lunes, 25 de junio de 2012

"Los hombres somos un camino que anda" (Balzac)

 Sabanagrande, todo junio, todas las luchas que se iban dejando en espera de un tiempo incierto.











viernes, 22 de junio de 2012

A mis compas del Paraguay


Foto: Ariel Sosa

Mis compas del Paraguay: me imagino que entre ustedes también hubo una Marcia Villeda experta en falsificaciones de firmas; que entre ustedes creció un Ricardo Maduro convocador de la empresa privada en contra de Lugo, que entre ustedes comieron en la misma mesa de la conspiración, entre hostias y vino sacramental... 

Me imagino que a las orillas del Paraná firmaron con un neófito Romeo Vásquez guaraní la sentencia del golpe, que también tuvieron a su Jorge Canahuati moviendo mucha plata y medio para crear la desinformación... 

todo esto lo aprendimos en Honduras, ahora ustedes deberán recordar las noches de pánico de Stroessner, el silencio de los toques de queda y la muerte extra-judicial a manos llenas. Pienso en todo ello y recuerdo, paso a paso, cada doloroso día en que vi correr las hienas tras mi pueblo ingenuo... 

Paraguay: un país desprendido de Centroamérica




Hace algunos años, visité la República de Paraguay. A las primeras impresiones lo percibí como un país notablemente parecido al mio. Encontré gran similitud en los mercados, en los autobuses, en la gente apostada a las orillas de las calles en espera de transporte o para ofrecer en venta frutas o productos caseros a través de las ventanas de los autobuses. Las quejas de la gente, lo que escuché en la radio y la basura en algunas plazas, afianzaron mi percepción. No tardé en comprender que ese parecido entre Honduras y Paraguay, se podía resumir en la palabra pobreza. Más adelante al compartir mi percepción con un colega periodista de ese país, pasamos a analizar el parecido en lo histórico y político. Su apreciación fue contundente cuando dijo: "yo siempre he pensado que Paraguay es una país caído de Centroamérica" Su frase tenía raíz en la historia compartida en los problemas agrarios, en las carencias educativas, en las dictaduras, el militarismo, el servilismo a intereses hegemónicos internacionales. Ahora con los acontecimientos políticos, esa percepción sobre el parecido entre estos países, ha venido con mayor fuerza a mi mente. 

El juicio político al Presidente Fernando Lugo de Paraguay, es casi una copia a calca de lo hecho con el presidente Manuel Zelaya de Honduras, con la única diferencia que la Constitución paraguaya si contempla la figura del juicio político. A ambos se les acusa de no garantizar la propiedad privada, irrespetar instalaciones militares, atentar contra la institucionalidad, comprometer la soberanía nacional y propiciar la división y la lucha de clases y actos de corte comunista.

Otra similitud es haber gobernado con un frágil apoyo de la agrupación política que los llevó al poder, la adversidad del parlamento y de otra instituciones nacionales. No está de más mencionar la afinidad de ambos gobernantes con el Presidente Chávez, cosa que parece ser un delito grave en la mente de quienes aun están incrustados en el sistema político que domina al frente o desde la sombra en América Latina.
Ya en los hechos específicos, ambos han tenido que enfrentar una serie de acusaciones subjetivas en base a las cuales toman decisiones sus adversarios políticos actuando como juez y parte. En ambos casos, se trata de procesos ejecutados a la velocidad del rayo y reñidos con principios fundamentales del derecho. Pueden parecer legales a luz de los acomodos históricos de las leyes para preservar el orden establecido y cerrarle el paso a las ideas reformistas, pero no legítimas a la luz de las aspiraciones de las mayorías. 

Salvo que los sectores populares ejerzan un presión excepcional o las Fuerzas Armadas se pongan de lado de la voluntad popular expresada en las urnas, a juzgar por el balance de fuerzas internas en los espacios oficiales de toman decisiones, Lugo será separado de la presidencia. Por su parte los gobiernos vecinos desconocerán el nuevo gobierno y le aplicarán sanciones. Otros como el de los Estados Unidos, enterados de la conveniencia del cambio, lanzarán una invitación al diálogo y la paz que solo servirá para que el nuevo régimen derechista termine el periodo de Lugo y eche para atrás los avances sociales que este haya logrado. Pese al cerco mediático que los medios locales impondrán, el pueblo paraguayo en su mayoría condenará la decisión del parlamento. 

Las mismas fuerzas que corrieron a apuntalar a Micheletti, lo harán con el nuevo presidente paraguayo.
Así transcurirán los últimos meses del periodo que el pueblo paraguayo le asignó a Lugo. Pero el proceso de liberación de los pueblos no se detiene, los movimientos progresistas se reagruparán y de allí saldrá una nueva fuerza. Así es como Paraguay y Honduras afianzan su parecido.

Wilfredo Godoy Sandres
Periodista hondureño



¿Por qué derrocaron a Lugo?


¿Por qué derrocaron a Lugo?


Atilio Borón / Sábado 23 de junio de 2012
 

Hace unos minutos se acaba de consumar la farsa: el presidente del Paraguay Fernando Lugo fue destituido de su cargo en un juicio sumarísimo en donde el Senado más corrupto de las Américas -¡y eso es mucho decir!- lo halló culpable de "mal desempeño" de sus funciones debido a las muertes ocurridas en el desalojo de una finca en Curuguaty.


Es difícil saber lo que puede ocurrir de aquí en más. Lo cierto es que, como lo dice el artículo de Idilio Méndez que acompaña esta nota, la matanza de Curuguaty fue una trampa montada por una derecha que desde que Lugo asumiera el poder estaba esperando el momento propicio para acabar con un régimen que, pese a no haber afectado a sus intereses, abría un espacio para la protesta social y la organización popular incompatible con su dominación de clase.


Pese a las múltiples advertencias de numerosos aliados dentro y fuera de Paraguay, Lugo no se abocó a la tarea de consolidar la multitudinaria pero heterogénea fuerza social que con gran entusiasmo lo elevó a la presidencia en Agosto del 2008.
Su gravitación en el Congreso era absolutamente mínima, uno o dos senadores a lo máximo, y sólo la capacidad de movilización que pudiera demostrar en las calles era lo único que podía conferirle gobernabilidad a su gestión.


Pero no lo entendió así y a lo largo de su mandato se sucedieron múltiples concesiones a una derecha ignorando que por más que se la favoreciera ésta jamás iría a aceptar su presidencia como legítima. Gestos concesivos hacia la derecha lo único que hacen es envalentonarla, no apaciguarla.


Pese a estas concesiones Lugo siempre fue considerado como un intruso molesto, por más que promulgara en vez de vetarlas las leyes antiterroristas que, a pedido de "la Embajada", aprobaba el Congreso, el más corrupto de las Américas.


