lunes, 28 de noviembre de 2011

Domenica mecánica - fotos chaliobala



 El profundo hartazgo de un domingo debe protegerse a como de lugar. Por toda la ciudad se apostillan los vigilantes, dispuestos a protegerlo.


El mar revisited - Felipe Burgos, Honduras

 Foto: chaliobala



Premio Nacional de Literatura 2011, Honduras

Hay un olor a naftalina en el premio Nacional de Literatura en Honduras. Por supuesto que entre toda la piñata han estado presentes escritores que merecían un reconocimiento no sólo en el patio sino que en los grandes premios internacionales, pero... hablando con amigos, nos reímos sosteniendo lo siguiente: "tenemos 15 mil lempiras en el banco... de aquí a unos 25 años, seguirán siendo 15 mil lempiras, y podremos escribir lo que se nos venga en gana y nos darán igual ese premio... aunque sea porque ya aburrimos..."

sábado, 26 de noviembre de 2011

Bala perdida - Oscar Amaya Armijo, Honduras


BALA PERDIDA

                                                           Oscar Amaya Armijo
 
Cuando la bala apareció acortando distancia, el entrecejo abrió  sus cauces para que la muerte transitara, sin problema alguno. A lo lejos, arrastrado por el viento, se escuchó el ruido seco, sordo, del hombre que había caído de bruces, sobre el asfalto.

                                                              A Ramón Custodio López

viernes, 25 de noviembre de 2011

Cultura anti-chepística, día 3 y 4






Hay desconcierto entre las filas criminales policiales. La rebelión juvenil en la UNAH les está haciendo un grave mal al orden del país. La campaña anti-chepística va viento en popa y la creatividad y la risotada es tan estruendosa, que ni los fusiles ni las miradas más cavernícolas de los orejas e infiltrados son capaces de contener lo que, esencialmente, es un repudio generalizado a las instituciones de seguridad golpista.

CARTA ABIERTA AL MUNDO EN LA BUSQUEDA DE LA JUSTICIA


Honorable Juez Juan Carlos Zelaya Honduras América Central
Comayagua, Honduras C.A.
16 de Noviembre del 2011.
A LOS AMIGOS DEL MUNDO.

Mi nombre es Juan Carlos Zelaya, hijo de Mina Turcios, padre de Débora, Yasuari, Juan Carlos y Angeles, culpable confeso de un delito atroz: Amar la patria grande llamada Latinoamérica, culpable de tomarme en serio los postulados de Bolívar, San Martín, Morazán, Martí, El Ché Guevara y todos los que soñamos en que un día exista la igualdad como generalidad en el Tercer Mundo, que las violaciones a los Derechos Humanos sean un asunto de museo, en fin…Soy Juez de Letras de lo Criminal en mi ciudad, Poeta militante, recién publiqué mi libro en epigrama “Dolor de Patria”, actualmente dirijo junto al Poeta Fabricio estrada un proyecto de rescate de la memoria histórica de la lucha popular en Honduras desde el período precolombino hasta nuestros días; desde siempre he denunciado las violaciones de los Derechos Humanos en mi país situación que se agravó con el lamentable golpe de estado perpetrado en el año 2009.
En el área gremial en el período 2008-2010, fui Vice presidente de La Asociación de Jueces por la Democracia. A raíz de mi beligerancia he sido objeto de persecución de parte de la Policía Nacional llegando a requisar mi automóvil de forma arbitraria, de lo anterior ya presenté la correspondiente denuncia en los organismos de Derechos Humanos en el país, me he postulado como candidato regional al Colegio de Abogados cuyas elecciones se llevaron a cabo el viernes 18 de Noviembre y descubrí con asombro que la Corte Suprema de Justicia, precisamente ese día iniciaría audiencias por el supuesto delito de abuso de autoridad en mi contra, precisamente el día de las elecciones con el objeto de desprestigiarme, de ahí viene hacerse una serie de preguntas: ¿ Por qué se inician diligencias judiciales el día exacto de las elecciones?, ¿ Por qué se esperó a última hora para hacer esas actuaciones judiciales?.
Debo agregar que siendo miembro de la Junta Nacional de la Asociación de Jueces por la Democracia denunciamos públicamente a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, por haber avalado y legitimado el golpe de Estado. Debo denunciar al mundo que los culpables de haber participado en ese hecho deleznable, gozan de una completa impunidad y además han sido premiados con puestos importantes en el gobierno, el Ministerio Público de manera sectaria y politizada hace investigaciones sesgadas solo en contra de opositores, debo aclarar que no me estoy oponiendo a una investigación, lo único que solicito que sea imparcial y objetiva en la cual se me garanticen todas las garantías constitucionales y mis Derechos Humanos, situación que en el país no se da, ya que se ha vuelto costumbre esa actitud de parte del Estado de Honduras de enjuiciar a los opositores políticos con el único objetivo de desprestigiarlos e intimidarlos. En el nombre de mi familia y el mío solicito la solidaridad mundial pues en mi país existe el temor fundado que al igual que a otros compatriotas les ha pasado seamos encarcelados de manera arbitraria por un sistema opresor que se ensancha en contra de los opositores políticos.
De Ustedes …
Atentamente…
Juan Carlos Zelaya.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Lot lleva un espejo en la espalda - Fabricio Estrada




Conocí hace mucho tiempo una estatua de sal cuyo mayor pecado fue volver la vista al mar. Sodoma y Gomorra eran en verdad el paraíso junto al mar...

