viernes, 27 de diciembre de 2013

Ratas a cada rato

Rótulo de la Coca-Cola en el barrio El Reparto por Arriba, desmantelado por ladrones hace unos días.

Arriba está plagado de ratas, amigo, corretean por el entrecielo , ahí donde guardamos algunas cosas viejas que nos significan o definen, puras cosas simbólicas como una silla de bebé que fue tuya hasta que no dio más, unas gavetas sueltas como muelas de una prótesis dental de la abuela, los carcomidos baúles, en fin, las ratas se están comiendo todo (el reparto es por arriba) como todo Estado fallido suelta el tipo de ratas que podás imaginarte. Se llevan todo y ya van a caer  por aquí, la vajilla pública fue saqueada, las tapas para las cloacas pues, las redondas tapaderas de hierro colado donde se graba que eso pertenecía a una institución de algún país que fue o que es pero en otra dimensión. Se llevarán los pernos de los puentes, los medallones conmemorativos a poetas desconocidos, las aldabas de las puertas, las puertas sin aldabas, los barrotes de las ventanas que no impidieron el saqueo... todo será desmantelado y reutilizado como una rarísima caricatura de Roma...

Mirá amigo, esas letras de la coca-cola eran luminosas y casi nos daban el toquecín de Hollywood o de una navidad sin tregua. Vos te venías viéndolas desde que ibas llegando al centro y te daban una ganas de asombrarte y te asombrabas pero como con pena, la cosa es que ya no están, las desguazaron como todo lo demás que está mal parado y descuidadito. Aquí si no te ponés vivo te llevan la pared en la que te apoyás, el bote plástico del que bebés coca-cola y que los pepenadores ya te reclaman impacientes. Ponete vivo, las ratas hacen un relajo y ya bajan por las gradas, amigo, podés verlas haciendo una cadena de un parque a otro y al final de esa cadena -donde se pasa todo lo que se desmantela- hay un policía, un políticón o un ministro rata que también se goza de lo que ve pasar ante sus ojos chiquitos. Tegus queda bien, nos dijeron, Tegucigalpa es una palabra muy larga y hay que quitarle unas cuantas sílabas... al parecer, Tegucigalpa estaba escrita con hierro... hierro que ya fue arrancado, negociado... fundido.

Escudo de la República Federal de Centroamérica, estatua de Morazán, expoliada hace un  par de semanas, Plaza Central.