Una derecha que, por supuesto, siempre actuó hermanada con Washington para impedir, entre otras cosas, el ingreso de Venezuela al Mercosur. Tarde se dio cuenta Lugo de lo "democrática" que era la institucionalidad del estado capitalista, que lo destituye en un tragicómico simulacro de juicio político violando todas las normas del debido proceso.
Una lección para el pueblo paraguayo y para todos los pueblos de América Latina y el Caribe: sólo la MOVILIZACIÓN y ORGANIZACIÓN POPULAR sostiene gobiernos que quieran impulsar un proyecto de transformación social, por más moderado que sea, como ha sido el caso de Lugo.


La oligarquía y el imperialismo jamás cesan de conspirar y actuar, y si parece que están resignados esta apariencia es enteramente engañosa, como lo acabamos de comprobar hace unos minutos en Asunción.


Monsanto golpea en Paraguay: Los muertos de Curuguaty y el juicio político a Lugo. por Idilio Méndez Grimaldi (*)


Quienes están detrás de esta trama tan siniestra? Los propulsores de una ideología que promueven el máximo beneficio económico a cualquier precio y cuanto más, mejor, ahora y en el futuro.
El viernes 15 de junio de 2012, un grupo de policías que iba a cumplir una orden de desalojo en el departamento de Canindeyú en la frontera con Brasil, fue emboscado por francotiradores, mezclados con campesinos que reclamaban tierras para sobrevivir. La orden fue dada por un juez y una fiscala para proteger a un latifundista. Como resultado se tuvo 17 muertos; 6 policías y 11 campesinos y decenas de heridos graves. Las consecuencias: El laxo y timorato gobierno de Fernando Lugo quedó con debilidad ascendente y extrema, cada vez más derechizado, a punto de ser llevado a juicio político por un Congreso dominado por la derecha; duro revés a la izquierda, a las organizaciones sociales y campesinas, acusadas por la oligarquía terrateniente de instigar a los campesinos; avance del agronegocio extractivista de manos de las transnacionales como Monsanto, mediante la persecución a los campesinos y el arrebato de sus tierras y, finalmente, la instalación de una cómoda platea para la los oligarcas y los partidos de derecha para su retorno triunfal en las elecciones de 2013 al Poder Ejecutivo.


El 21 de octubre de 2011, el Ministerio de Agricultura y Ganadería, dirigido por el liberal Enzo Cardozo, liberó ilegalmente la semilla de algodón transgénico Bollgard BT de la compañía norteamericana de biotecnología Monsanto, para su siembra comercial en Paraguay. Las protestas campesinas y de organizaciones ambientalistas no se dejaron esperar. El gen de este algodón está mezclado con el gen del Bacillus Thurigensis, una bacteria tóxica que mata a algunas plagas del algodón, como las larvas del picudo, un coleóptero que oviposita en el capullo del textil. El Servicio de Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas, SENAVE, otra institución del Estado paraguayo, dirigido por Miguel Lovera, no inscribió dicha semilla transgénica en los registros de cultivares, por carecer de los dictámenes del Ministerio de Salud y de la Secretaría del Ambiente, tal como exige la legislación.


Campaña mediática


Durante los meses posteriores, Monsanto, a través de la Unión de Gremios de Producción, UGP, estrechamente ligada al Grupo Zuccolillo, que publica el diario ABC Color, arremetió contra SENAVE y su presidente por no inscribir la semilla transgénica de Monsanto para su uso comercial en todo el país.


La cuenta regresiva decisiva pareció haberse dado con una nueva denuncia por parte de una seudosindicalista del SENAVE, de nombre Silvia Martínez, quien acusó el 7 de junio pasado a Lovera de corrupción y nepotismo en la institución que dirige, a través de ABC Color. Martínez es esposa de Roberto Cáceres, representante técnico de varias empresas agrícolas, entre ellas Agrosán, recientemente adquirida por 120 millones de dólares por Syngenta, otra transnacional, todas socias de la UGP.


Al día siguiente, viernes 8 de junio, la UGP publica en ABC a seis columnas: “Los 12 argumentos para destituir a Lovera” (1). Estos presuntos argumentos fueron presentados al vicepresidente de la República, correligionario del ministro de Agricultura, el liberal Federico Franco, quien en ese momento se desempeñaba como presidente de Paraguay en ausencia de Lugo, de viaje por Asia.


El viernes 15 del corriente mes, en ocasión a una exposición anual organizada por el Ministerio de Agricultura y Ganadería, el ministro Enzo Cardozo dejo escapar un comentario ante la prensa que un supuesto grupo de inversores de la India, del sector de los agroquímicos, canceló un proyecto de inversión en Paraguay por la presunta corrupción en SENAVE. Nunca aclaro de qué grupo se trataba. En esas horas de aquel día se registraban los trágicos sucesos de Curuguaty.


En el marco de esta exposición preparada por el citado ministerio, la transnacional Monsanto presentó otra variedad de algodón, doblemente transgénico: BT y RR o Resistente al Roundup, un herbicida fabricado y patentado por Monsanto. La pretensión de la transnacional norteamericana es la inscripción en Paraguay de esta semilla transgénica, tal como ya ocurrió en la Argentina y otros países del mundo.


Previamente a estos hechos, el diario ABC Color denunció sistemáticamente por presuntos hechos de corrupción a la ministra de Salud, Esperanza Martínez y al ministro del Ambiente, Oscar Rivas, dos funcionarios que no dieron su dictamen favorable a Monsanto.
Monsanto facturó el año pasado 30 millones de dólares, libre de impuestos, (porque no declara esta parte de su renta) solamente en concepto de royalties por el uso de semillas transgénicas de soja en Paraguay. Independiente, Monsanto factura por la venta de las semillas transgénicas. Toda la soja cultivada es transgénica en una extensión cercana a los tres millones de hectáreas, con una producción en torno a los 7 millones de toneladas en el 2010.


Por otro lado, en la Cámara de Diputados ya se aprobó en general el proyecto de Ley de Bioseguridad, que contempla crear una dirección de bioseguridad a cargo del Ministerio de Agricultura, con amplia potestad para la aprobación para su cultivo comercial de todas las semillas transgénicas, ya sean de soja, maíz, arroz, algodón y algunas hortalizas. Este proyecto de ley contempla la eliminación de la Comisión de Bioseguridad actual, que es un ente colegiado de funcionarios técnicos del Estado paraguayo.