Todas las cortinas lamen el vacío que habita las casas. El viento es tan lascivo como ellas.

Habito sobre una alfombra de hormigas que a pedazos me llevan. Así he conocido el pequeño hilo de oscuridad que se enreda en las calles, los andamios bajo los árboles, el cielo azul dentro de las botellas rotas en las cantinas.

Sodoma y Gomorra eran en verdad un paraíso junto al mar.

Mi estatua era

mi estatua era

un pecaminoso deseo de lamerla.

El mar siempre es aquello que pesa en la espalda. Es como llevar un espejo en la espalda.




Hoy, tegucigalpa en ruptura artística

Cuatro eventos artísticos se mueven vigorosamente por estos días en Tegucigalpa. Sin duda representan lo más de ruptura y auténticamente moderno en esta sociedad decimonónica que insiste en dorar el arte dentro del marco museográfico y además, ensalzar hasta el asco a los santones caducos.

1- No amanece igual para todos (cine)
2- Transfiguraciones (arte contemporáneo - Lucy Argueta, MUA)
3- Cultura antichepística (Intervención artística anti-militarista, UNAH)
4- Moscas sobre estiercol (Exposición arte contemporáneo FRACC, Casa Morazán)

Aquí está lo moderno en toda la acepción de la palabra, aquí todo el auténtico magma artístico y su eclosión.
¡No la busquen en otro lado, señoras y señores! Artista que solo replica la comodidad es un simple ejecutor de sistemas.

Traductor


Honduras, 59 asesinatos políticos en 2011 - Mark Weisbrot


El derramamiento de sangre en Honduras: la deshonra de Obama

Imaginad que un activista opositor fuera asesinado a plena luz del día en Argentina, Bolivia, Ecuador o Venezuela por pistoleros enmascarados, o secuestrado y asesinado por guardias armados de un conocidísimo partidario del gobierno.

Sería una noticia de primera plana en el New York Times y en todas las noticias de la televisión. El Departamento de Estado de EE.UU. emitiría una enérgica declaración sobre graves abusos de los derechos humanos. Si algo semejante sucediera.
Ahora imaginad que 59 asesinatos políticos de este tipo hubieran tenido lugar hasta ahora durante este año, y 61 el año pasado. Mucho antes de que la cantidad de víctimas llegara a este nivel, se habría convertido en un importante tema de política exterior para EE.UU., y Washington exigiría sanciones internacionales.
Pero estamos hablando de Honduras, no de Bolivia o Venezuela. Por lo tanto cuando el presidente Porfirio Lobo de Honduras fue a Washington el mes pasado, el presidente Obama lo saludó calurosamente y dijo:
“Hace dos años, vimos un golpe en Honduras que amenazó con apartar al país de la democracia, y en parte por la presión de la comunidad internacional, pero también por el fuerte compromiso con la democracia y el liderazgo del presidente Lobo, lo que vemos es una restauración de las prácticas democráticas y un compromiso con la reconciliación que nos da muchas esperanzas”.

Evidentemente, el presidente Obama incluso se negó a reunirse con el presidente democráticamente elegido que fue derrocado por el golpe mencionado, a pesar de que ese presidente fue tres veces a Washington en busca de ayuda después del golpe. Era Mel Zelaya, el presidente de centro-izquierda que fue derrocado por los militares y sectores conservadores en Honduras después de instituir una serie de reformas por las que había votado la gente, como el aumento del salario mínimo y leyes de impulso de la reforma agraria.
Pero lo que más enfureció a Washington fue la cercanía de Zelaya con los gobiernos izquierdistas de Suramérica, incluida Venezuela. No estaba más cercano de Venezuela que Brasil o Argentina, pero fue un crimen de oportunidad. Por lo tanto cuando los militares hondureños derrocaron a Zelaya en junio de 2009, el gobierno de Obama hizo todo lo posible durante los seis meses siguientes para asegurarse de que el golpe tuviera éxito.

martes, 22 de noviembre de 2011

"A la población se le olvidó que la Policía participó en salvar la democracia" Danilo Orellana

http://www.lavanguardia.hn/Lv/content/la-poblaci%C3%B3n-se-le-olvid%C3%B3-que-la-polic%C3%AD-particip%C3%B3-en-salvar-la-democracia-danilo-orellana

Transfiguraciones - Lucy Argueta, Honduras



 Transfiguraciones, instalación, vestidos en descomposición, dimensiones variables, 2011


 Tulio, instalación, Banca, libro manuscrito, 1948, dimensiones variables, 2011


 Olivia Etérea, en colaboración con Walterio Iraheta, Fotografía sobre papel de algodón libre ácido, 30x20 pulgadas, 2010

 Huerto, instalación, mesa de comedor, tierra, abono, chiles, dimensiones variables, 2011

 Radiografías, Fotografía, sobre algodón libre de ácido, 15x15 pulgadas, 2011

 Proyección sobre vestido (video)

Lucy Argueta

Un pañuelo cae. Una hoja del verano. Un vestido se desliza por el hombro y lo desnuda. Un misterio cae. Alguna vez te vestiste con los encajes deletreando tu historia, como un idioma antiguo y textil, tu historia que era la misma que la de tu abuela, la de tu hermana que heredó ese día y se cubrió con cuidado pensando en el amor, en el viento sepia del hastío, en las calles que fueron la pasarela más triste.

