sábado, 30 de mayo de 2009

Jonathan Littell - Francia, Entrevista para Babelia

Littell es uno de los novelistas de la actualidad francesa más jóvenes, y ha tenido un enorme éxito con su entrega "Las Benévolas", con la cual obtuvo el prestigiosos premio Goncourt (mismo que despreció y ni siquiera pasó a reclamar) que trata sobre la vida de un verdugo nazi. Caústico e incómodo para dar entrevistas, Babelia lo entrevistó y aquí muestro algunos extractos:
P. Una de las conclusiones que se pueden sacar en este aspecto es que no podemos sentirnos seguros ni siquiera acorazados por la cultura.

R. Desde luego. Sólo los ingenuos pueden creer que la cultura te ayudará a ser majo.

P. ¿Ni eso nos vale?

R. La cultura no nos protege de nada. Los nazis son la prueba. Puedes sentir una admiración profunda por Beethoven o Mozart y leer el Fausto, de Goethe, y ser una mierda de ser humano. No hay conexión directa entre la cultura con C mayúscula y tus opciones políticas.

P. O éticas...

R. Eso mismo. Lo que trato de mostrar, de todas formas, con un personaje como Max es que también, en un periodo de la historia, aliarse con los nazis, para muchos, fue una opción ética. No es que eligieran ponerse de parte de los malos. Igual que los comunistas, optabas por una cosa u otra. Ser un demócrata, también. Incluso ahora, que ser un demócrata supone formar parte de un lado que a veces ampara cosas horribles, que tiene sus errores. Los que eligieron a los nazis, lo hicieron siendo conscientes de que tomaban un camino para ellos ético, cuyos errores o imperfecciones debían ser mejorados.

P. Pero todo aquel fracaso, aquel derrumbe ideológico nos ha hecho mucho más vulnerables, inseguros, nos ha dejado desnudos.

R. Así es la vida.

P. ¿Quería probar en su libro que no queda nada a lo que aferrarse después de aquello?

R. No soy un relativista.

P. Ah, no.

R. De ninguna manera. Mi trabajo lo que pretende es ayudar a comprender mejor las decisiones que cada uno tomamos y por qué las tomamos. Yo tengo las mías, mi propia ética, y no creo que ya sólo dispongamos de dos. Si tienes suerte, eliges las más decentes, incluso en tiempos difíciles podemos optar por cosas adecuadas, que eso es lo difícil.

Hoy prácticamente nadie cuestiona el valor ético del capitalismo o la democracia y mira que hay cosas que se pueden cuestionar. Lo que me gustaría que aportara este libro es que hoy existen caminos éticos que se pueden seguir gracias a lecciones como aquélla. Aunque también ocurre que muchos chicos y chicas de cualquier Estado americano eligen marcharse a Irak a torturar gente. Éticamente están muy confundidos, está claro.

Pero se puede entender esta confusión cuando existen juristas que en ese país legitiman la tortura, ¿qué puedes esperar? Cuando se les da una formación militar con arreglo a eso, ¿qué esperas? Si se pasan de la raya, ¿qué importa? O cuando contratas mercenarios para hacer el trabajo sucio, pues no deberían sorprendernos según qué atrocidades.

No hay reglas. El problema es que las barreras que nos ponen no son sociales. No puedes esperar que alguien no te torture porque sea un buen tipo y se apiade, debes exigir que nadie torture a nadie, sencillamente porque existen leyes que lo prohíben y que eso se castigue.

P. ¿En qué anda metido ahora?

R. Pues en nada. Apenas tengo tiempo para concentrarme en cosas serias con todo esto.

P. Pero, ¿escribe?

R. No.

P. ¿No quiere escribir otra novela?

R. Ya veremos. Me paso la vida en cosas que me vienen de este maldito libro, estoy harto.

P. ¿Maldito libro? ¿Ya lo odia?

R. No, haberlo escrito, no. Pero todo esto. Repetir esta entrevista 30 o 40 veces...

P. No da muchas.

R. Demasiadas para las que yo concedería. No le veo sentido a no ser que surjan cosas nuevas. Hay que hacerlo, es parte de su trabajo también, deben vender periódicos, es puro comercialismo, no tiene nada que ver con otra cosa. He hecho algunas entrevistas interesantes en las que han surgido algunos elementos nuevos y entonces valen.

P. ¿En ésta ha dicho algo nuevo?

R. No.

P. Pues añádalo.

R. No tengo más que añadir. -

Llosa: the challenger

Es una pena que en la medida que los intelectuales se consideren a sí mismos como peso indiscutible en la balanza social, las poblaciones, los grupos, los sectores, tomen a riesgo sus propios caminos, hiervan y se desborden eligiendo a lo que omnímodamente consideran necesario.

Vargas Llosa lleva ya largo rato suministrando insumos teóricos a la derecha más reaccionaria y todavía hoy considera que se debe aplastar con "estilo" a lo que el llama retrógradas. Recuerdo claramente el debate que mantuvo con el español Manuel Vicent, con motivo de los indiscriminados bombardeos de la OTAN a la ex-Yugoslavia (Serbia, 1999, para ser precisos); obviamente Vicent defendía el derecho humano de negarse a tal barbarie y Llosa -trágicamente- defendía cada bomba que caía sobre buses con niños o barrios de Belgrado.

El debate se mantuvo durante al menos 10 publicaciones en unos de los diarios más influyentes de España, de igual a igual, con armas teóricas, políticas,estéticas, etc... pero da la casualidad que Vicent no era presidente de ningún país y ni siquiera se había postulado antes para ninguna elección presidencial y perdido aparatosamente, como sí sucedío con Llosa en Perú. Vincent defendía la autoafirmación de los pueblos,sus decisiones, denunciaba el desastre humano que provocaba la guerra.

Al plantearle -Llosa- un debate cara a cara a Chávez ¿estará pensando que de una vez por todas se debe demostrar que los únicos capaces de direccionar al pueblo son los santones intelectuales de lobby y fina estampa? ¿Los teóricos de los Neocoms?
¿Qué tipo de interpretación lo ha llevado a creer a Llosa que Chávez le permitiría saltarse sobre su proceso revolucionario para que él, en una hora, intentara demostrarle a la mayoría venezolana que sus pasos de apoyo a Chávez han estado errados a pesar de los grandes beneficios que les ha dado?

Con seguridad Llosa se habrá retorcido las manos pensando en el festín que le esperaba, pero olvidó que no hablaría ante un Manuel Vicent (un intelectual que al final de cuentas asume su enconada posición sobre el mundo a solas, y que además le dio sus buenas estocadas morales en aquella ocasión) y no ante un Chávez que representa y auna en sí la voluntad de millones que hacen de él representación y látigo histórico contra los que los saqueron y marginaron.

Creo que se le pasó por alto su propia soledad intelectual, y,creo también, que a Llosa le encantaría que el pueblo tuviera elecciones generales para elegir a sus intelectuales; sólo que aquí, en esta esfera, la moral tendría mucho relevancia en juego, y ahí, el maestro, tiene más debilidades que fortalezas.

viernes, 29 de mayo de 2009

Aterra motos

¿Trepidatorio u oscilatorio? ¿7.3 en la escala de Richter? El punto es que eran las 2:20am y en ese instante Honduras completa se convirtió en una inmensa hamaca. Los perros cantaron su aleluya y las alarmas de todos los carros los acompañaron en un largo solo de silbatos y vibraciones.

Al igual que durante el Mitch, creímos que todo sucedía en un país lejano y, a la primera luz, nos dimos cuenta que era en cada rincón de lo más cercano. Cuando anunciaron el primer muerto el asunto pasó al silencio, y cuando llegó la suma a seis, la palabra de todos pasó de "temblor" a "terremoto".
Cuesta entenderlo así, sobretodo cuando desde niño a uno le meten en la cabeza que aquí no es zona de volcanes y mucho menos de sismos (...), aún con la historia señalándonos los epicentros que destruyeron la ciudad de Gracias, Lempira, a mediados del siglo XIX y los últimos tracateos que derrumbaron casas en Marale.

