martes, 29 de marzo de 2011

Noches de la Antiguedad - Salambó


Menenhetet y Matho, Ramses y Amilcar, el desierto de Cartago y las enormes proporciones del desierto que bordea el Verde Mismo; Nefertiti y Salambó, la batalla de Kadesh contra los hititas y la batalla contra los mercenarios germanos... al leer Noches de la antiguedad de Norman Mailer regreso a la lectura de Flaubert con toda la voluptuosidad del decadentismo más acendrado, con toda la fuerza de una imaginación que ambos escritores utilizaron para el festín de los sentidos.

Las constantes reencarnaciones de Menenhetet y el trance en que cae al relatar su historia a Ramses IX y a su nieto, son una tremenda demostración de erudición que muy pocas veces alcanza la novela histórica moderna, tan acostumbrada a seguir el ritmo cinematográfico con el afán, por supuesto, de que a los guionistas se les haga más fácil adaptarlas para el cine.

Aquí no hay eso. Aquí hay un excavar y excavar que va revelando estratos asombrosos de la literatura total, algo que, por ejemplo, domina a la perfección Pamuk, Yourcenar y Mary Renault.

Altamente recomendables, si la paciencia se suma a las virtudes de la lectura total.

F.E.