Una piel cubre a otra. Una hoja del verano rueda y se cuelga del nuevo árbol que crece en el patio. 
La banca se llena del tapiz que cuenta lo tuyo con las señas imperceptibles con que escribe el olvido. 
Te viste ante un espejo roto y te viste bella. No hay mala suerte para quien se esfumará sin que nadie la recuerde. 

Te viste como una pequeña sombra, igual que las muchachas sencillas que sintieron en las venas  el vago acercamiento a la costura, al corte, al remiendo mal disimulado que logró ver el galán de tu novela.

Ha pasado el tiempo y una luz penosa atraviesa la tela. Tras de ella, sos la sombra china que vaga en un campo desierto. Tu vida es un hilo. Una hoja que cae. Un pañuelo que flota y cae cortando la mesa de cualquier domingo en el que nadie te sacó a pasear.

Fabricio Estrada

viernes, 18 de noviembre de 2011

No amanece igual para todos en la crítica - Fabricio Estrada



El cine como tal no tiene nacionalidad. Ningún arte lo tiene. La identificación del lugar de manufactura es propio de la parcelización del mercado que busca dar estándares de calidad en la referencia, por ejemplo, al decir que éste es "cine europeo" (generalmente con el fin de decir "artístico") o "cine americano" (con el fin de expresar espectacularidad, acción). Lo demás es "cine alternativo", lo que vendría a significar a rajatabla, lo demás es selva.

Sin embargo, esta aplanadora referencial se demuestra vacua cuando vemos el enorme impacto del nuevo cine chino, iraní e indio, por no hablar del gran cine argentino, mexicano y brasileño. Generalmente el formato de filmación guía las expectativas de nuestro acostumbrado y alienado público, y el formato entendido en esta mentalidad también viene significando la estructuración del guión, predecible en las cintas de acción gringa y estéticamente correctos en mucho cine europeo.

El hecho es que el público sale satisfecho si se vuelve a desencadenar puntualmente la presentación de personajes y contexto, el problema, el nudo, la tensión y la pirotecnia, que vendría a ser la catarsis en los efectos especiales. Si no existe nada de esto, un vacío enorme se apodera del espectador o espectadora y ¡bingo! La palabra clichada sale rotonda y lironda: “¡Pero qué película más mierda!”. La insistente y masiva emoción  en todas las películas de acción castraron cualquier mirada a todas las posibilidades del cine, dando una sola forma de disfrute, una sola forma de ver, una línea segura para ser parte de “lo grande”.

Lo pequeño es todo aquello que se salga de este contexto, y esto, también viene a presionar a los cineastas que están fuera de este presupuesto, tanto económico como de estilo. Aquí es donde entra el cine hecho por artistas con una fuerte conciencia de “lo nacional”, y al igual que en otras disciplinas, se debaten entre la ruptura de su propia individualidad creativa “no nacional” y la réplica que roce o se encaje en lo “internacional”.

Ningún guión extraordinario en la historia del cine mundial se basa en esos sentimientos cuidadosos, al contrario, estos guiones se saltan toda frontera y se concentran en partir de una crisis humana identificada y toman para sí elementos exteriores del presente o el pasado y de la intuición del futuro, por supuesto. Es así que surgen enormes historias al estilo de El tercer hombre, Ruta a la gloria o El Piano, para dar un ejemplo, donde el peso del guión empuja a la imagen y crea la poética visual en la forma de la más pura cinematografía.

No amanece igual para todos tiene todos estos elementos, sólo que en su producción se muestran más algunos que otros, como es natural en un cine hecho con enormes obstáculos económicos (el cine es el arte más caro) y nutrido por dilatadas relaciones entre cineastas que impide un diálogo continuo de respuestas y reflexiones, sin que la reflexión tenga el mayor peso.

Cuando el cineasta reflexiona demasiado en torno al cine, los guiones terminan siendo sumamente oníricos, lo que conduce a una expresión actoral de largos monólogos y de situaciones que nunca dan polo a tierra. Cuando el cineasta responde a otra obra en exhibición es cuando comienza a salir la fibra y los guiones y actores se precisan. Aquí es donde considero que se encuentra el punto que la crítica debe abordar en No amanece igual para todos, porque interpretar su valía a través del “esfuerzo hecho” y del “apuras penas el país da para una producción de cine” es hacerle un grave daño a lo alcanzado por esta película, donde por fin se encuentran tres directores hondureños y deciden aportar la fragmentaria experiencia hacia un solo objetivo y, donde felizmente, las actuaciones comienzan a perfilarse gracias a una voluntad desenfada tan solo cruzada por algunos manerismos del teatro que en cine deben irse diluyendo, paulatinamente.