En tanto transcurrían todos estos acontecimientos, la UGP viene preparando un acto de protesta nacional contra el gobierno de Fernando Lugo para el 25 de junio próximo. Se trata de una manifestación con maquinarias agrícolas, cerrando medias calzadas de las rutas en distintos puntos del país. Una de las reivindicaciones del denominado “tractorazo” es la destitución de Miguel Lovera del SENAVE, así como la liberalización de todas las semillas transgénicas para su cultivo comercial.


Las conexiones


La UGP está dirigida por Héctor Cristaldo, apoyado por otros apóstoles como Ramón Sánchez - quien tiene negocios con el sector de los agroquímicos - entre otros agentes de las transnacionales del agronegocio. Cristaldo integra el staff de varias empresas del Grupo Zuccolillo, cuyo principal accionista es Aldo Zuccolillo, director propietario del diario ABC Color desde su fundación bajo el régimen de Stroessner, en 1967. Zuccolillo es dirigente de la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP. El Grupo Zuccolillo es socio principal en Paraguay de Cargill, una de las transnacionales más grandes del agronegocio en el mundo. La sociedad construyó uno de los puertos graneleros más importante del Paraguay, denominado Puerto Unión, a 500 metros de la toma de agua de la empresa aguatera del Estado paraguayo, sobre el Río Paraguay, sin ninguna restricción.
Las transnacionales del agronegocio en Paraguay prácticamente no pagan impuestos, mediante la férrea protección que tienen en el Congreso, dominado por la derecha. La presión tributaria en Paraguay es apenas del 13% sobre el PIB. El 60 % del impuesto recaudado por el Estado paraguayo es el Impuesto al Valor Agregado, IVA. 


Los latifundistas no pagan impuestos. El impuesto Inmobiliario representa apenas el 0,04% de la presión tributaria, unos 5 millones de dólares, según un estudio del Banco Mundial (2) aún cuando el agronegocio produce rentas en torno al 30 % del PIB, que representan unos 6.000 millones de dólares anuales. Paraguay es uno de los países más desiguales del mundo. El 85 por ciento de las tierras, unas 30 millones de hectáreas, está en manos del 2 por ciento de propietarios (3) que se dedican a la producción meramente extractivista o en el peor de los casos a la especulación sobre la tierra.


La mayoría de estos oligarcas poseen mansiones en Punta del Este o Miami y tienen estrechas relaciones con las transnacionales del sector financiero, que guardan sus bienes mal habidos en los paraísos fiscales o le facilitan inversiones en el extranjero. Todos ellos, de alguna u otra manera, están ligados al agronegocio y dominan el espectro político nacional, con amplias influencias en los tres poderes del Estado. Allí reina la UGP, apoyada por las transnacionales del sector financiero y del agronegocio.


Los hechos de Curuguaty


Curuguaty es una ciudad ubicada al este de la Región Oriental del Paraguay, a unos 200 km de Asunción, capital del Paraguay. A unos kilómetros de Curuguaty se halla la estancia Morombí, propiedad del terrateniente Blas Riquelme, con más de 70 mil hectáreas en ese lugar. Riquelme proviene de la entraña de la dictadura de Stroessner (1954-1989) bajo cuyo régimen amasó una inmensa fortuna, aliado al general Andrés Rodríguez, quien ejecutó el golpe de Estado que derrocó al dictador Stroessner. Riquelme, que fue presidente del Partido Colorado por muchos años y senador de la República, dueño de varios supermercados y establecimientos ganaderos, se apropió mediante subterfugios legales de unas 2.000 hectáreas, aproximadamente, que pertenecen al Estado paraguayo.


Esta parcela fue ocupada por los campesinos sin tierras que venían solicitando al gobierno de Fernando Lugo su distribución. Un juez y una fiscala ordenaron el desalojo de los campesinos, a través del Grupo Especial de Operaciones, GEO, de la Policía Nacional, cuyos miembros de élite en su mayoría fueron entrenados en Colombia, bajo el gobierno de Uribe, para la lucha contra-insurgente.


Sólo un sabotaje interno dentro de los cuadros de inteligencia de la Policía, con la complicidad de la Fiscalía, explica la emboscada, en la cual murieron 6 policías. No se comprende cómo policías altamente entrenados, en el marco del Plan Colombia, pudieron caer fácilmente en una supuesta trampa tendida por campesinos, como quiere hacer creer la prensa dominada por los oligarcas. Sus camaradas reaccionaron y acribillaron a los campesinos, matando a 11, quedando unos 50 heridos. Entre los policías muertos estaba el jefe del GEO, comisario Erven Lovera, hermano del teniente coronel Alcides Lovera, jefe de seguridad del presidente Lugo.


El plan consiste en criminalizar, llevar hasta el odio extremo, a todas las organizaciones campesinas, para empujar a los campesinos a abandonar el campo para el uso exclusivo del agronegocio. Es un proceso lento, doloroso, de descampesinización del campo paraguayo, que atenta directamente contra la soberanía alimentaria, la cultura alimentaria del pueblo paraguayo, por ser los campesinos productores y recreadores ancestrales de toda la cultura guaraní.


Tanto la Fiscalía o Ministerio Público, como el Poder Judicial y la Policía Nacional, así como diversos organismos del Estado paraguayo, están controlados mediante convenios de cooperación por USAID, la agencia de cooperación de los Estados Unidos.


El asesinato del hermano del jefe de seguridad del presidente de la República obviamente es un mensaje directo a Fernando Lugo, cuya cabeza sería el próximo objetivo, probablemente a través de un juicio político, quien derechizó más su gobierno tratando de calmar a los oligarcas. Lo ocurrido en Curuguaty tumbó a Carlos Filizzola del Ministerio del Interior y fue nombrado en su reemplazo a Rubén Candia Amarilla, proveniente del opositor Partido Colorado, al cual Lugo lo derrotó en las urnas en el 2008, luego de 60 años de dictadura colorada, incluyendo la tiranía de Alfredo Stroessner.


Candia fue ministro de Justicia del gobierno colorado de Nicanor Duarte (2003-2008) y se desempeñó como fiscal general del Estado por un periodo, hasta el año pasado, cuando fue reemplazado por otro colorado, Javier Díaz Verón, a instancia del propio Lugo. Candia es acusado de haber promovido la represión a dirigentes de organizaciones campesinas y de movimientos populares. Su nominación a Fiscal General del Estado en el 2005 fue aprobado por el entonces embajador de los Estados Unidos, Jhon F. Keen. Candia fue responsable de un mayor control por parte de USAID del Ministerio Público y fue acusado en los inicios de su gobierno por Fernando Lugo de conspirar en su contra para quitarlo del gobierno. Tras asumir como el ministro político de Lugo, lo primero que anunció Candia fue la eliminación del protocolo de diálogo con los campesinos que invaden propiedades. El mensaje es que no habrá conversación, sino simplemente la aplicación de la ley, lo que significa emplear la fuerza policial represiva sin contemplación.