Mucho queda en el aire en un país desacostumbrado a utilizar el elnguaje de emergencia durante sismos: que la falla del Motagua se activó, que las placas "teutónicas" del Caribe se deslizaron, que la prueba nuclear de Corea del Norte mandó una mariposa maligna bajo tierra, que Mel Zelaya no pudo terminar con un Padre Nuestro ante la televisión, que la Cuarta Urna es la culpable, que Dios quizo hacernos un guiño... y bueno: ¡de todo!

Hoy los titulares de los noticiarios y periódicos elevan su exlamación de reprendimiento: Arrepientánse, Dios ha hablado y Dios nos ha salvado ¡Milagro!¡Milagro! y uno se pone a ver las rayas de los sismógrafos queriendo encontrar en ellos el lenguaje divino, los códigos cabalísticos, el rostro crispado de Dios... Como un código de barras, Dios ha dejado en las pantallas su marca registrada, con pesados pasos Dios atravesó el territorio tan sólo para que sintiéramos su presencia molesta (...)

Realmente resulta insoportable el tamaño de este fundamentalismo, pero se aprende a convivir con él, así como Galileo suspiró a profundidad durante su juicio y pensó que era mejor retirarse a casa para una larga lectura sin intentar convencer a nadie de nada; a lo mejor así debe ser. Dios mismo así lo debe pensar mientras le ayuda a reparar al Diablo su nueva excavadora, que allá, en lo más profundo de la Fosa de las Marianas, se le atascó -con cierta y extraña exactitud- a las 2:45am, 15 segundos despúes de haberla encendido.

F.E.

jueves, 28 de mayo de 2009

Alan Mills, sobre el "Video Rosenberg"

La nota que Alan Mills ha subido a su blog (Revolver) respecto a la marcha en contra del presidente Colom de la cual fue testigo, me ha traído a colación el ensayo Simulacro y Simulaciones, del filósofo francés Jean Baudrillard (1929-2007). A continuación, los fragmentos que considero coincidentes con lo que acontece en Guatemala y por qué no, en Honduras:

"La única arma del poder, su única estrategia contra esta derrota, es reinyectar realidad y referencialidad en todos lados, para intentar convencernos de la realidad de lo social, de la gravedad de la economía y las finalidades de la producción. Para ese propósito prefiere el discurso de la crisis, pero también - ¿por qué no? - el discurso del deseo. "¡Toma tus deseos como realidad!" podría entenderse como el slogan definitivo del poder, puesto que en un mundo no-referencial incluso la confusión del principio de realidad con el principio de deseo es menos dañino que la hiperrealidad contagiosa. Uno permanece entre principios, ahí el poder siempre tiene razón".

"Al estar históricamente amenazado por lo real, el poder arriesgó la disuasión y la simulación, desintegrando toda contradicción a través de la producción de signos equivalentes. Cuando es amenazado hoy por la propia simulación (la amenaza de desaparecer en el juego de signos), el poder arriesga lo real, arriesga crisis, juega con la remanufacturación de las bases artificiales, sociales, económicas, políticas. Esta es una cuestión de vida o muerte para él, pero es tarde.
De ahí la histeria característica de nuestro tiempo: la histeria de la producción y reproducción de lo real".

"El poder también por algún tiempo ya no produce más que signos de su propia semejanza. Y al mismo tiempo, otra figura de poder entra en juego: la demanda colectiva por signos de poder - una unión sagrada que se forma alrededor de la desaparición del poder. Todo el mundo pertenece a él más o menos con miedo ante el colapso de lo político. Y al final, el juego del poder no resulta ser más que la obsesión crítica con el poder - una obsesión con su muerte, con su supervivencia, cuanto mayor más desaparece; cuando ha desaparecido por completo, lógicamente estaremos bajo el completo hechizo del poder -, un recuerdo cautivador anunciado ya en todas partes manifestándose en un lugar particular, y al mismo tiempo la compulsión para librarse de él (nadie lo quiere ya, todos lo descargan sobre otros), y el aprensivo lamento sobre su pérdida".

"La simulación es infinitamente más dañina, puesto que siempre está sugiriendo que la ley y el órden en sí mismos podían realmente no ser más que una simulación".

"El reto de la simulación es irredimible por el poder. ¿Cómo puedes castigar la simulación de virtud? Y aun así es tan seria como la simulación de un crimen. La parodia hace la obediencia y la transgresión equivalentes, y eso es el crimen más serio, dado que cancela la diferencia respecto a la que la ley está basada. El orden establecido no puede hacer nada contra ello, puesto que la ley es un simulacro de segundo orden mientras que la simulación es de tercero, más allá de lo verdadero y lo falso, más allá de las equivalencias, más allá de las distinciones racionales sobre las que funcionan el poder y lo social. Así pues, fallando en lo real, es aquí donde debemos apuntar al orden".




Nota de Alan Mills, poeta guatemalteco, a continuación:

1. Después del shock al que la sociedad guatemalteca se vio sometida a través del mundialmente famoso “video Rosenberg”, es posible ir viendo cómo poco a poco emergen las nuevas reflexiones e hipótesis (ampliando, matizando y hasta contraviniendo la especie de un torpe crimen orquestado desde el Ejecutivo). La entrevista de la periodista Claudia Méndez al personaje que distribuyó el video incriminatorio es sencillamente esclarecedora. Resulta curioso que estos materiales no han sido difundidos por los colectivos pro-democráticos (¡y espontáneos!) que ahora han nacido como extrañas setas en el pastizal.

2. Pasaba por pura casualidad por el centro de la ciudad de Guatemala, cuando me topé a una fracción del llamado “Tsunami Blanco”, los manifestantes que exigen justicia por el deplorable asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg. Un bloque de dicho conglomerado parecía de verdad compungido y hasta sinceramente triste y esperanzado en un cambio. Respiré con tranquilidad, casi contagiado por el espectáculo democrático y la búsqueda de justicia que emanaba del rostro de varios jóvenes. Cual sería mi sorpresa al encontrarme con unas personas que encabezaban dicha marcha, gente de evidente alcurnia y vestidos con el blanco de la pureza, insultando acremente a una pobre mujer, una señora humilde que seguramente alguna vez les limpió la casa, o les sirvió la comida, o les cuidó a sus hijos. “India shuca”, le gritaban, con una rabia que me dejó frío.

3. El futuro de dichas marchas, deduzco, está en relación directa con una toma de conciencia radical de la situación: qué oscuros intereses se defiende como “tontos útiles” (en palabras de Andrés Zepeda) y cuáles son las reivindicaciones reales que se exigen en calidad de ciudadanos de pleno derecho (el final de la impunidad en el país).

4. En las calles cercanas a la marcha también recibí unos volantes donde decían que el nombre “Colom” resulta del anagrama de “Moloch”, nombre de una entidad maligna, habitante del reino de las tinieblas. Otro repartía volantes con el eslogan “los buenos somos más”.

5. Por uno de esos azares enigmáticos y reveladores, llevo en las manos un libro de Rudolph Steiner, donde el autor asegura que nuestra era de absoluto materialismo (donde el dinero y la imagen son los principales valores) representa el temporal ascenso de Ahriman (también llamado Moloch), quien lucha por convertir al mundo en una máquina. Por lo que veo a mi alrededor, esta entidad demoníaca se encuentra convenientemente repartida y palpita en los rostros de odio maquínico que distingo a mi paso. La presente proliferación de carísimos anteojos oscuros por las calles de la ciudad, aparece ahora develada en mi sique como un deliberado oscurecimiento de la mirada.

6. El sentido común de Jaime Bayly respecto al caso Rosenberg es tan arrollador como honesto. Y veamos que al peruano no se le podría acusar de “parcialidad ideológica” a favor del gobierno de Guatemala. Creo que Bayly ha visto las cosas como ahora intento hacerlo, con el más puro sentido común y hasta con cierto cinismo frente a la espectacularidad posmoderna del asunto y sus posibles beneficiarios.