En la medida en que se vaya encontrando el cine como razón de ser, las precariedades irán transformándose en estilo y un sentido de reconocimiento de la propia realidad estética irá cimentándose en el público nuestro y siendo reconocido a nivel internacional, sin efectismos ni apadrinamientos estéticos.
Ya lo demostró así Utopía, No hay tierra sin dueño y el documental Quién dijo miedo. Estoy seguro que No amanece igual para todos viene a sumarse a esta lista dichosa de experiencia de vida y espíritu creativo.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Un altar en La Terraza - Fabricio Estrada


Desde la terraza se veía el cine Variedades en agonía, con todas las palomas estrellándose en palco. Si olvidaba el vértigo alcanzaba a ver al Duncan Mayan y su largo río de aceras corriendo hacia el centro. La música del combo y el no vidente sobre el piano, como una estampa de la soledad, la música en pleno domingo a salón vacío, los manteles rojos, los amantes burocráticos compartiendo el sandwich cubano y la imperial, las gringas despistadas y el verano grabando las fotos antiguas de una Tegucigalpa marchita.

Steve Wonder era nada cuando el risueño del piano alcanzaba a recordar cómo era la luz del teclado, y era así que Jugo de Piña extendía una luz por toda la avenida y llamaba a los parroquianos a kilómetros de distancia. A mi me daba siempre la sensación de un restaurante de la vieja Amapala. Algo tenía el cielo visto desde ahí que lo mantenía listo para una escena memorable en el balcón, y era por eso que uno venía y se sentaba sintiéndose en el marco de algo memorable, aunque estuviera todo teñido de una nostalgia por lo que aún no había sucedido. El cierre podía esperar, importaba tan solo imaginar las notas que el cieguito miraba y que convertía en un aquelarre para fantasmales comensales.

Los días del amor, las meseras y cocineras decoraban las paredes con recortes de corazones escolares. Era tan ingenuo ese amor que hasta llegaban a hacer murales de parejas besándose en fotografías de revista, de acrósticos y citas célebres sobre el amor y la amistad. Toda la terraza centraba su misterio en un antiguo sanitario convertido en nicho, sancto santorum de una virgen de Suyapa robada y aparecida luego en ese mismísimo lugar. 

Los ladrones desnudaron a la pequeñita, cargaron con las joyas minúsculas de su atavío y luego la tiraron al basurero. Don Pepe, al declararse su hallazgo, también declaró que ese lugar era el sitio de “la segunda aparición misteriosa de nuestra virgencita”, y así, entre cortinas de abalorios, cadenas y recortes de periódicos con la noticia, los peregrinos comenzaron a llegar y a nutrirse de fe y de mondongos deliciosos y por supuesto, de esa celebración impetuosa al ritmo de Apágame la vela María o de una instrumentalización pegadita –para dar el chance a los enamorados- del New York New York.
 El poeta costarricense Adriano Corrales, el día que lo llevé junto al poeta Donaldo Altamirano a La Terraza de Don Pepe sin saber que era mi último almuerzo ahí antes que lo cerraran. Nos acompañaba la amiga teatrista Eunice.

Lugar donde se encontraba el nicho de la virgen de Suyapa


Don Pepe no habría soportado cerrar por su propia mano el lugar que tanto orgullo le dio.
Los boleros, siempre dejan que el romance sea el de la última palabra y no el adiós, pero aún con este consuelo ¿quién hará el bolero que nos recuerde las innumerables citas y rechazos, la embriaguez del verano y la brisa entrando bajo la mesa, el damero del piso donde jugamos a saltos de niños? Todo se fue, La Terraza de Don Pepe se fue a la tumba y en su proa, como en un barco náufrago que flota entre viejas fotografías y diplomas, el altar de la virgen de Suyapa es el mascarón que nadie volverá a encontrar jamás.



miércoles, 9 de noviembre de 2011

Lepenski Vir, el primer asentamiento humano en Europa - Serbia

http://terraeantiqvae.com/profiles/blogs/lepenski-vir-el-primer-pueblo-prehistorico-organizado-en-europa-s?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+TerraeAntiqvaeRevistaDeArqueologaEHistoria+%28Terrae+Antiqvae%29

Mayra Oyuela en Barcelona - presentación poética



No amanece igual para todos - película hondureña

El viernes es el estreno. Conociendo a Fran, Manuel y Ramón, estoy seguro que dará una buena sorpresita. Además, las actuaciones de Lucy, Javier y Shirley le dan un buen soporte a esta producción que se estrenará en el MetroMall.

Hay que verla.

¡Manifiesto Antichepístico!


Manifiesto Antichepístico

Corren tiempos difíciles en el país ya que las fuerzas policiales, militares, paramilitares y demás parásitos de la violencia sistemática dominan las calles, los parques, el cielo, la tierra, la luna y el buen clima de invierno. 
La población en general en una epifanía colectiva ha descubierto que los policías son sicarios, que el ministerio de seguridad es un nido de corrupción, que los militares tienen impunidad, que el cardenal es secretamente un agente entrenado en supervivencia y tortura por el mismísimo Rambo y que el Estado de Honduras es un chiste. La vaca hace mu, los pollitos pío pío cuando tienen hambre y cuando tienen frío. No es noticia nueva que este es un Estado fallido donde si Susana se hace un tatuaje, Carlos se perfora una oreja o Ana se hace un corte de pelo extravagante allí están las autoridades para recordarles que no, que eso es sedición y así no se miran los ciudadanos y ciudadanas decentes. El solo hecho de convertir oxígeno en CO2 puede costar una mordida, 24 horas en la posta o vejámenes inimaginables.