Dos días después de asumir Candia Amarilla, los miembros de la UGP, encabezado por Héctor Cristaldo, ya visitaron al flamante ministro del Interior, a quien solicitaron garantías para la realización del denominado tractorazo. Sin embargo, Cristaldo dijo que la medida de fuerza puede ser suspendida en caso de nuevas señales favorables para la UGP (léase liberación de las semillas transgénicas de Monsanto, destitución de Lovera y otros ministros, entre otras ventajas para el gran capital y los oligarcas) derechizando aun más el gobierno.
Cristaldo es precandidato a diputado para las elecciones de 2013 por un movimiento interno del Partido Colorado, liderado por Horacio Cartes, un empresario investigado en el pasado reciente por Estados Unidos por lavado de dinero y narcotráfico, según el propio diario ABC Color, que se hizo eco de varios cables del Departamento de Estado de USA, publicado por WikiLeaks, entre ellos uno que aludía directamente a Cartes, el 15 de noviembre de 2011.


Juicio político a Lugo


En las últimas horas, mientras se redactaba esta crónica, la UGP, (4) algunos integrantes del Partido Colorado y los propios integrantes del Partido Liberal Radical Auténtico, PLRA, dirigido por el senador Blas Llano y aliado del gobierno, amenazan con un juicio político Fernando Lugo para destituirlo como presidente de la República del Paraguay.
Lugo depende del humor de los colorados para seguir como presidente de la República, así como de sus aliados liberales, que ahora lo amenazan con juicio político, con seguridad buscando más espacios de poder (dinero) como prenda de paz. El Partido Colorado, aliado a otros partidos minoritarios de la oposición, tiene la mayoría necesaria como para destituir al presidente de sus funciones.


Quizás se esperan “las señales favorables” de Lugo que la UGP - en nombre de la Monsanto, la patria financiera y los oligarcas - está exigiendo al gobierno. Caso contrario, se estaría pasando a una siguiente fase de los planes de copamiento de este gobierno que nació como progresista y lentamente va terminando como conservador, controlado por los poderes fácticos.


Entre algunos de sus haberes, Lugo es responsable de la aprobación de la Ley Antiterrorista, propiciada por Estados Unidos en todo el mundo después del 11 S. Autorizó en 2010 la implementación de la Iniciativa Zona Norte, consistente en la instalación y despliegue de tropas y civiles norteamericanos en el norte de la Región Oriental - en las narices del Brasil - supuestamente para desarrollar actividades a favor de las comunidades campesinas.


El Frente Guazú, coalición de las izquierdas que apoya a Lugo, no logra unificar su discurso, y sus integrantes pierden la perspectiva en el análisis del poder real, cayendo en los juegos electoralistas inmediatistas. Infiltrados por USAID, muchos integrantes del Frente Guazú que participan en la administración del Estado, sucumben ante los cantos de sirena del consumismo galopante del neoliberalismo. Se corrompen hasta los tuétanos y en la práctica se convierten en émulos vanidosos de engreídos ricos que integraban los recientes gobiernos del derechista Partido Colorado.


Curuguaty también engloba un mensaje para la región, especialmente para Brasil, en cuya frontera se producen estos hechos sangrientos, claramente dirigidos por los amos de la guerra, cuyos teatros de operaciones se pueden observar en Irak, Libia, Afganistán y ahora Siria. Brasil está construyendo hegemonía mundial junto a Rusia, India y China, denominado BRIC. Sin embargo, Estados Unidos no ceja en su poder de persuasión al gigante de Sudamérica. Ya está en marcha el nuevo eje comercial integrado por México, Panamá, Colombia, Perú y Chile. Es un muro de contención a los deseos expansionistas del Brasil hacia el Pacífico.


Mientras, Washington sigue con su ofensiva diplomática en Brasilia, tratando de convencer al gobierno de Dilma Rousseff a estrechar vínculos comerciales, tecnológicos y militares. Entre tanto, la IV Flota de los Estados Unidos, reactivada hace unos años después de estar fuera de servicio apenas culminó la Segunda Guerra Mundial, vigila todo el Atlántico Sur, en carácter de otro cerco al Brasil por si no comprendiese la persuasión diplomática.


Y Paraguay es un país en disputa entre ambos países hegemónicos, dominado aun ampliamente por USA. Por eso lo de Curuguaty es también una pequeña señal para Brasil, en el sentido que el Paraguay puede convertirse en un polvorín que quebrantará el desarrollo del suroeste del Brasil.


Pero por sobre todo, los muertos de Curuguaty es una señal del capital, del gran capital, del extractivismo expoliador, que asuela el Planeta y aplasta la vida en todos los rincones de la Tierra en nombre de la civilización y el desarrollo. Por fortuna, los pueblos del mundo también van dando respuestas a estas señales de la muerte, con señales de resistencia, con señales de dignidad y de respeto a todas formas de vida en el Planeta.

1- http://www.abc.com.py/edicion-impre... 2- Documento del Banco Mundial. Paraguay. Impuesto Inmobiliario: Herramienta clave para la descentralización fiscal y el mejor uso de la tierra. Volumen I: Informe principal. 2007. 3- Censo Agropecuario Nacional 2008. 4- http://www.abc.com.py/edicion-impre...
(*) Periodista, investigador y analista. Miembro de la Sociedad de Economía Política del Paraguay, SEPPY. Autor del libro Los Herederos de Stroessner.

lunes, 18 de junio de 2012

La ANDI pone recurso de inconstitucionalidad a la Ley de Reforma Agraria

En el caso de la Ley de Reforma Agraria, “nosotros sostenemos que es una ley que viola los derechos porque la Constitución garantiza que todos los hondureños somos iguales sin distingo de ninguna naturaleza, pero la Ley de Reforma Agraria solo le permite a una clase de personas tener tierra”, arguyó Adolfo Facussé, Presidente de la ANDI (Asociación Nacional de Industriales)... los patos le disparan a las escopetas... Es decir, la Ley de los Agrios.



viernes, 15 de junio de 2012

Foto 51

Quizá no parezca muy interesante, pero la fotografía publicada aquí arriba ocupa un lugar privilegiado en la historia. Conocida como Foto 51, es una imagen del ADN lograda por difracción de rayos X. Y, para muchos, se trata de la imagen más importante que nunca antes se haya tomado.


http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/06/120517_ciencia_genetica_foto_adn_lp.shtml

jueves, 14 de junio de 2012

Deriva continental o la incierta ruta


La incierta ruta
          
                    “Esta es la era del cambio y el riesgo… la gran deriva ha comenzado” (Henry Miller)

No es el tiempo el que importa. Importa aquello que hace al tiempo, que lo transforma o lo fija en su infinita deriva. Los miles de puntos particulares que somos, tal vez, intentando fijar las masas continentales que definen nuestro hartazgo o nuestra hambre, alejados de cualquier indicio de nacionalidad o de exótica interpretación.

