viernes, 25 de marzo de 2011

Hoy viernes, continúa represión hacia el Magisterio y movilizaciones



Acción Urgente
Ejército y policía mantienen rehenes en sede magisterial

El Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH) denuncia ante la comunidad nacional e internacional, que la policía antimotines y el Ejército mantienen sitiada la sede del Colegio de Profesores de Educación Media de Honduras (COPEMH), en Tegucigalpa, donde se protegen  más de 30 personas de las acciones represivas lanzadas en su contra en horas de la mañana.
Además de sitiada con piquetes de efectivos militares armados en ubicaciones estratégicas, la sede de esta organización magisterial es objeto de ataques intermitentes con bombas lacrimógenas, que impiden la salida de profesores, estudiantes y periodistas protegidos en su interior.
La sede del COPEMH está ubicada en la entrada a la colonia El Hogar, cerca de las sedes principales de tres influyentes bancos señalados como financistas del golpe de estado militar de junio 2009 (Banco de Occidente, FIHCOSA y Atlántida), y del Instituto de Previsión Militar, IPM, que permanece custodiado por soldados.
“Nos consideramos rehenes del ejército y la policía” dijo una de las personas que habló a Radio Globo, tras fracasar en su intento de evacuar el edificio al mediodía. “Cualquiera de nosotros que intente salir a tomar aire al estacionamiento o recoger alimentos de las ambulancias de la Cruz Roja, recibe bombas lanzadas desde los alrededores”, describió.
La descripción fue apoyada por el profesor Jaime Rodríguez, presidente de la organización magisterial sitiada, quien elogió a conductores de taxistas y jóvenes estudiantes por defender el inmueble, que es atacado de día y de noche desde el pasado martes.
Hoy, en horas de la mañana, el periodista Richar Casulá y su camarógrafo, de canal 36, fueron atacados directamente por los policías antimotines, siendo ambos internados en el Hospital Escuela por socorristas de la Cruz Roja Hondureña.
Ambos comunicadores presentaban cuadros de intoxicación y trauma en el tabique nasal, por impacto directo de un cilindro de gas lacrimógeno disparado directamente a sus cuerpos.
Las fuerzas antimotines impidieron hoy que salieran las manifestaciones de padres, madres, estudiantes,  docentes  agrupados en el Frente Nacional de Resistencia Popular, desde la zona del Instituto de Previsión del Magisterio, INPREMA, hacia el centro de la ciudad capital.
Las protestas fueron reprimidas minutos después de iniciadas, con centenares de bombas lacrimógenas lanzadas por gatilleros en tierra y soldados desde helicópteros artillados.
En el edificio donde permanecen los rehenes funcionan locales comerciales y, más recientemente, la oficina principal de la Comisión de Verdad, que investiga los hechos ocurridos antes, durante y después del golpe de estado-militar.
Hacemos un llamado urgente al cese inmediato de las hostilidades contra esta sede magisterial, igualmente contra las sedes del PRIHCMA, COLPROSUMAH Y CORPUMH, asechadas por fuerzas policiales y militares.