Considerando todo esto hemos decidido hacerle frente a esta cultura hegemónica de muerte, violencia, uniformes poco halagadores para la figura y peinados demasiado pasados de moda a través de la creación de la cultura antichepística.


Congruencia

La era de poner flores en los cañones de los fusiles se quedó atrás con Woodstock y con el amor y paz de las y los hippies de los 60s. La forma moderna de desarmar estas fuerzas nefastas que giran alrededor del eje del mal es usando estrategias ingeniosas y contundentes: Que anulen al adversario y al mismo tiempo te hagan sentir victorioso/a, como si acabara de asestarle un zapatazo al político de su elección en una conferencia de prensa.

Ser antichepista es una forma de vida. Se debe tener congruencia en la forma de vestir, hablar, comer, saltar, conducir y perseguir enanos radioactivos. Eliminar por completo de nuestro lenguaje el discurso de seguridad, paz y democracia que el estado promueve con su pseudo-humanismo cristiano; desaparecer del guardarropa los estampados militares, negarse a pagar impuestos para seguir manteniendo a la conjuras corruptas que controlan el país y participar básicamente de cualquier acción necesaria para desaparecer de la faz del universo a los puños firmes, las manos duras, los shows relámpago, los operativos mordida, las fuerzas armadas, la balística y lograr que se le revoque el nobel de la paz a Obama, que liberen a Willy y que devuelvan a Plutón su rango de planeta.


Siga Que Aquí No Hay Nada Que Ver

La carrera armamentista en Honduras viene siendo algo así como la carrera espacial de la guerra fría cuando Estados Unidos construyó un McDonald's en Júpiter sólo porque sí, porque aunque no haya población es mejor prevenir, ¿No?
Se rumora que hay elementos del ejército en altamar distribuidos al azar por diferentes latitudes, con órdenes de disparar a quemarropa si algún abuelo osa pescar en aguas estatales. Mientras tanto en las ciudadelas se comienzan a reemplazar civiles por militares uniformados. La societat está adaptándose a ver qué, 15, 20 tipos de camuflage con rifle al hombro en los 3 barrios que atraviesan para llegar a su destino, la infancia indigente ya anda jugando chimiricuarta AK-47 y las familias hacen turnos de Veo-Veo Modalidad Bélica desde sus automóviles: "Veo veo... ¡Un chepo toleteando a una señora!".
Pronto aparecerán pinturas colgadas en la casa de la tía mostrando paisajes de parques y zonas verdes con militares haciendo picnics y jugando fútbol de playa con los niños, las niñas y adolescentes. La normalización de la cultura balística se introduce en el colectivo como si de mensajes subliminales del Disney channel se tratase con la diferencia que las imágenes están allí afuera a la vista de todos como balde de agua fría en una noche invernal de la estepa rusa.


El Poder de La Mente

La esencia de la cultura antichepística consiste en descongelarse, sentirse incómod@, enferm@, asquead@, gritar "¡NO!" cuando la cajera de Burger King le pregunte si quiere una 9 milímetros con su orden de whooper jr. y papas fritas. El rechazo es fundamental porque una vez completada al 100% la instalación en marcha de la mafia militar en las pulperías, ferreterías, mercaditos, guarderías, gimnasios, asilos y demás, la mente se convierte en la última trinchera de batalla.
Ya sabemos que las mentes fuertes son capaces de doblar cucharas y desaparecer elefantes cuando se concentran, pero las mentes aún más fuertes son capaces de ver la realidad y mantenerla siempre presente. Todos y todas nacemos con ese potencial, al menos quienes nacimos un día, porque los políticos y similares sólo se autogeneran por códigos de unos y ceros o nacen de pozos radioactivos.
Entrenar la mente es un proceso de deconstrucción que puede involucrar el exilio en un templo nepalí, pasar noches enteras sacando la flor de loto bajo el chorro de una cascada, subir y bajar gradas en ropa deportiva con "Eye of the Tiger" de banda sonora, en fin mil aventuras que si tiene la suerte de llegar a la vejez podrá relatar en el centro geriátrico cuando le visiten los androides que seguramente tendrá por nietos.

Por la libertad, por la dignidad, por una vida completa, por los nietecitos biónicos: No a las fuerzas policiales, militares y paramilitares. No a la impunidad y al sistema judicial corrupto. Este es el manifiesto antichepístico.







http://antichepistica.blogspot.com/

http://www.facebook.com/antichepistica

http://twitter.com/#!/antichepistica


miércoles, 2 de noviembre de 2011

“La mirada de Adriano Corrales al Teatro comunitario de Rafael Murillo Selva" - Edgar Soriano, Honduras