El deseo de anclar la deriva de la humanidad, entonces, tiempo muerto y fraccionado que hace fuerza centrífuga y tensiona hasta romper las coyunturas de lo que fue esencial, de lo que fue asombro existencial y que ahora, hace surgir el tiempo nuevo que es arrastre, vórtice en la ilusoria consideración de los filántropos globales con sus cenas benéficas y sus miles de mondadientes desperdigados en todas direcciones, como semillas del hambre.

El trabajo donde perdemos toda nuestra energía y el empleo que nos esclaviza en una de sus dicotomías más perturbadoras; la articulación de lo inútil en una sola herramienta que se abandona  a la pleamar de un océano sin vida.

Estas son las primeras impresiones que recibí al entrar al espacio de la Alianza Francesa de Tegucigalpa, donde Léster Rodríguez dispuso su más reciente obra instalativa, Deriva continental, una de las incisivas muestras que, con gran empuje y oficio asumido, se han dado a conocer en nuestro circuito artístico-visual. Una vez que me permití la fascinación inicial, dejé que mi sentido espacial tomara las riendas de la lectura y así captar la correcta dimensión de la propuesta, sin atavismos, solo dejándome llevar por el ritmo visual ya impuesto por Léster.

"Si los mitos tienen un sentido, éste no puede depender de los elementos aislados que entran en su composición, sino de la manera en que estos elementos se encuentran combinados." Continúo mi apreciación desde Levy Strauss por una simpleza que asumo con un dejo de cansancio: la actual tragedia humana reside en su dispersión mediática y en la consecuente insignificancia que se le da a la calamidad de millones de seres, todo esto a través de los segmentados y risueños resúmenes noticiosos. La realidad se ha convertido en una rueda de la fortuna donde una bella presentadora le da vueltas y vueltas para extraer “lo que interesa”, “lo que puede convertirse en masivo”. El azar, precisamente, es lo que define la importancia o no de nuestras tragedias.

Resulta paradójico, por igual, que una vez que el gran ojo mediático ubica su atención en un acontecimiento, la realidad misma es sobre-expuesta hasta el exceso, y bien lo acotaba Camus: “todo exceso produce insensibilidad” (en este caso, la sospecha de que algo realmente ocurre), de la misma manera en que los miles de mondadientes terminan siendo –ante la portentosa obsesión artística de Léster- apenas un efecto para llenar la forma.

La mediación del dolor, de la necesidad con todas sus aspiraciones (trabajo, recompensa, salario) es un simple destello en el zapping del aburrimiento enajenado. Podrían transcurrir siglos antes que la maquinaria se estropeara y nos permitiera advertir el gran lago de sal que nuestra fragilidad ha moldeado y concentrado, limpiamente, como lo pudiera hacer un avión de papel que describe círculos concéntricos y que termina multiplicado en miles por causa de la reiteración, de la redundancia, de la incierta ruta de los débiles, que en sí misma, es la auténtica e implacable fuerza de los excluidos.

Esta movilidad –el piso que ya se está desplazando bajo los pies de la ciega globalización- imperceptible desde la Mass Media, es la que Léster Rodríguez intenta fijar conceptualmente. En manejo de espacio y síntesis, en la sensación de estar ante un aspaviento mágico (el prodigio dentro del mito)y, por supuesto, en la contundente atracción estética, puedo asegurar que Deriva continental ha logrado desplazarnos de la idea de la modernidad hasta el punto de retorno donde el tiempo retoma las fuerzas del mito y el mito vuelve a fraguar lo humano.

 Fabricio Estrada
14 de junio del 2012

miércoles, 13 de junio de 2012

La rabia que incendia

 En estos momentos rasgan las moto-sierras. Los bomberos acometen con total mecanicismo la tarea encomendada. La vecina de la primera casa en mi bloque (zona 3 de la Cerro-Grande) ha conseguido una orden municipal para "podar" los árboles que "amenazaban caer sobre la casa".


Frente a la casa pasa el cableado y las ramas sí son un peligro, pero... los árboles crecen con su sombra hacia el parqueo donde nadie ni nada es perjudicado. Pero esto no importa, los bomberos lo cortan todo, implacables, insensibles. Junto a mi esposa subimos el bloque, corriendo, cámara en mano, pero ya es tarde. Me encuentro ante la vecina que pagó L900.00 en la alcaldía. Me dice: "yo sembré esos árboles y yo tengo derecho a cortarlos".


Le pido a los bomberos que reflexionen la orden y que entiendan lo que están llevando a cabo sin ninguna consideración. "No vaya a tomar fotos - me dice el bombero de apellido Lazo- puede salir perjudicado". Hago un intento de humanizarlo pero la señora Rosario, con las órdenes en mano, lo alienta diciéndoles que todo es legal, que ella tiene derecho. Las ramas de los tres árboles caen en pedazos. Hace un par de años, un Capitán bomberil de apellido Valerio mandó a cortar dos pinos que crecían justo al lado de éstos que ahora caen. ¿Razones? Los árboles le quitaban la vista a la fachada de su casa recién construida. Por pura vanidad e insensibilidad ambiental el Capitán Valerio nos cortó dos hermosos pinos.

Ahora, el bombero Lazo ha tomado la actitud de un soldado o policía. Toma su celular y hace la clásica llamada a "alguien importante". "Aquí hay un tipo revuelto... ¿qué procedemos a hacer?
En Honduras, todo aquel o aquella que quiere zanjar un asunto adquiere este tipo de militarísimos disfraces psicológicos. Yo sigo tomando las fotos para al menos denunciar gráficamente algo ya insalvable. "Deja de hacer eso o te va a ir mal", me dice Lazo. "Y además, ¿quién sos vos?"... otra típica afrenta del pensamiento militarista. "¡Soy un ciudadano y estos árboles eran mis vecinos, la única frescura de este bloque!" le respondo ya exasperado.

La señora Rosario me sigue y me muestra los papeles de la alcaldía. ¡El formalismo... el formalismo... el formalismo! en lugar de "el horror... el horror... el horror!" No hay ley en la Honduras del golpismo que no esté desligitimada por su propia insensibilidad, por lo que resulte lógicamente espantoso que las brutalidades cometidas y acometidas por las "autoridades", cualquiera sea su índole, siempre sobrepasen su objetivo de contención: si hay orden de desalojar una toma disparan, si hay que desalojar a un grupo campesino torturan y matan, si hay que perseguir a un sospechoso ametrallan, si hay que podar áreas verdes... talan.

