismo y la alegría de cada una de ellas, muchas de las cuales nunca habían tenido una cámara en sus manos, pero ahora lo que más tengo presente es el orgullo que vi en sus rostros al mirar sus retratos en la sala de exposición del MUA (Mujeres en las Artes). La poeta Mayra Oyuela realizó, de manera paralela, el taller de poesía que logró crear la introspección necesaria que rompería toda timidez ante la cámara.
Doña Crucita, lista para realizar su primera fotografía.

 El resultado es de consecuencias invaluables, estoy seguro de ello, sobretodo en estos momentos en el país donde se considera que todo ha sido socavado por la atrocidad.
 La inaguración en el salón principal de MUA. El Doctor Juan Almendares, en primer plano, Director del CPTRT.






Ahora veo hacia la zona donde ellas habitan. Las veo en su vida diaria, puedo imaginarlas ya, enfrentando con la más pura valentía toda la avalancha del silencio. Todas sus historias en su rostro y al final, el rostro de ellas siempre estuvo formado en el mosaico de casas que se ven a  lo lejos, en los cerros de Tegucigalpa.






El siguiente es la sinopsis que realicé para la muestra:

La historia que soy, es la indagación a la alegría de ser mujer, a  la valentía de asumirlo en medio de un entorno que insiste en imponer el rostro anónimo. Dar la cara por sí mismas, dar la cara con la honestidad que da ser sobrevivientes del silencio. Esta muestra es el producto de tres talleres de fotografía básica y de poesía (adjuntos a los talleres de grafittis, derechos humanos y seguridad ciudadana para prevención de violencia doméstica) facilitado por el CPTRT (Centro de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de las víctimas de la Tortura) en un proceso de auto-reconocimiento y de entendimiento de la imagen como registro inalterable, una serie de miradas y lenguajes íntimos que nos cuentan -en ese alfabeto de sutilezas tan propio del orgullo asumido-  el cómo la fuerza de este país sigue estando en la determinación cotidiana de la mujer.




Todas los retratos en el siguiente enlace:





4 comentarios:

Roberto Arizmendi dijo...

La cámara y las letras permitieron introyectar el ser en el ser, entrar a sí mismas para reconocerse a sí, ante a los demás, con los otros y frente a la historia.
Cada una de ellas ha descubierto a plenitud su condición de ser humano frente al mundo, para entenderlo, soñarlo y reconstruirlo y que se acerque cada día más a lo esencial.
Casualmente lo esencial es algo que de manera espontánea se da en la Naturaleza y en la relación con los demás, pero contradictoriamente se ha desnaturalizado por actos perversos surgidos del ansia ilimitada de dinero y poder, que al tergiversaarlo ahora hay que pensarlo de nuevo para que el sueño se construya y retome su forma, su fondo, su luminosidad, su colorido, su aroma de mañana fresca y agua limpia…
Reafirmo que debemos adicionar belleza a todo lo que vemos, tocamos, compartimos y amamos.
Has adicionado belleza, han adicionado belleza… y lo celebro.
Roberto Arizmendi
Coyoacán, 4 de marzo de 2015.

VOX PAPYRUS dijo...

felicidades poeta, gracias por compartir esta gran experiencia, le invito a que pase por mi blog: http://voxpapyrus.blogspot.com/
atte moises mayorquin.

Fabricio Estrada dijo...




Muchisimas gracias Fabricio, con tu permiso lo quisiera publicar en mi pagina de "Honduras acusa...." del Facebook.

Recibe un cariñoso y fraternal saludo desde Costa Rica!

Ana Franzen


Felicitaciones Fabricio! un extraordinario proyecto y experiencia,

gracias por compartirla

Abrazo

Adán Vallecillo


Bonita crónica poeta.

Karen Valladares


HERMOSO y gratificante!!, felicidades,
Karla Lara

Gaby dijo...

¡Felicidades querido! Hermoso proyecto