Caminando por senderos complejos:
“La mirada  de Adriano Corrales al Teatro comunitario de Rafael Murillo Selva”
Por Edgar Soriano Ortiz
El teatro popular tiene raíces profundas en las distintas sociedades, para interpretarlo es importante abrir nuestras percepciones reinterpretativas. Durante siglos  los cuerpos teatrales deambularon en plazas y atrios,  utilizados y no utilizados desde el poder, no tuvieron la complejidad interpretativa para entender los movimientos y contradicciones socio-culturales. Sería de esa manera que el mundo “universal” desde el siglo XIX, bajo la hegemonía burguesa, avanzó en la nueva colonización del capital controlando con sus grillos de alienación en la mentalidad colectiva. Sin embargo ese siglo significó un debate que reconfiguró el pensamiento dialéctico, la concepción de “la dialéctica del derecho” de Hegel pasó por las manos críticas de Ludwig Feuerbach y, más acertadamente, por la reinterpretación de Marx. En otras palabras el pensamiento dialéctico vendría a replantear los paradigmas del liberalismo burgués, lo que no evitaría –y con mayores argumentos- que la lógica del orden hegemónico republicano siguiera su camino, en América Latina la vociferación  del “orden y progreso” resonó como la punta de lanza del nuevo orden hegemónico occidental. El teatro en la lógica del capital tendrá que ser mercancía, y más aún, la mentalidad colectiva se desenvolverá en un gran escenario teatral alienado, como lo manifiesta el teórico francés Guy Debor, decorado por el capital-opresor. El paso  al siglo XX nos recalca el deseo y accionar  sistematizando de raciocinio burgués para vender y apropiarse  del teatro (el Barón de Meiningen, por ejemplo, afinaba con electricidad y decorado la escena). Fue así, que en un país de barbárico capitalismo represivo, la Rusia zarista, el espectáculo tendría la brillante aportación de la psico-técnica ideada por Kostantin Stasnislavsky; su resultado sería el método de las “acciones físicas”, ampliamente utilizadas y a la vez cuestionadas en adelante. Sería el período entreguerras (1919-1939) en que nuevas reinterpretaciones transformarían el teatro, siendo algunos discípulos de Stasnislavsky que cuestionaban desde la revolución: Meyerhold y Vagtangov. Pero ineludiblemente, es Bertold Brecht que propondría el “teatro dialéctico” tras el amplio debate en los sectores artísticos e intelectuales entre la tendencia dialéctica materialista y el fascismo. Y toda esa movilidad socio-cultural occidental  influenció a la América Latina que tendría desde la segunda década intentos revolucionarios frente a la dura represión. Lo dialectico brechtiano - inclusive los aportes teóricos de Rolland influyeron en la primera mitad del siglo XX- y la realidad socio-cultural de la mayorías excluidas por el capital colonizador serán las herramientas de un teatro popular de personalidades teatrales, que van desde el teatro obrero-revolucionario de las primeras décadas del mencionado siglo hasta los proyectos como el de Augusto Boal con su teatro del oprimido y Luis Valdez con su teatro campesino-chicano.

Sobre poesía de Fabricio Estrada - Rainier Alfaro




Leo a Fabricio Estrada (Sabana Grande ,1974) como a un viejo amigo ya distante, ya lejano, ya en otras dimensiones donde su palabra e imagen han roto geografías y espacios de cercanía y edades para muchos, incluso para el mismo; para dar lugar  a otras voces que buscan y se abren paso desde lo más profundo de su pecho hacia el sendero inhóspito de sus manos, de sus barcos, de sus estrellas del sur.
El fuego avanza tanto como sus pasos, el viento se disipa de tanto en tanto, pero el poeta abre otras veredas, recibe cantos desde el ulterior y sigue en pie, sigue y seguirá andando y será hasta la poesía siempre.




Octubre de 2011, desde las honduras Tegucigalpa
Rainier Alfaro Bautista
Poeta.

Y para ver más ilustraciones de Naoto Hattori:

martes, 1 de noviembre de 2011

El tesoro de Bengasi, saqueado en Libia

http://terraeantiqvae.com/profiles/blogs/el-robo-del-tesoro-de-bengasi-libia-es-uno-de-los-mayores-de-la-h?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+TerraeAntiqvaeRevistaDeArqueologaEHistoria+%28Terrae+Antiqvae%29

Golpe (s) sin olvido - Iris Mencía, Honduras

Coincidíamos hace unos días con Rafael Murillo Selva, en un punto que consideramos la mayor tara de nuestra colectividad hondureña: el darlo todo por sobre-entendido.

Hay mucho de "eso ya lo sé ¿y para qué escucharlo de nuevo?" y en esa actitud sobrada comienza a llegar el olvido, los detalles, el cómo se hablaba durante x momento, qué cargas emocionales llevaban las palabras... y se pierde todo, todo, hasta las últimas marcas donde nos cayó el golpe y las ideas de lo que en verdad sufrimos o anhelamos, es decir, se pierde la historia a ras de suelo y comienza a aceptarse la explicación de "las alturas", la verdad oficial que no concuerda con la tensión vivida.

Iris Mencía ha sido una especie de corresponsal de nuestra guerra íntima y cercada mediáticamente. Libreta en mano, ha descrito hechos terribles ocurridos durante las grandes represiones avaladas por la OEA en los meses más críticos del golpe de Estado. Mientras en "las alturas" se discutía si era no procedente enjuiciar y expulsar a la élite criminal del golpe en interminables diálogos diplomáticos, en las calles, periodistas como Iris Mencía esquivaban las balas y elevaban los testimonios del dolor, del estupor, de una nueva cultura de resistencia que nacía entre todos, desde las manos que tomaban una piedra o desde los cuerpos acuchillados y baleados. Iris misma fue la que tomó la pala para echarle la tierra al ataúd de un Walter Trochez, de la misma forma en que, posteriormente, férrea tomaba el lápiz para describirnos la rabia de los presentes. Iris misma fue la que envió las primeras notas de las 42 puñaladas a Pedro Magdiel, en Alauca y caminó con miles hasta la frontera de nuestra indignación.