Las moto-sierras ahora callan. La vieja imagen del bombero ciudadano ahora es ceniza. Ahora dentro de la actitud de muchos bomberos arde la llama de un militar prepotente.

Fabricio Estrada

martes, 12 de junio de 2012

Pavel - Oscar Amaya armijo

Con Pavel nunca hemos platicado, pese a que con alguno de sus familiares estuve muy cerca, luchando por una sociedad más justa en la década de los setenta; tiempo después, vi  a un muchacho de mirada vivaracha y sonrisa permanente, cargando a cuestas una guitarra, pergeñando canciones  que luego lanzaba  al viento en los pasillos de la (Universidad Pedagógica Nacional) UPN; más tarde. vino Café-Guancasco. 


Es cierto, nunca he platicado directamente con él…no tuve necesidad de hacerlo…A Pavel lo conocí por la interpósita mano de sus canciones, su biografía de patriota allí esta en su música, irreverente, como en esa, la del Club de los Idiotas, jodedora, quemante, provocadora. Antes del fatídico golpe de Estado, Pavel Núñez ya era Pavel, junto al otro Pavel, Pavel Cruz (Pavelìn, Pavelòn)…la fama les llegó de plano por la estética de su música, por su sensibilidad de creadores… Pavel, Pavelin, es un ser de extraordinaria sensibilidad, un hombre de bien, solidario; el amor se le escapa por los poros de sus canciones; su vocación de humano empedernido lo condujo, irremediablemente, a la resistencia popular (aunque ya era resistente), y no le importó que quemaran los instrumentos del grupo en el fragor mortal de la represión; solo una guitarra sobrevivió al salvajismo, aquella vez,  en San Pedro Sula. 


Ahora los heraldos del terror, quieren cercenarle lo más querido de su corazón de trovador popular: su madre querida, esa misma maga que con paciencia lo llevó hasta allí, al terreno mismo de los pentagramas, las notas y los ensambles. El troglodita no respeta madres, ni el arte, es un sicópata entronizado en el sistema represivo que vivimos; pero  Pavel volverá por los senderos de la resistencia, y caminará por allí, secuestrando la conciencia de los hondureños con las únicas armas que posee: la solidaridad y la música. 


Por ello, en medio de la tenaz persecución, y ante el dolor de su madre, Pavel, guitarra en mano, escupe en la cara del malvado esa palabra odiada entre los salvajes: ¡¡LIBRE!!. 

lunes, 11 de junio de 2012

Madre de Pavel Núñez atacada



A medida que LIBRE se adentra más en el sistema electoral más violencia recibimos. Hoy toca la nefasta noticia del intento de secuestro y ataque contra el compa, mi amigo y hermano Pavel Núñez, tan esencial durante los meses duros del golpe militar. Ahora, cuando todo parece seguir la felicidad de la OEA, es cuando más terribles ataques comienzan a expandirse.


A continuación la denuncia hecha por el escritor Roberto Quesada:

Pavel Núñez de Café Guancasco, denuncia intento de secuestro de su madre


El cantautor hondureño, del popular Grupo Café Guancasco, ha denunciado en Interpretando la Noticia, de Radio Globo, dirigido por el periodista David Romero Ellner, el intento de secuestro que hace unos minutos acaba de sufrir su madre. 


Ella fue golpeada, tiene un brazo fracturado, los secuestradores le dijeron quién era ella, donde vivía y el nombre de sus familiares. Ella se lanzó de auto logrando escapar.


Pavel Núñez responsabiliza a la policía y el ejército de Honduras, quienes están rompiendo record a nivel mundial como violadores de derechos humanos.


Nos solidarizamos con Pavel, su madre, su familia y todo Café Guancasco, precisamente tuvimos no hace mucho a Pavel Núñez aquí invitado, en Nueva York, como parte de su terapia para superar el extremo estrés que le ha llevado toda esta persecución y amenazas. También hemos denunciado en su momento y tiempo después el atropello que sufrió Café Guancasco, el 15 de septiembre del 2010, la destrucción de su equipo, por parte de la policía, que en ese momento estaba comandada por el ahora vocero policial Héctor Iván Mejía.
TODAS Y TODOS A LA GRAN MOVILIZACION DEL PROX8IMO 28 DE JUNIO CONTRA LA BARBARIE QUE HAN DESATADO EN NUESTRA PATRIA LOS QUE ASESTARON EL GOLPE DE ESTADO DEL 28 DE JUNIO DEL 2012.


Pavel, desde aquí, nuestra inclaudicable solidaridad. Saludos y abrazos solidarios a tu querida mamá

Bitácora desde el Frente Electoral LIBRE -1


Bitácora 1

He decidido asumir la pre-candidatura para la Alcaldía de Sabanagrande por el Movimiento FRP-LIBRE (Fuerza de Refundación Popular-Partido Libertad y Refundación), surgido de las entrañas insurreccionales de la Resistencia nacional. Queda mucho por definir todavía en qué momento o por qué se ha decidido enfrentar por la vía electoral a las élites de poder que, precisamente, han utilizado desde siempre el sistema de “elecciones populares” como un instrumento más de dominio o de hegemonía cultural.

Una de las expresiones que más se repite en la base de Resistencia es la siguiente: “se nos pasó el momento insurreccional” y la otra es “ahora es el momento de ganar las elecciones”. La primera expresión está ligada a un deseo insatisfecho de revolución popular y la otra, por supuesto, a la confianza de ser una mayoría absoluta que solo necesita ser encauzada y organizada para el triunfo electoral.

De igual forma, afirmar que el momento insurreccional pasó conlleva una fuerte dosis de pesimismo que ha frenado, en muchos y muchas, el impulso de cambio estructural, deviniendo esto en un ascendente e implacable escepticismo hacia la organización del Partido LIBRE, o en el peor de los casos, en un fuerte rechazo a la transformación de la consigna al mensaje de persuasión política.

Este rechazo al mensaje político abierto (más allá del lenguaje de agrupación u organización política de izquierda histórica) no solo incluye a las compañeras y compañeros que rechazan de plano la vía electoral, sino que también a las y los militantes de LIBRE provenientes de organizaciones que deben, en estos invaluables momentos, acelerar sus niveles de auténtica motivación electoral con la consecuente caracterización de la “personalidad” electoral, es decir, la capacidad de encarnar la voz persuasiva, la capacidad de acercarse al pueblo cada vez más escéptico, la capacidad de inspirar haciendo presencia real y sin manerismos.

