lunes, 4 de agosto de 2014

El horror móvil

He repasado los tuit de adolescentes israelíes. He leído los diarios israelíes. He escuchado las declaraciones "operativas" de los comandantes de la FDI (Fuerzas de Defensa de Israel) y en cada uno de ellos priva la ceguera y la virtualización del horror que están causando en Gaza. Eso a lo interno de sus medios de comunicación dirigidos a la ciudadanía israelí. Y sin embargo, en sus acciones bélicas atestiguadas por el mundo entero nada de retóricas. Pura y llana metralla y planeación sistemática de la muerte. La ceguera es tal al interior del sionismo que a sabiendas que los ataques con cohetes los llevarían a una trampa mediática irreversible, han decidido continuar sin dilaciones. Y a pesar de todas las bombas y Merkavas y drones y fuerzas especiales, Hamas hace circular el video de un comando atacando -a través de túneles- a una base fronteriza israelí con el saldo de 5 soldados del Tzáhal muertos durante la incursión.


¿Es la Resistencia Palestina capaz de mantener el dedo en el gatillo a sabiendas que Israel no dudará en bombardear hasta hospitales y escuelas sin interesarle la definición moral y las protestas de "la civilización" solidaria? La estrategia árabe de crear un frente profundo y atomizado en lugar de enfrentarse Estado contra Estado al parecer está funcionando ahora después de muchos años de planificación. Hezbollah es la prueba y Hamas ahora lo comprueba. Un frente móvil y con tantos entramados como túneles cruzan el desierto. Quizá estemos presenciando un retorno al medievo a pesar de toda la tecnología puesta en el campo de batalla. Minas y contra-mimas al pie de las murallas. Israel no podrá regresar al límite de donde partió cuando creó el sistema Iron Dome -nos atacan indiscriminadamente-, sus constantes yerros, su extremado apego al terror histórico de los progroms.