Los relatos de Golpe (s) sin olvido, tienen el tono de conversaciones tomadas al vuelo, entre las carreras provocadas por las bombas y entre el desconcierto de una mentalidad hondureña que no se esperó semejante brutalidad y que muy pronto empezó a reconocer como normal los hechos que se sucedían con pasmosa crueldad. Textos construidos para salvar la memoria de las pretenciones de la vacua reconciliación, guardan en sí las voces sencillas que irrumpieron desde la resistencia popular hacia los que cientos de miles guardan ahora como un recuerdo del pundonor vivido, en las calles más anónimas y en los gritos más colectivos en una forma de literatura de la experiencia que Helen Umaña señala como literatura de la reviviscencia, instantáneas de la esperanza.

¡Felicitaciones, compañera!!

F.E.


J.A. Arcediano (España) - Los bosques de Wisconsin

Tenemos en casa una colección de poemarios editados por La Garúa, de España, y desde hace algunos días, este poemario escrito por el español José Antonio Arcediano (Barcelona, 1964) venía ejerciendo sobre mi una especie de magnetismo, y así, sin más, lo tomé y comencé a leerlo en voz alta... y definitivamente fue todo un placer leerlo en su propia salsa de versos líricos -en la primera parte- y luego con un desenfado ácido en la segunda parte, conduciendo una historia de amor de últimas palabras y vientos lejanos que van rasgando la imagen, delicadamente.

Rozas con el dedo los lugares
a los que nunca viajaremos juntos.
Luego pasas el dedo por mis labios
en señal de silencio.
Sabe a blanco papel y queratina,
a satén y lejanía,
a parajes desiertos.
Aquí,
tan cerca de nosotros.
                                 Tan juntos.
                                                  Tan solos.



Los bosques de Wisconsin

Allá dejé los bosques,
los árboles caídos
y la madera triste de los días;
el canto de los grillos
en la lenta figura de la noche estrellada;
la silueta perpleja de los míos;
el encendido rubio entre tus hombros
y el verano de moscas incansables
en el que, muy despacio,
fuimos reconstruyendo nuestros nombres.
Recuerdo vagamente los bosques de Wisconsin,
aquel ardiente sol de media tarde
y tu lengua abrasando mi silencio.
Ahora lucho con todas estas calles vacías
e intuyo una frontera de gemidos
perdidos para siempre
en la colcha raída de los tiempos.

No volveré a Wisconsin...
pero no dejes nunca de esperarme.

Adiós

Decirte adiós ha sido
como sacar billete de vuelta
hacia mí mismo


Profunda reflexión de un neoyorkino acerca de los bosques de Wisconsin

Cada vez que me siento sobre el water
pienso en los verdes bosques de Wisconsin,
que existen para la gloria del señor,
para solaz de los humanos
y, por qué no decirlo, finalmente,
para que yo, en New York, me limpie el culo.
¡Dios conserve los bosques de Wisconsin!

Constatación vital en Washington Square

In torno, il tacito morire delle foglie

Alrededor se mueren las hojas en silencio,
delante de millones de testigos
de un fracaso vital en este otoño
que insiste y se repite eternamente.
Así dejan la vida las hojas y los hombres,
sitiados por millones de miradas
del todo indiferentes.


Huyamos a Wisconsin
a ocultar nuestros crímenes,
a respira sin miedo.
Huyamos
de los artistas y de los pirómanos,
de ángeles caídos y grises policías,
de las armas cargadas de buenas
intenciones,
de los saldos y de las rebajas,
de Lou Reed, Woody Allen
y su psicoanalista,
de la penicilina y de los spaghetti,
del casero y de la golfa de su hija,
de Barby y de la bruja de su madre
que dios traiga a su gloria cuanto antes,
del inquietante humo de las calles,
del levitar incierto de los puentes,
del brillo artificial de las estrellas,
de los zombies y de las jeringuillas,
de los cuerpos tomados en falso y a traición.
Huyamos a conciencia y sin reparos
de la sombra que no nos abandona,
de su fidelidad insobornable.

Huyamos con el rabo entre las piernas,
con nuestro mejor traje,
con la lista de la lavandería,
con la petaca llena,
con la mejor sonrisa;
sin ella,
sin su fotografía,
pero con su dinero y con sus joyas.
Huyamos
todos
juntos,
en
manadas
de
a
uno,
en la más solitaria compañía.
Degustemos el vértigo
del placer miserable de la huída.
Huyamos a Wisconsin
a ensuciar el pasado
repleto de señales seminales
y áridos fluidos,
a lapidar cualquier feliz recuerdo
ene en el que sustentar una esperanza,
por el que pretender una caricia,
a injuriar cada imagen, cada rostro
donde podamos vernos reflejados,
a indagar sobre aquel que no seremos
y aquel que no quisimos nunca ser
por miedo, por verguenza o por desidia.
Huyamos a Wisconsin
en busca de quien pueda,
por fin, facilitarnos una pista
sobre la que ensayar un epitafio
y unos palmos de tierra silenciosa,
profana y sosegada, entre los árboles.