Está resultando altamente costosa para las pretensiones globales de LIBRE, la transición  de la “neutralidad activa” (militancia en organizaciones de cuadros) a “la actividad operante” (la iniciativa que interviene en el proceso objetivo -Gramsci).
Resulta claro también –de acuerdo a mi corta experiencia en el terreno político de mi municipio- que el agresivo discurso contra “los políticos” que el FNRP promovió y profundizó, es en este momento un arma que se está revirtiendo en nuestra contra, ya que la presencia de la Resistencia como partido político operante en el sistema exige un comportamiento “político” que solo adquirirá diferencia cualitativa si somos capaces de encarnar un mensaje revolucionario que se conecte con el hartazgo generalizado de la población.

Una vez que asumí las visitas de casa en casa junto a mis jóvenes compañeras y compañeros de Sabanagrande, supimos advertir las auténticas interpretaciones que da la base de Resistencia sobre el proceso electoral, y estas interpretaciones no tienen nada que ver con la intensidad de una consigna ni con ninguna referencia revolucionaria a la alfabetización política. Una vez que la base de Resistencia asumió la vía electoral también reactivó su juicio crítico respecto a los postulantes de LIBRE, con la única fórmula que ha conocido del terreno político con que ha convivido desde siempre: el “vaya pues, ahora convénzame”, es decir, que aún sabiendo que se está en Resistencia, necesita de propuestas concretas, necesita que sus postulantes tengan personalidad política, “viveza” política, carisma que la ayude o lo ayude a “jugársela” en una realidad que se asemeja a un jaripeo donde se mide la fibra para enfrentar al toro, o en su defecto, al pueblo.

Otra de las observaciones puntuales que hemos realizado es sobre la concepción religiosa del Kairos Vs. Revolución, Refundación o Transformación del país. Para un elevado número de fieles cristianos esta es la época del Kayros, el Tiempo de Dios, el Momento Justo para que lo divino tome posesión del mundo terrenal, y que resuelva, con su infinito poder, la violencia y la desolación que “los gobiernos del hombre” han dado en heredad a la sociedad hondureña.

Muy en el fondo de miles de cristianos y cristianas en Resistencia, también se esperó que la insurrección social masiva tomara la iniciativa de “redención y justicia” ante la humillante acción del golpe de Estado, y en los cálculos de estos compañeros y de estas compañeras también se tuvo –en su momento cumbre- las posibilidades de una respuesta popular armada, guiados por “el Líder Justo”, un líder que emergió no precisamente por exactitud histórica, sino que por haber convergido en él la humillación aún teniendo la legitimidad y la razón de justicia de un pueblo eternamente humillado.

Al no ocurrir la gran revelación insurreccional, estos miles de fieles han mantenido –a partir de ello-  un inexorable retorno al mecanicismo teológico que sí pone en manos seguras, aunque impredecibles en su tiempo exacto (la eternidad no tiene puntos de partida ni de llegada) la justicia y su oportuno castigo.
“Todo lo que está ocurriendo en Honduras ya está profetizado en las escrituras… a nosotros no nos queda más que rezar para que estas cosas sucedan de una vez y que Dios no quede como mentiroso (…)” Esto fue lo que nos respondió un señor en Los Portillos, Sabanagrande, ante las posibles soluciones que traería la Constituyente Popular para controlar la violencia sistémica. Cabe señalar que este hombre fue un militante activo de Resistencia y se movilizó en las calles de Tegucigalpa para protestar por el golpe.

Basado en esta última reflexión cristiana de base más otros muchos matices políticos tradicionales que he ido escuchando y presenciando en las visitas frontales, puedo asegurar lo siguiente:

1-      En Honduras, actualmente, existen dos monumentales oposiciones al proyecto LIBRE: el Bipartidismo histórico como un solo concepto-praxis y la fe mesiánica en el Kayros.

2-      En LIBRE corremos el terrible riesgo de que los militantes de organizaciones no asuman la actividad operante a favor de la neutralidad activa.

3-      La gran escasez de liderazgo asumido, puede impactar de manera desastrosa en cierto triunfalismo que basa su confianza en un supuesto: “el pueblo elevó su conciencia política con el golpe”, sin razonar que muchos momentos históricos frustrados han desembocado en un retroceso que va más allá del punto de partida.

4-      El conocimiento del “juego electoral “por parte de decenas de postulantes provenientes del tradicionalismo bipartidista, ya está llevando a muchos líderes de base a alejarse de los principios torales de Resistencia, priorizando en exceso la persuasión personalizada, el juego per se, sin referentes de Resistencia o de cambio social.

5-      De 10 personas (en el caso de las aldeas de Sabanagrande) 6 están con LIBRE pero solo 2 están dispuestas a trabajar en la organización, basados en la frágil seguridad que “el día de las elecciones se van a dar cuenta que detrás de las cortinas somos LIBREs” o en la alevosa premisa –oportunista- utilizada por algunos y algunas candidatas de que “votar por LIBRE es votar por el Partido Liberal, no se preocupen”. Urge entonces, una verdadera masificación de la organización a todo pulmón, la re-colonización de la esperanza en el mundo interior y geográfico, el no olvido de nuestros puntos de partida revolucionarios que nos exige darnos al pueblo.

Sin duda, hay muchas más reflexiones que iré describiendo a medida que avance en esta participación asumida dentro de la FRP-LIBRE. Estas apenas son las primeras de la Bitácora desde el Frente Electoral LIBRE.

Fabricio Estrada
Desde Los Nanzales, El Mogote, Los Portillos, La Cañada, El Calvario 1y2, Los Tanquitos, San Nicolás-El Río, La Trinidad, El Vino, Casco urbano.
11 de junio del 2012


viernes, 8 de junio de 2012

De tus manos por el último círculo



1

No puedo resistir el peso de tu mano, Esteban. Dos veces has pesado como un dios y la calle se ha rajado lanzando hacia todas direcciones, y a partir de vos, un árbol de negros ramajes.

¿Quién era ese demonio que de pronto frena su bicicleta frente a nosotros? Los policías vienen detrás, preguntan y éste les señala a dos muchachos en la acera entre la Iglesia San Francisco y el Museo del Hombre.  Los muchachos revisan unas bolsas blancas, los policías bajan de sus motos, corren agachados ocultándose en los autos aparcados. El hombre que ha señalado a los muchachos ríe viéndome la cara y así, a la misma velocidad con que llegó, huye.

Cruzo la calle para protegerte en la esquina, Esteban. Vos no sabés qué sucede. Te oculto en un ángulo donde solo el cielo se ve, donde tus ojos vean las aves. Soy tu Virgilio, hijito, y estoy a punto de contemplar una descomunal patada en la cara, y golpes de pistola en la cabeza, sangre.