7. Leo la reciente entrevista de Marta Sandoval a Francisco Goldman, autor de El arte del asesinato político, un libro clave para entender la situación actual. Me llama la atención una de sus respuestas, me inspira y la comparto:

“Cuando tomas todo bajo consideración –la historia, las realidades cotemporáneas– el mundo le debe a Guatemala un poco de amor”.

lunes, 25 de mayo de 2009

COMUNICADO DE LA UNIÓN DE ESCRITORES Y ARTISTAS DE HONDURAS (UEAH)

La Unión de Escritores y Artistas de Honduras (UEAH), a la comunidad de intelectuales, artistas y escritores hondureños, al pueblo en general y a la comunidad internacional, nos pronunciamos con respecto a la instalación de la cuarta urna como mecanismo para convocar legalmente a la instalación de una Constituyente que redacte la nueva Carta Fundamental de nuestra nación, en los siguientes términos:

1. Que somos los portadores de la voz del pueblo en cuanto a creatividad artística, intelectual y la memoria cultural de la nación, y que sobre esta base representamos el criterio moral de mayor envergadura sobre el destino político, social, económico y cultural de la nacion.

2. Que nuestras obras lirerarias, artísticas, históricas, culturales, musicales, pictóricas, teatrales, etc., han expresado a lo largo de la historia nacional los sentimientos más profundos del pueblo en el plano de la expresion creativa de la identidad nacional.

3. Que siempre hemos demostrado posiciones críticas y beligerantes ante los acontecimientos históricos que marcan el destino de la patria hacia estadios de mejor calidad de vida y nos hemos colocado en las trincheras de vanguardia que representan las luchas populares.

4. Que apoyamos la iniciativa del gobierno del Poder Ciudadano regido por el presidente Manuel Zelaya Rosales, quien ha representado ante el pueblo hondureño la propuesta de la instalación de una cuarta urna, en las elecciones generales del mes de noviembre, como consecuencia de la consulta popular que se realizará el último domingo del mes de junio; y que deberá canalizarse ante el Honorable Congreso Nacional como un mandato del sobrerano represantativo directo del pueblo hondureño.

5. Que a partir de este momento nos integramos activa y militantemente en el FRENTE PATRIOTICO PARA LA DEFENSA DE LA CUARTA URNA como un mecamismo de defensa de los intereses soberanos del pueblo hondureño que habrá de defender todos los derechos consignados en la carta fundamental de las Naciones Unidas, los protocolos internacionales relacionados con el tema la Constitución de la República y las leyes emitidas con el objeto de salvaguardar la libertad de pensamiento, de opinión, y de expresión colectivva.

6. Que condenamos la doble moral de políticos de los partidos conservadores y reaccionarios que se han organizado en un frente común para combatir con todas las armas posibles incluyendo las amenazas violentas contra el presidente, para frenar la lucha popular en favor de la cuarta urna. Los intelectuales organizados en la UNION DE ESCRITORES Y ARTISTAS DE HONDURAS, asumimos la dignidad de la conciencia del pueblo hondureño para contruir el futuro de la patria, donde la justicia, la equidad, y la libertad constituyan las columnas vertebrales de su destino histórico.


Nuestro escritor Ramón Amaya Amador expresó que el " Camino de mayo es la victoria". Hoy refrendamos este pensamiento revolucionario.


Dado en Tegucigalpa a los 14 días del mes de Mayo de 2009.


UNION DE ESCRITORES Y ARTISTAS DE HONDURAS.

sábado, 23 de mayo de 2009

Roberto Becerra Lanza- Honduras

Foto: Chaliobala ®
Cuando Roberto Becerra (abril, 1976) escribe es como el herrero que saca de la fragua un metal candente. No esgrime ni la condecendencia ni la conmiseración, ni con nadie ni con él mismo. Conoce a la perfección de cuánta desolación se nutre este oficio, y así lo ha hecho desde que lo conozco, desde aquellas tardes rabiosas en el Taller Casa Tomada hasta los días que otros llaman Presente y él llama Eternidad. De eternos abismos nace lo humano, de ciudades hundidas donde las palabras tardan segundos en caer... parte de su radiografía esencial se encuentra en estos poemas que ahora se muestran aquí, la otra parte, yace hundida, en el océano... (F.E.)
De su poemario Noctámbulo:

A veces olvido que existen las calles,que un hombre habita en ellas,
olvido que puedo ser yo.

Se que alguien duerme este día,
¿Pero donde?

Si alguien muere,
lamentablemente no soy su asesino,
ni siquiera parte de su familia.

A veces olvido los pianos,
las guitarras,
los violines,
es cuando mas clásico me siento.

A veces olvido que todo se pierde en la distancia,
es cuando pienso,
en saltar de tu cama,
para romperme todos los huesos.


La noche estaba triste,temblaba de frío,
de soledad,
estaba en mi casa
observando hacia la puerta,
estaba en los parques,
en los jardines,
estaba ebria de llanto,
sola, muy sola.

Así que soltó su cabello,
y decidió,
lanzarse en pequeños pedazos al mar.

Al día siguiente,
se escucharon,
sus últimos lamentos,
seguidos de un silencio
que no conocía,
mientras las olas sacudían con fuerza,
numerosas estrellas muertas.


Este es el tiempoque mueve de un lado a otro,
la ropa polvorienta
que guardo en el armario.

Cruje en la madera
como un pequeño animal,
golpea con fuerza,
su rostro contra las puertas.

Este tiempo me hace recordar,
las sombras que deja la noche,
colgadas de los balcones.

En la forma rudimentaria de mis manos.

En la soledad,
que ha sabido educarme,
como un verdadero demente.


No cabe duda de que si cargamos una cruz,que se agita y respira,
todos los días se conmueve y se desespera,
miente y asesina,
se revuelca como una noche delirante,
desayuna,
se amarra el cuerpo a los zapatos,
y sueña de oídos a la tierra.


Es más fácil sacar la habitación de mi cama,
Deslizarse por la esquina de mis manos.
La noche soy yo,
Y quiero amanecer el día en que no estuve.
Mis pies se dividen como un viejo velero lleno de verdugos
aquí afuera,
visito a personas que asoman su cabeza
por conductos de aire,
y mastican el polvo de su garganta.

Un gran dibujo es el cielo,pero este manantial siempre desaparece
sobre la tumba de la niña rara,
y las luces sobre los sanitarios
solo son parte del decorado.

¿Qué pasó en realidad en esas pocas horas debajo del suelo
al lado del suelo,
sintiendo el fuego del silencio?
Oscurecido,
todo tenía un sabor que pronunciaba mareas.

viernes, 22 de mayo de 2009

Kinshasa memories (F.E. de poemas de onda corta ®) dos traducciones

Foto: Chaliobala ®
I

I come back to Kinshasa, my love,
A sweet paranoia that I repeat
In each flight coming back from dreams to the day.
In the full bliss of the climate
I tap the drum of summer
I drive into the walls, with lances,
My human collection of birds.

The sun, sick, suppurates,
The villages grows and is consumed by itself,
Nothing unknown to my eyes,
Babel of termites or statue of dust
But happy the look to go back to you,
Oh, abandoned one…
Your Medusa tangled hair
Poisoning everything,
The pressure of the fire
And the panic of the lover seized with unconcealable
Desire in the burnt out parks,
In the destroyed hotels,
In the delirium of ashes in places of snow.

I have come back, my love,
Trained in your hoop of fire,
Like the sweet pachyderm of amnesia,
I salute you, oh Kinshasa,
You most Serene
August Capital of Central America.

II

In Kinshasa there is no rain left.
The tribe dig holes in the hills and look for wineskins
-that some say- are full under the ground.
Thus they lose their hands and sleep,
They open enormous furrows
They mark with bones and chew roots
Until they dry them out.
A constant buzz is the word
And the village grows in uncontainable octagons,
A ferocious structure
Where they keep the brief history of their time.

