jueves, 17 de abril de 2014

La luz del día en que Gabriel García Márquez murió

Un hilo de sangre dio vuelta a la esquina, subió al bus, bajó hasta dar con mi casa. Tocaron la puerta. Era Ursula Iguaràn, tan pequeña, tan antigua... Murió -me dijo-, la hojarasca se lo ha llevado.