Transcripción de la denuncia de Doña Julieta en Frente a Frente




La notoriedad de este caso contrasta terriblemente con los cientos de asesinatos denunciados por el FNRP, sin embargo, es necesario y urgente mantener el dedo sobre la llaga en este asesinato terrible que Doña Julieta enfrenta con enorme valentía y dolor.

Es muy probable que este sea un punto de quiebre al golpismo y hay que saber observar con cuidado hacia dónde se va corriendo la grieta. Nadie más que los autores del golpismo son culpables de esto al haber desatado todos los mecanismos de contención de la policía y de los militares para iniciar la represión a la Resistencia. Ahora ven hacia todos lados, mientras desde el ojo del microscopio, el imperialismo gringo no pierde detalle alguno. Algo se les fue de las manos en sus cálculos; ahora Doña Julieta se ha convertido en su formidable némesis, y está dispuesta a ir a fondo.

Sobre poesía de Iván Hernández (El Salvador) - Rainier Alfaro


Octubre 2  de 2011              
Tegucigalpa, Ciudad de la Niebla


Las grandes vertientes de la poesía, siempre han estado acá, en medio de la niebla, de los bosques, del mar y las ciudades habitadas por viejos fantasmas y por antiguos ¨salmos de los niños¨ nos acompañan, nos obligan a avanzar ¨Con el pie izquierdo levantado¨, ¨Con bendición de muertos felices¨ con estas y otras aseveraciones de dogma y de fuerza vital recorriendo cada imagen que el poeta crea y recrea a su antojo o a merced de la misma poesía siendo pues el mismo un vaso comunicante, donde los nietos de Xango logran ascender o descender nuevamente de sus murallas ulteriores hasta nuestra cercanía; el poeta Iván Hernández posee una de esas voces iluminadas por la memoria colectiva donde se dan cita ancestrales tradiciones y fuegos de tierna y rabiosa memoria y la presencia  de sentimientos tan humanos y tan nuestros que es imposible no dejarse tocar y sensibilizar en cada verso ; sus palabras van del hombre cotidiano al niño infinito y eterno que algunos siempre seremos; mismo sentimiento  que nos aqueja y que se niega a permanecer  ajeno, en el silencio extremo del olvido y el desconcierto. Leer  y releer  a Iván Hernández siempre es un nuevo avizoramiento como poeta, amigo, maestro y  también como un lector común es descubrir y reencontrar  galerías repletas de sonidos, sueños, parques, otras  avenidas del antiguo San Salvador pobladas de cafés habitados por otros, fantasmas ¨Ambrogi¨ entre ellos y el hecho de  sorprenderse con el salvadoreño reflejo de Centros Bancarios en construcción de norte a sur y de este a oeste en detrimento del paisaje y la memoria es una de sus grandes  virtudes y premisas; sus  pasos lo llevan a arrastras  en medio de los vientos y las borrascas desde Centros penales y jardines de paz ,en búsqueda de su cotidiano afán y sobrevivencia; el poeta va y avanza a veces lentamente o raudo y veloz ,sale de su casa va a parar a otras casas, bebe su onza de café amargo, desciende  de los 400 y camina dejando atrás por breves momentos a la gran manzana; pero su magnetismo lo trae de regreso una vez más siempre antes de que comience el rumor del alba , el día pasa de largo entre praxis y jurídicas firmas , la noche avanza y con ella resurge el escrutador y sus aluviones de palabras se desbordan  en medio de  poemas, cuentos y ensayos; Hernández  se asoma al silencio pero también es un prestidigitador y encantador de hogueras y alza vuelo  desde las cavernas del  histórico y mágico Xibalbá.  Que el humo de los tamagaces te envuelva; y el polvo de los chacuatetes cuándo levantan vuelo y el brillo de todos los astros y las estrellas te acompañen siempre maestro, poeta Edgar Iván, va un abrazo hasta la distancia...

Rainier Alfaro
Escritor salvadoreño

Honduras: un monstruo que se alimenta de sangre de jóvenes

"Entonces yo les quiero hacer un llamado a los gobiernos que apoyan a la Policía; el gobierno de España; el gobierno de Taiwán, creo que el gobierno de Colombia, creo que el gobierno de Chile, que ya no sigan alimentando a ese monstruo... Esta policía no es ineficiente porque no tiene equipo, se están robando los fusiles y las municiones, o es ineficiente porque no tiene radio de comunicaciones, porque no tiene patrulla, miren para qué usan las patrullas, la Policía no solo es ineficiente, tiene en su seno a los asesinos, a los delincuentes... Entonces esta es una caricatura de Estado, es una caricatura de país, no se merece el país, no nos merecemos nosotros como ciudadanos... que no se continúe alimentando un monstruo que se alimenta de sangre de la juventud de este país, un monstruo que llena sus cuentas bancarias, que su nivel de vida lo cobra con sangre, este país no se merece estas instituciones, ni estos funcionarios..."

Julieta Castellanos, Rectora de la UNAH, ante el asesinato de su hijo y de su amigo.