No clouds go by in Kinshasa,
Only, an endless storm of locusts
That do away with the roofs
And the meager flowers
Everyone has begun to call hopes.



Traducción al inglés Revista Prometeo, Medellín, Colombia 2008


I

Regresso a Kinshasa, meu amor,
doce paranóia que repito
em cada vôo que regressa do sonho do dia.
Em pleno gozo do clima
toco o tambor do verão
e prego nas paredes, com lanças,
minha coleção humana de pássaros.

Supura o sol, doente,
a aldeia cresce e consome a si mesma,
em nada desconhecida por mim,
babel de cupins ou estátua de pó
mas feliz a mirada para regressar a ti,
oh abandonada...
Tua cabeleira revolta como medusa
envenenando tudo,
o assedio do incêndio
e o pânico do amante, presa do desejo,
inocultável nos parques calcinados,
nos hotéis destruídos,
no delírio da cinza que faz as vezes da neve.

Estou de volta, meu amor,
amestrado em teu arco de fogo,
como o dócil paquiderme da amnésia
te saúdo, oh Kinshasa,
Sereníssima,
Capital Augusta da América Central.

II

Em Kinshasa não resta chuva.
A tribo perfura os morros e busca odres
—afirmam— jazem repletos enterrados.
Assim, perdem as mãos e o sonho,
abrem sulcos enormes,
sinalizam com ossos e mascam raízes
até deixá-las ressecadas.
Um constante zumbido é a palavra
e a aldeia cresce em octógonos incontidos,
em andaimes ferozes
onde guardam a breve história do tempo.

Não passam nuvens por Kinshasa
apenas um interminável temporal de lagostas
que se encarrega de arrasar os telhados
e as precárias flores
que todos chamam esperanças.

Traducción al portugués por el poeta Antonio Miranda, Brasil

I

Vuelvo a Kinshasa, mi amor,
dulce paranoia que repito
en cada vuelo que regresa desde el sueño al día.
En pleno goce del clima
percuto sobre el tambor del verano
y clavo en las paredes, con lanzas,
mi colección de pájaros humana.

Supura el sol, enfermo,
la aldea crece y se consume a sí misma,
nada desconocida a mis ojos,
babel de termitas o estatua de polvo,
pero feliz la mirada por volver a vos,
oh abandonada…
Tu pelo revuelto y medusa
envenenándolo todo,
el asedio del incendio
y el pánico del amante presa del deseo
inocultable en los parques calcinados,
en los hoteles destruidos,
en el delirio de la ceniza que hace las veces de nieve.

Estoy de vuelta, amor mío,
amaestrado en tu aro de fuego,
como el dulce paquidermo de la amnesia
te saludo, oh Kinshasa,
Serenísima,
Capital Augusta de la América Central.

II

En Kinshasa no queda lluvia.
La tribu perfora los cerros y busca los odres
—que dicen— yacen repletos bajo el suelo.
Así, pierden las manos y el sueño,
abren en enormes surcos,
señalizan con huesos y mascan raíces
hasta dejarlas resecas.
Un constante zumbido es la palabra
y la aldea crece en octágonos incontenibles,
un andamiaje feroz
donde guardan la breve historia de su tiempo.

No pasa nube en Kinshasa,
tan sólo, un interminable temporal de langostas
que se encarga de arrasar la techumbres
y a las precarias flores
que todos dan por llamar esperanzas.

martes, 19 de mayo de 2009

Humberto Vinueza - Más acá de los signos zodiacales (fragmento)

Estoy triste, andino,
equinoccialmente triste. No cabe
en mi fardo, en mi paciencia vacante de shamán
tanta harina monótona para el verso ázimo;
tanto ensimismamiento, vasos comunicantes,
tanto Vallejo, dispuesto y prelúdico,
tanto alambique triste. Beso en mi bufanda
las tristécimas de la unidad que somos,
tú yo, pareja más impostergable que póstuma.
Puedo gritar, aullar como Ginsberg
al eco en el silencio del silencio.
(La luna se dilata, bajísima, como propaganda
de preservativos contra el SIDA).
Puedo, ahora lo sé, ahora puedo
como Pound escribir en las paredes:
"Lo que bien amas permanece.
Pero haber hecho
en vez de no haber hecho eso no es vanidad".

Soy un actor sensible a las autocríticas
-laxante rasgo incorporado a mi cultura
de nieves perpetuas, páramos y marismas.
Reasumo la libido y sus lindes elásticas
en cuarta dimensión; la vida desde lo más
simple hasta lo compuesto-descompuesto;
todos los reflejos condicionados o no,
con señuelos siniestros; los complejos
(todos), especialmente el de superioridad
tan venido a menos: incomparable.

Mi lucidez impasible busca símiles
en los laberintos siderales, en el tiempo
de los tiempos recién inventado
por el primer segundo de los amantes;
en el infinito visto a través del milímetro
recuperado de humanidad.
Es la desgarradura nuestro striptease verídico
y nunca se callarán las rocolas lejanas
a no ser que, de pronto, el camino
sea Marx y Cristo el atajo,
pero, mientras tanto, ocurre lo contrario.

Marx en la cruz y
Cristo sobre la geometría magnética
entre el frenesí y la quimera. Así,
los desuniversados bajo la intemperie
teneblosa del cosmos esperan, siempre
esperamos lo peor de la resurrección imposible.
El camino es el atajo;
con Marx y las cruces construiremos la rueda.

Por lo demás, ya lo intuía,
¡quién no tiene su década de los sesenta,
por no decir lustros maleables, años de soler y amanecer,
instantes remordidos entre paralelos y meridianos,
su aura de hombrenuevo, implícita en el instinto
como vacuna; su aventura en serio,
portátil, su Gagarin; su tonada mundial
en un poema para el íntimo baile!

¡Quién no escarba en su mochila llena de bitácoras,
lámparas, añicos, lascas, hojas de coca en la escarcela,
partituras de los más bellos cantos de sirenas,
reencarnaciones a medio re, clones místicos,
fotografías de ovnis con Dulcineas redundantes,
cabellos de ellas de cuando la calvicie
era todavía un arcano síntoma,
brújulas arrojadas al insomnio
por la imposibilidad siempre inconclusa del absurdo,
horóscopos que rozan la espalda intermitente
para fenecer un poco y mucho renacer
burlando los signos del zodíaco!

La duda hace lo suyo
atada al vuelo de dos murciélagos.

Está agotado el script.

Quizás algún motel esté abierto
para lúdicos, terrícolas, vulnerables
amantes;
mas
tú no estás conmigo.

Nadie, a esta hora, camina en la ciudad.

Haddy Navarro Harris - Poemas insurrectos

Proclama I

Me declaro ingobernable
y establezco mi propio gobierno
inicio un paro indefinido
y que el país reviente de basura
esperando mis escobas
Soy mujer de flor en pecho
y hasta que se desplomen los muros
de esta cárcel
Me declaro
termita, abeja asesina y marabunta
y agárrense los pantalones
las faldas ya están echadas




Comunicado II

Estoy en la calle
chuteando bombas lacrimógenas
para ahogar la pena
por el Golpe
que derribó tus besos
Construyo barricadas
pero el miedo me impide
ver tus ojos
más allá de las llamas
Estoy en asamblea permanente
con mi cuerpo
para despoblarlo de miserables criaturas
Enciendo velas en todas mis veredas
Levanto la animita de tus brazos
Porque voy a descabezar al tirano
y decretar para siempre
la democracia de caricias
sin zonas clausuradas

Antonio Gamoneda -Caigo sobre unas manos

Cuando no sabía
aún que yo vivía en unas manos,
ellas pasaban sobre mi rostro y mi corazón.

Yo sentía que la noche era dulce
como una leche silenciosa. Y grande.
Mucho más grande que mi vida.
Madre:
era tus manos y la noche juntas.
Por eso aquella oscuridad me amaba.