Una señora comienza a llorar y a gritar. Se escucha un disparo. Todos nos agachamos. La mujer grita que son sus hijos, nos ve a todos, gritando que son sus hijos. Los policías siguen golpeando con maneras asesinas, pero la gente se arremolina y grita que se detengan. La señora llora, golpeando con sus puños la espalda de los policías. Les pregunta por qué hacen eso con sus hijos y vos, Esteban me preguntás, con la voz apagada, el por qué los policías golpearon a los muchachos. Uno de ellos sangra por la boca y se retuerce del dolor. La gente ya es mucha y comienza a gritarles a la policía. Estos se van, sin dar explicaciones. Pero yo tengo en la cabeza la cara del que los inculpó riéndose...

2

Tu mano me pesa como la de un dios, Esteban. "Vamos donde el poeta Codrington", te digo, y pienso inmediatamente que debo agarrar valor para entrar a su oficina en el Cuartel San Francisco. Sí, donde el poeta Codrington que trabaja en los archivos militares. Llevo para él un ejemplar de la antología "Honduras, Poesía Negra", edición póstuma de Roberto Sosa. Me muerdo la lengua para solicitarle al milico atravesar el portón enrejado. En el patio están las piezas del museo, como viejos huesos de guerra: ametralladoras Browning, cañones anti-tanques... Codrington no disimula su sorpresa ante la visita. Con voz cansada me pregunta: "¿en qué puedo servirle?", "En nada -le respondo- al contrario, le traigo este ejemplar donde usted está incluido."

Esteban se pasea entre las ametralladoras muertas. Lo veo dando vueltas en el patio central del viejo cuartel ahora museo sin visitas. Sobre el escritorio de Codrington hay una máquina de escribir destartalada, una bolsita de café Oro y unos papeles mecanografiados con muchas tachaduras. El anciano poeta negro trata de explicarse esta súbita aparición mía pero se levanta despacio y se recompone amable. "Estoy trabajando un documento sobre los gobiernos militares... es interesante dar a conocer esto... me debería ayudar a ver con qué imprenta puedo editarlo".

Escucho tus pasos en la otra sala, Esteban. Las MG-42 y los Mauser te ven desde sus cañones rencorosos. "Debo irme, poeta". El hombre, con todos sus 83 años me sonríe al fin: "Me disculpa que me sienta un poco cansado y con la cabeza dándome vueltas... hace mucha calor..." Nos estrechamos la mano y voy en busca de vos, pequeño, que te has metido en una sala y me llamás: "Papí, vení a ver qué interesante". Estás en una sala donde se abre la compuerta a un sótano. Un pequeño letrero dice: "Aquí funcionó la bodega para guardar municiones y pólvora. Pase adelante". Una vieja escalera conduce al sótano que se alumbra por una bombilla amarilla. Las paredes estás caleadas y descascaradas. Una opresión terrible me dice que te saque de ahí, hijo mio.

En el pasillo se encuentran dos cañones anti-tanques. De uno de ellos cuelga una foto de soldados del Tercer Batallón preparándose para dirigirse al frente sur-occidental, en 1969. El mismo Tercer Batallón que fue aniquilado por las tropas del General salvadoreño Medrano. Salimos al parque Valle pero sigo con la imagen del sótano y de todos sus posibles usos durante tantos años...

3

El sol es un chirrido de metal contra metal. De pronto llorás, Esteban. Me decís que en la Escuela te ha puesto triste la canción que cantaron en el acto cívico. Luego de mucho preguntarte doy con ella: Mi árbol y yo de Alberto Cortés. Pero yo sé que se ha acumulado en vos el espanto, y que buscás un pretexto para llorar.

El último círculo nos tiene preparada una escena: una humilde madre arrastra por los cabellos a una muchacha resistolera. Se la arrebata a un jovencito que la sujeta fuertemente de un brazo sin dejar de inhalar pegamento. En el forcejeo el pantalón de la muchacha baja a sus rodillas. Ella trata desesperadamente de subírselo. La madre le pega en la cabeza y grita, le pega en el rostro, en medio de la acera y de la gente que pasa frente a los almacenes de la antigua Rivera & Compañía.

Tu manita pesa doble, Esteban. "¿Qué pasa, papi? ¿Qué está pasando?"...


"Peregrinos que vais meditabundos
talvez en algo que no veis presente:
¿Venis desde una tan remota gente
que os miro, con agobios tan profundos

y sin llanto en los ojos errabundos,
ir a través de la ciudad doliente,
como si ciego, sordo, indiferente,
la viera vuestro ser desde otros mundos?"



(Soneto XL - La Divina Comedia, Canto I)



miércoles, 6 de junio de 2012

Fallece Ray Bradbury

 Cuando mueren ¿hacia qué lugar de la memoria parten los grandes como Bradbury? Muchos ni siquiera se toman el tiempo de ver una película de ciencia ficción y mucho menos en leer una novela del género. He sido fiel lector de ciencia ficción desde que cayó en mis manos, en 1987, una antología de los Premios Hugo, y a esa temprana edad de los 12 años, me fueron más familiares los nombres de Ray Bradbury, Arthur C. Clark y Asimov que los de Carlos Fuentes, Llosa o Hesse. Es cosa de admitirlo y listo, reconozco entonces que mi primera salida fantástica fue hacia Marte, con las Crónicas marcianas como guía.

Cuando leí Fahrenheit 451 nunca más pude dejar de sentir una amenaza permanente para con mis libros, quizá por ello mi cuidadosa acumulación ante la cual me siento para admirar en silencio sus portadas o lomos en el estante del librero. Siento su fugacidad y advierto el calor del fuego. Preferiría que se incendiaran mis ojos antes que mis libros.

De igual forma, cada vez que hago el zapping a través del cable, me quedo en la primera insinuación de ciencia ficción, corroborando (o buscando) las imágenes que los grandes como Bradbury pre-figuraron o asentaron. Confieso por igual que me emociono cada vez que los animadores o encargados de efectos especiales logran algo que ya estaba en la imaginación de los novelistas. Sonrío al reconocer también que los guionistas no pueden superar a los maestros, y entonces pienso que deberían de hacer versiones infinitas hasta rendirse y obligarse a aparecer en la pantalla blanca aconsejando: "Mejor lean el libro".

En mi último poemario agregué un pequeño homenaje a Clark y a Bradbury, creando una pequeña ficción poética en forma de chat. Debo suponer que ya intuía este adiós, y sin embargo, siempre tuve la sensación que Bradbury aún no había nacido o que si existía, viviría en el siglo XXV, no sé, tan intemporal lo sentía.

Buen viaje, maestro de las estrellas. Buen viaje.