No lo recuerdo pero está conmigo.
Donde yo existo más, en lo olvidado,
están las manos y la noche.
A veces,
cuando mi cabeza cuelga sobre la tierra
y ya no puedo más y está vacío
el mundo, alguna vez, sube el olvido
aún al corazón.
Y me arrodillo
a respirar sobre tus manos.
Bajo
y tú escondes mi rostro; y soy pequeño;
y tus manos son grandes; y la noche
viene otra vez, viene otra vez.
Descanso
de ser hombre, descanso de ser hombre.

©Antonio Gamoneda,
De: Blues Castellano

Vicente Huidobro - La poesía es un atentadoceleste

Yo estoy ausente pero en el fondo de esta ausencia
Hay la espera de mí mismo
Y esta espera es otro modo de presencia
La espera de mi retorno
Yo estoy en otros objetos
Ando en viaje dando un poco de mi vida
A ciertos árboles y a ciertas piedras
Que me han esperado muchos años
Se cansaron de esperarme y se sentaron
Yo no estoy y estoy
Estoy ausente y estoy presente en estado de espera
Ellos querrían mi lenguaje para expresarse
Y yo querría el de ellos para expresarlos
He aquí el equívoco el atroz equívoco

Angustioso lamentable
Me voy adentrando en estas plantas
Voy dejando mis ropas
Se me van cayendo las carnes
Y mi esqueleto se va revistiendo de cortezas
Me estoy haciendo árbol Cuántas cosas me he ido convirtiendo en
/otras cosas...

Es doloroso y lleno de ternura

Podría dar un grito pero se espantaría la transubstanciación
Hay que guardar silencio Esperar en silencio

De: Últimos poemas, 1948

Nazin Hikmet - Voy a decirte una cosa

Voy a decirte una cosa
De capital importancia:
El hombre cambia de gustos
Cuando cambia de lugar.
Aquí, me gusta dormir,
Me gusta terriblemente
Porque, con su mano amiga,
Viene el sueño a abrir mi celda
O derriba las paredes
Que me tienen encerrado.
Como en la frase vulgar,
Yo me dejo ir por el sueño
Como la luz se desliza
Sobre las tranquilas aguas.
Son magníficos mis sueños:
Siempre estoy en libertad,
Allí es claro y lindo el mundo,
Ninguna vez todavía
Me han llevado a la prisión,
Ninguna vez todavía,
Durante el sueño, caí
De la montaña al abismo.
-"¡Qué terribles despertares!",
Dirás tú.No, mujer mía:
Tengo bastante coraje
Para distinguir y dar
Al sueño lo que es del sueño.

Aquella cartita a Renato Álvarez... ¡qué antrax!

Al parecer, a Don Renato Álvarez habría que hacerle una carta cada día o dedicarle una lectura guíada (y dedicada) sobre el Arte de insultar de Schopenhauer (¿Con ciertas personas vale más ser traicionado que desconfiar?), con el fin supremo de... pues...¿con qué fin supremo? ¿la defensa sublime de la Democracia patronal? Bueno, creo que por ahí anda el asunto.
Imagino que el señor éste debe levantarse cada día angustiado por la patria de sus ancestros, tan caida en desgracia y en manos de la inestable oclocracia*; así que pensando en él, trataré de estudiar un poco más sobre la fe inquebrantable del Opus Dei, atornillaré un poco más de suplicio en mi cuerpo y rogaré para que la luz ilumine los últimos rincones donde se va retrayendo de un anochecer a otro.

*Favor consultar a Oswaldo Ramos Soto, preferiblemente.




Señor Renato Álvarez:

¿Qué tal le pareció Camilo Sesto?, perdón, el Sexto de la Familia Blanes... Sin duda habrán quedado de acuerdo para afinar un duo para que él, dado su próximo retiro, le ceda a usted sus canciones más románticas. Sabe, no tiene mala voz usted, es probable que se haya equivocado al bautizar su programa como Frente a Frente en lugar de kareoke TV, al fin y al cabo usted canta con la letra que le ponen ¿no es así?

¿Se acuerda de las letras que cantaba cuando nos pidió -en aquel entonces, a nosotros, sus fieles televidentes- que nos solidarizaramos con usted para ayudarle a sobrellevar las demandas de quienes se alzaban como sus perseguidores, ricos y poderosos manipuladores de los poderes fácticos, como bien lo decía usted mismo?

¿No son acaso los mismos fantasmas a los que ahora sirve usted de mediun y en los que ahora se acuerpa para hacer sus pucheros de niño pellizcado?

Sabe, al igual que canta Camilo Sesto "algo de mí, algo de mí -con respecto a usted- se fue muriendo" y ahora, junto a miles de hondureños, lo termino de enterrar en mi memoria o en la lista de los hombres esenciales de Honduras...porque sí, hay que reconocerlo con hombría: usted representó por mucho tiempo una reserva moral para muchos de nosotros que incluso llegamos a presentarnos en su programa, sin embargo bien es sabido que el hombre público, mientras más se expone más pule y pule su imagen, como sobre un espejo que se va adelgazando hasta hacerse mil pedazos al menor asomo de veleidad.

Y es, precisamente, esa veleidad, impúdica e imprudente, falta de carácter y pusilánime (como bien lo definen en su comunicado Los Necios), lo que más nos repugna de su actual actitud como periodista, porque sus opiniones llenas de ligerezas y terriblemente volubles en este momento histórico donde los hondureños dignos estamos fraguando nacionalidad y visiones, son la muestra más exacta del cómo un individuo puede faltar a su ética profesional.

Renato:

Podría ser este correo un intento de traerlo al redil, como una prueba de fe en su pasado comportamiento digno, pero no, fíjese que no, usted no ha sabido dejarnos ni siquiera un margen de duda. Es probable que todas estas palabras le resbalen y sin embargo, quiero recordarle de dónde provienen: pertenezco al gran sector independiente que razona cada uno de sus actos y que revitaliza a este país con sus creaciones y posiciones ciudadanas bien cimentadas en la dignidad, es decir, aquellos que mantenemos el decoro y el sentido común en medio de la rapiña que asola a Honduras.

¿Usted hablaba de anarquía? ¿Apoyaba la Marcha por la Paz contra la anarquía?

¡Pero cuál es el miedo! usted ya contribuyó a clavar el miedo en la masa, ¿usted cree que la masa tomará las armas y saldrá de un día para otro a hacer la revolución que aterroriza a los señores empresarios?

Este movimiento ha tenido desde el principio una posición civilizada, de respeto, contrario a las calumnias, insultos, indiferencias y rupturas al más básico protocolo de entendimiento demostrada por el Poder. ¿o acaso se desprecian así por así 36 días de hambre y 40,000 obreros consignando su apoyo a los fiscales en huelga? ¡Esta ya es una victoria histórica de los dignos! ¡victoria que usted ha debido celebrar como cuando se gasta 1 hora celebrando el gane de la selección de futbol contra México!

Le cuento que usted pasa ahora a engrosar las filas de los solos, porque la indiferencia que imponen los dignos a sus detractores es monumental y no admite la redención a posteriori.
La soledad que ahora inicia para usted es tan terrible que cuando busque aliento en los que ahora lo utilizan, lo único que encontrará es una máscara de payaso con la siguiente notita enmarcada en una flor: "quién no busca un amor cuando se enfrenta a la soledad" ¿ya recordó quien canta la cancioncita? ¡Claro, si hasta en los circos de pueblo sonaba!

Bueno, me despido entonces, me voy a comprar los boletos par ir al concierto de Camilo Sesto, pero antes me voy a gritar a las calles -en total apoyo a los fiscales- una palabra que usted atrofió en su boca:

¡Dignidad!
¡Dignidad!
¡Dignidad!

Fabricio Estrada

Mayo del 2008, durante la Huelga de los Fiscales


Entrevista Chic...

CHIC: ¿En algún momento ha sentido que es fuertemente cuestionado?

RA: Las críticas hacía mí, no sólo me parecen normales, es que todos los comunicadores que hacemos periodismo de opinión estamos expuestos a la crítica.

CHIC: ¿Se ha hecho alguna autocrítica sobre el papel que asumió en la huelga de los fiscales?

RA: Mi tendencia diaria es hacerme autocríticas de lo que profesionalmente hice durante la jornada. En la huelga de los fiscales no hice más que presentar a las partes en conflicto y preguntar en base a la información que tenía. Las críticas que me hicieron las analicé y llegué a la conclusión que la inconformidad de algún sector fue por haber dicho que la lucha de los fiscales fue justa pero que se contaminó por algunos intereses del sector público, y estoy seguro que eso no es estar a favor de la corrupción, ni ser corrupto.
Mis expresiones de fundamentalistas religiosos y extremistas ideológicos que pronuncié en esos días se debieron a la actitud intolerante de la gente que acompañó a los huelguistas y se puso en contra de los periodistas que cubrían la información.


CHIC: ¿Cree que su imagen se vio afectada por las acusaciones que le hicieron?

RA: En 30 años de ejercer el periodismo tengo muy claro, uno no siempre queda bien con todas las personas y más después de emitir una opinión o por la conducción de una entrevista, pero debo ser contundente en lo siguiente, yo soy uno de los muchos periodistas que en Honduras no le vende las opiniones a nadie, jamás utilizo mi profesión, ni los medios donde trabajo para chantajear. Siempre me mantengo distante de los círculos de poder y sólo me acerco a ellos cuando busco información para el programa; tengo por regla, no pedir favores a funcionarios públicos, empresarios, ni a nadie, para mantener mi independencia a la hora de hacer periodismo. Y en el medio donde laboro, me enorgullezco al afirmar que hay un profundo respeto a mis ideas y enfoques sobre el acontecer nacional.


CHIC: ¿Renato Alvarez, es 100 por ciento honesto?

RA: Para mí la honestidad es un cúmulo de valores que no me atrevería a decir que soy el periodista más honesto de la nación, porque fallo como hijo, esposo, padre y amigo, pero sí tengo el valor de lanzar la primera piedra sin temor a que me rebote, que hasta el momento no he utilizado el periodismo para enriquecerme, ni para defender causas innobles que vayan en contra de los intereses del Estado de Honduras.


CHIC: ¿Algunos sectores criticaron que Renato invitara a Frente a Frente a Camilo Sesto, el día que se realizaba una marcha a favor de los fiscales?

RA: Fue pura coincidencia, la entrevista con Camilo se concertó mucho tiempo antes y se logró gracias al esfuerzo y dedicación del productor de Frente a Frente, periodista Carlos Andino, quien después de muchos intentos consiguió la exclusiva con el artista; pero en ningún momento se programó con el fin de desviar la atención de la huelga que libraban los fiscales bajo el Congreso Nacional.

Tomado de la Revista Chic, Diario La Tribuna

lunes, 18 de mayo de 2009

Benedetti: de su muerte y otras sorpresas

El hombre, Benedetti, el sobreviviente, al que quisieron anular con mil ediciones de autoayuda, aquellos ejemplares de clubes de floristería que titulaban "Benedetti para regalar"... el hombre, pues, el Mario, el poeta del último susurro antes y luego de hacer el amor, el penitente de la barra que declama en alemán a todas las chicas de la noche, el hombre que nos dio un exilio permanente a todos los que comenzamos a leerlo de verdad y no para sacar de él citas melosas o para responder en las entrevistas light, es decir, Mario Benedetti, el poeta, la fragmentada conciencia, el hombre que, ahora, mira a través de la niebla, ha resucitado, sí, resucitado en todo su esplendor en el día en que miles lo declaran muerto.

F.E.

Pasatiempo
Cuando éramos niños
los viejos tenían como treinta
un charco era un océano
la muerte lisa y llana
no existía.

Luego cuando muchachos
los viejos eran gente de cuarenta
un estanque un océano
la muerte solamente
una palabra.

Ya cuando nos casamos
los ancianos estaban en cincuenta
un lago era un océano
la muerte era la muerte
de los otros.

Ahora veteranos
ya le dimos alcance a la verdad
el océano es por fin el océano
pero la muerte empieza a ser
la nuestra.


UN PADRENUESTRO LATINOAMERICANO
Padre nuestro que estás en los cielos
con las golondrinas y los misiles
quiero que vuelvas antes de que olvides
como se llega al sur de Río Grande

Padre nuestro que estás en el exilio
casi nunca te acuerdas de los míos
de todos modos dondequiera que estés
santificado sea tu nombre
no quienes santifican en tu nombre
cerrando un ojo para no ver la uñas
sucias de la miseria

en agosto de mil novecientos sesenta
ya no sirve pedirte
venga a nos el tu reino
porque tu reino también está aquí abajo
metido en los rencores y en el miedo
en las vacilaciones y en la mugre
en la desilusión y en la modorra
en esta ansia de verte pese a todo

cuando hablaste del rico
la aguja y el camello
y te votamos todos
por unanimidad para la Gloria
también alzó su mano el indio silencioso
que te respetaba pero se resistía
a pensar hágase tu voluntad

sin embargo una vez cada
tanto tu voluntad se mezcla con la mía
la domina
la enciende
la duplica
más arduo es conocer cuál es mi voluntad
cuándo creo de veras lo que digo creer
así en tu omnipresencia como en mi soledad
así en la tierra como en el cielo
siempre
estaré más seguro de la tierra que piso
que del cielo intratable que me ignora

pero quién sabe
no voy a decidir
que tu poder se haga o deshaga
tu voluntad igual se está haciendo en el viento
en el Ande de nieve
en el pájaro que fecunda a su pájara
en los cancilleres que murmuran yes sir
en cada mano que se convierte en puño

claro no estoy seguro si me gusta el estilo
que tu voluntad elige para hacerse
lo digo con irreverencia y gratitud
dos emblemas que pronto serán la misma cosa
lo digo sobre todo pensando en el pan nuestro
de cada día y de cada pedacito de día

ayer nos lo quitaste
dánosle hoy
o al menos el derecho de darnos nuestro pan
no sólo el que era símbolo de Algo
sino el de miga y cáscara
el pan nuestro
ya que nos quedan pocas esperanzas y deudas
perdónanos si puedes nuestras deudas
pero no nos perdones la esperanza
no nos perdones nunca nuestros créditos

a más tardar mañana
saldremos a cobrar a los fallutos
tangibles y sonrientes forajidos
a los que tienen garras para el arpa
y un panamericano temblor con que se enjugan
la última escupida que cuelga de su rostro

poco importa que nuestros acreedores perdonen
así como nosotros
una vez
por error
perdonamos a nuestros deudores

todavía
nos deben como un siglo
de insomnios y garrote
como tres mil kilómetros de injurias
como veinte medallas a Somoza
como una sola Guatemala muerta

no nos dejes caer en la tentación
de olvidar o vender este pasado
o arrendar una sola hectárea de su olvido

ahora que es la hora de saber quiénes somos
y han de cruzar el río
el dólar y el amor contrarrembolso
arráncanos del alma el último mendigo
y líbranos de todo mal de conciencia
amén.

TÁCTICA Y ESTRATEGIA

Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos

mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible

mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos

mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos

no haya telón
ni abismos

mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple
mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites

sábado, 16 de mayo de 2009

Mayra Oyuela entrevistada por El País, Costa Rica


San José, (elpais.cr) - "La profesión del poeta es dura porque es solitaria, pero esto es lo que yo tengo y no puedo quejarme, no podría menospreciar lo que tengo y es lo único que sé", reconoce la poeta hondureña Mayra Oyuela que se encuentra en el país como invitada del VIII Festival Internacional de Poesía.

Oyuela, nacida en Tegucigalpa hace casi 27 años, representa una de las nuevas voces de la poesía centroamericana y destacó con su participación en la inauguración del festival el pasado viernes, en la Plaza de la Democracia.

Mayra mantuvo una amena plática con Nuestro País este lunes en la Plaza 24 de abril, de la Universidad de Costa Rica.

Afirma que su vocación por la poesía le nació desde muy pequeña y casi sin saberlo, “vengo de una familia humilde, en mi casa no existían los libros y soy la menor de ocho hijos, yo escribía mucho desde niña pero no sabía lo que escribía, al no haber libros en mi casa, no había quien me diera una formación básica”.

“Luego en mi adolescencia cuando entré al colegio y conocí la poesía, allí me di cuenta que lo que yo escribía era poesía, y desde entonces traté de buscar la manera de tener una formación más técnica”, continuó.

Aún así Mayra se decidió al ingresar a la universidad por algo diferente, “entré a la Escuela de Bellas Artes, tratando de encontrar el lenguaje plástico donde también existe la poética, y estando en la Escuela supe que aunque tenía ciertos talentos, ciertas habilidades para las Artes Plásticas, esto definitivamente no era lo mío, tuve muchos problemas, porque yo prefería estar en las bibliotecas que estar recibiendo mis clases de dibujo”.

Para enfrentar su dilema confesó que “con algunos maestros logré hacer un canje, de decir no voy a asistir a tus clases, me voy para la biblioteca y te hago un informe del libro que me leí, porque claro, era la primera vez que veía una biblioteca y me enloquecí, me quería comer todos los libros, y no quería ir a clases”.

Sobre su obra Mayra Oyuela indica que “no podría definir mi trabajo, ya que toco tantos temas de tantas formas diferentes que no quiero encasillarme hacia un género o hacia un único punto de vista, me gusta indagar en todo, no tengo límites para exponer lo que pienso, más que escribir yo describo. Describo las situaciones en las que vivo, trato de ser fiel a la época en que me tocó vivir”.

“La realidad actual no me gusta, aunque hablar de realidad es muy subjetivo, cada quien tiene una visión, cada quien tiene su verdad, yo escribo la mía, no pretendo decir que yo tengo todas las voces en mi, que siento como todos sienten, yo siento de esta manera y lo digo, si hay alguien que se sienta identificado con lo que yo estoy viviendo eso ya es otra cosa” agregó.

La poeta hace ver que la critica constante es fundamental en su trabajo, “trato de cuestionar, por lo general siempre estoy haciéndome preguntas, siempre estoy indagando, nunca me satisface nada, ni siquiera mi propia poesía, por eso siempre estoy formulándome preguntas, y pidiéndole a la gente que se las haga, que se haga sus propias preguntas, y que me las haga a mí, me gusta ser auténtica en las cosas que hago, pero sé que en esta profesión de la poesía no soy una heroína, el poeta no es un súper hombre ni una súper mujer, para mí el poeta no es un ser especial, no es alguien que maneja la sensibilidad, la sensibilidad está en todos”, explica.

Oyuela también comentó lo que es para ella el escribir poesía, “es una manera de vivir, nunca escribo un texto pensando si va ha ser bien recibido o no, si va a recibir aplausos o no, lo hago porque tengo la necesidad y la obligación de hacerlo, porque siento que es necesario, que necesito comunicar de alguna manera lo que vivo, y claro siendo fiel a la época que me ha correspondido vivir, creo que eso es muy importante”, relató.

Una de sus máximas realizaciones como poeta está en “las lecturas públicas en espacios abiertos y alternativos, me llena llegar a una aldea y leer poesía a gente que quizás no tenga una formación ni siquiera básica, la poética está en todo y yo en lo personal quizás he encontrado mucho más poética en esa gente que en un docente o un alumno de una universidad, que pretenden manejar una sensibilidad pero manoseada. Me gusta llegar a la sensibilidad natural de las personas, me gusta manejar un lenguaje universal, no un lenguaje técnico, sino un lenguaje más bien humano que cualquier persona en cualquier parte pueda entender”.

Según la escritora, “en Centroamérica ha habido un canal que ha juntado las nuevas voces de la poesía emergente, acá la mayoría de los poetas jóvenes nos conocemos, sabemos quiénes somos y sabemos lo que estamos haciendo, por ese lado Costa Rica no está ausente, pero quizás como hondureña puedo decir que de alguna manera en nuestros países se siente como una distancia de parte de Costa Rica, y también se siente una alegría de pensar en Costa Rica como un país que ha logrado tantas cosas".

Sobre esta visita a Costa Rica Mayra Oyuela indicó que “para mí es muy importante estar aquí porque la primera vez que vine mi trabajo fue muy bien recibido, y de alguna manera quería compartir este nuevo proceso de mi obra, quería compartir estos textos, se que de alguna manera la gente se va a identificar, porque ya me ha pasado varias veces precisamente con este trabajo, y quería compartirlo, además me encanta San José, me gusta caminar, me gusta ver la gente, la gente es muy relajada aquí, al contrario de mi país, en Honduras hay mucho miedo en las personas, no se puede caminar con la tranquilidad de que de alguna forma acá se puede”.

Sobre el poema que presentó en la inauguración del VIII Festival Internacional de Poesía, Mayra comentó que “Tranviaria es un poema que describe perfectamente, creo, el contexto de Centroamérica, y no por el hecho de que no haya un tren que nos facilite el paso de un país a otro, sino por la necesidad humana de vernos a los centroamericanos como uno mismo, porque somos tan parecidos, es cierto que en nuestros países hay diferentes políticas, tenemos identidades propias cada uno, pero al fin y al cabo somos seres humanos y nos parecemos muchísimo, somos definitivamente otro mundo, hay una diversidad en nosotros que no hay en cualquier otro lugar, hay una magia en el centroamericano, en este tercer mundo”. Además indicó, “sobre todo el poema habla de ser nosotros mismos un transporte para el otro, un soporte, un abrazo, un sentimiento de solidaridad”.

La poesía de Mayra Oyuela, está llena de realidad, de cotidianidad y de una humildad propia de ella misma, sin duda es una refrescante propuesta en esta edición del festival.

Próximas presentaciones de Mayra Oyuela

Martes 12

6:00 PM Conversatorio con poetas y público en general sede USJ de Ciudad Quesada.

Miércoles 13

2:00 PM Recital de Poesía Centro Penitenciario la Marina de San Carlos.
7:30 PM Recital de Poesía con poetas y público en general USJ de Ciudad Quesada.

viernes, 15 de mayo de 2009

Colegas admirables, Gabriel Zaid

Las opiniones derogativas de unos autores sobre otros pueden ser reveladoras y hasta geniales, como los buenos apodos y las buenas caricaturas. Circulan como literatura oral y en cartas, biografías y comentarios. Se han hecho antologías, sobre todo en inglés. Hay un antecedente en la Vida de los filósofos más ilustres de Diógenes Laercio, un costal de anécdotas, opiniones y chismes compilado en el siglo III.

Muchos juicios negativos no expresan más que ignorancia, desprecio, envidia, celos, enemistad o resentimiento, sin gracia literaria ni sentido crítico. Algunos son más reveladores del que opina que de la obra menospreciada. Hay una impotencia cómica en el desahogo de Gombrowicz, cuando se va por fin de Buenos Aires y grita desde el barco a los argentinos: ¡Maten a Borges!

En el extremo opuesto, la degradación que hace Colette de la música de Bach, con una metáfora inesperada que llega hasta el oído, revela la grandeza de una música que puede parecer ronroneo.

Hay antologías complacientes en devaluar la celebridad, como paparazos felices de rebajar todo a su nivel. También es lamentable la tradición de citar sin referencias exactas. Pero tomarse libertades para hacer frases más redondas (algo que viene de la literatura oral) tiene sus ventajas, a las cuales me atuve.

Hesíodo, Pitágoras, Jenófanes y Hecateo sabían muchas cosas, pero no entendían ninguna. Heráclito


Las obras de Eurípides son colecciones de clichés. Aristófanes
Si Jenófanes habla, sería indecente callar. Aristóteles


Hasta el buen Homero dormita, y se pierde en lo que estaba diciendo. Horacio


Lo que recitas en tu plagio es mío, Fidentino. Pero dicho tan mal que hasta parece tuyo. Catulo


Cicerón es un gran orador de poca sustancia y mucho viento. Montaigne


Los seis volúmenes de La reina de las hadas de Edmund Spenser mantienen su lugar entre los clásicos de nuestros anaqueles, pero rara vez salen de ahí. David Hume


Ningún poeta hay tan malo como Cervantes, ni tan necio que alabe a don Quijote. Lope de Vega


Secuaces de la Vega siempre llana de Lope, graznan el antiguo idioma: patos de la aguachirle castellana. Góngora


Gongorilla, Gongorilla: verdugo de los vocablos, que a puras vueltas de cuerda los haces que digan algo. Quevedo


Góngora hizo versos sin idea y sin asunto, como meras manchas de color o mera sucesión de sonidos. Marcelino Menéndez Pelayo


Shakespeare no es capaz de poner seis versos juntos sin cometer un error. Samuel Johnson


Estimado señor: Su libro es bueno y original. Pero lo que tiene de bueno no es original y lo que tiene de original no es bueno. Samuel Johnson


Hamlet de Shakespeare tiene pasajes sublimes, pero es una obra bárbara y vulgar. Voltaire


Shakespeare tuvo chispazos de genio, no se puede negar, pero poca inventiva. Byron


El sistema ético de Byron se reduce a dos mandamientos: Odia a tu prójimo y ama a su mujer. Macaulay


Lord Byron no tenía con qué ser un gran poeta moderno. Fuera de su genio, era un caballero inglés decimonónico de escasa cultura y ninguna idea. Matthew Arnold


Matthew Arnold se fue al cielo, sin duda alguna. Pero Dios no le va a gustar. Robert Louis Stevenson


De haber estado en la creación del mundo, Emerson hubiera hecho sugerencias valiosas. Melville


El estilo de Gibbon es detestable, y no es lo peor de él. Samuel Coleridge


Nunca se vieron tantos preparativos para pensar. Coleridge construye andamios, monta poleas y cuerdas, reúne todas las herramientas disponibles (ruidosamente, trabajosamente), declara cuáles son los métodos correctos; y con todo ese aparato crítico levanta tres ladrillos. Carlyle


Tennyson tenía un estilo tan elevado que sus ideas no llegaban hasta allá. Chesterton


La obra de George Sand es buena, demasiado buena, demasiado piadosa, demasiado democrática y demasiado evangélica. Flaubert


Flaubert se esforzaba mucho en escribir, pero las frases no le salían bien. Borges


Si me pagaran, leería la prosa de Edgar Allan Poe que es ilegible. Pero ni así leería la de Jane Austen. Mark Twain


Las flores del mal de Baudelaire pasará a la historia de la literatura francesa como una mera curiosidad. Zola


Henry James escribe novelas como si fuera un deber desagradable. Oscar Wilde


Bernard Shaw no tiene enemigos, pero no le gusta nada a sus amigos. Oscar Wilde


Hay que tener un corazón de piedra para no leer sobre la muerte de la huerfanita Nell [de Dickens] a carcajadas. Oscar Wilde


En su juventud, Wordsworth simpatizó con la Revolución francesa, fue a Francia, escribió buena poesía, tuvo una hija natural y fue visto como una mala persona. Pero se volvió bueno, abandonó a su hija, adoptó los principios correctos y escribió mala poesía. Bertrand Russell


Para escribir Turangalila, Messiaen sólo necesitaba que no se le acabara la tinta. Stravinski


Stravinski es un joven salvaje que usa corbatas escandalosas y besa las manos de las señoras pisándoles los pies. Debussy


En Pelléas et Mélisande de Debussy no hay frases musicales, no hay desarrollo, no hay nada. Los cantantes recitan el drama de Maeterlinck, y nada más. Richard Strauss


Nunca tal falta de talento igualó tanta pretensión como en la música de Richard Strauss. Chaikovski


Puccini escribió operas maravillosas, excepto la música. Shostakóvich


Ravel rechaza la Legión de Honor, pero toda su música la acepta. Satie


Oír la Quinta de Ralph Vaughan Williams es como mirar una vaca por 45 minutos. Aaron Copland


La primera novela del joven Tolstói es buena, pero dudo que llegue muy lejos. Dostoyevski


Algo ha hecho Joyce, sin duda alguna, pero su influencia es local. Gertrude Stein


Ulises de Joyce es difuso, mañoso, pretencioso, pasado de sal y literariamente (no sólo socialmente) malcriado. Virginia Woolf


James: ¿Por qué no escribes libros que la gente pueda leer? Nora Joyce


Estuve leyendo a Proust por primera vez. Pésimo. Creo que no estaba bien de la cabeza. Evelyn Waugh


Orwell no era capaz de sonarse la nariz sin lamentar las condiciones de trabajo en la industria del pañuelo. Cyril Connolly


Hemingway nunca usa una palabra que tengas que buscar en el diccionario. William Faulkner


Hemingway le encantaba a los críticos, porque nunca cambió de cuento, ni de tema, ni de estilo. Steinbeck


Siempre de cacería, de pesca y todo eso. En la obra de Hemingway no hay más que imagen. William S. Burroughs


Auden escribe en la mejor tradición inglesa con un lenguaje poético original, pero una mentalidad que no pasó de la adolescencia. Edmund Wilson


Cada palabra de lo que escribe Lillian Hellman es mentira, incluso and y the. Mary McCarthy
Neruda es un gran mal poeta. Juan Ramón Jiménez


Jaime Torres Bodet no ha tenido vida, sólo biografía. Salvador Novo


Beckett no cree en Dios, pero parece creer que Dios
cometió el pecado imperdonable de no existir. Anthony Burgess


Jack Kerouac no se sentaba a escribir, sino a mecanografiar. Truman Capote


Kafka me gusta, pero un Kafka por siglo es más que suficiente. Isaac Bashevis Singer


A los lectores de Céline les gusta que les escriban a gritos. Adolfo Bioy Casares


Cien años de soledad está bien, pero le sobran veinte o treinta. Borges


El mejor Cortázar es un mal Borges. César Aira


Freud hizo creer a sus lectores que podían curarse con aplicaciones diarias de mitos griegos en sus partes íntimas. Nabókov


Querido Vladimir: Espero que Lolita, como un estudio de paternidad amorosa y niñez delictiva, conmueva al público y haga tu fortuna. Y, si puedes hacer que se casen y vivan felices al estilo americano, serás tan popular como Marjorie Morningstar. Te llamarán a dar conferencias sobre problemas juveniles desde Bangor hasta San Diego. Edmund Wilson


La música de John Cage es refrescante, pero poco inteligente. La frescura resulta de su falta de conocimientos. Pierre Boulez


Bach, esa sublime máquina de coser. Colette ~

jueves, 14 de mayo de 2009

Carta de apoyo a Léster Rodríguez

Tegucigalpa, 14 de mayo de 2009
Sr.
Mario Hernán Mejía
Director del Museo para la Identidad Nacional (MIN)
Su despacho:

Con suma preocupación, el gremio artístico, conformado por poetas, historiadores, músicos, pintores y teatristas, nos hemos enterado de la gravísima agresión física de la cual fue objeto el reconocido artista plástico Léster Rodríguez, hecho perpetrado con alevosía por el Sr. Roberto Ruiz, quien funge como Jefe de Mantenimiento del MIN, el día miércoles 13 de mayo, en plena vía pública, específicamente en el Paseo Liquidámbar del centro de Tegucigalpa, siendo testigo del hecho Lucy Argueta, quien lo acompañaba.

Ante esta situación lamentable, los abajo firmantes exigimos que la Dirección del MIN reaccione de manera justa y proporcional, con el fin que se apliquen medidas disciplinarias contundentes dentro del campo de competencia del MIN, sin perjuicio de que este hecho trascienda a las instancias legales.

Consideramos, que una institución como el MIN, no debe admitir en su seno comportamientos como el señalado, que son atentatorios de la dignidad y los derechos humanos; y que lesionan, además de la integridad del ofendido, la imagen institucional que por naturaleza es inherente a una entidad que en su misión y visión contempla el respeto a los valores nacionales y que promueve la tolerancia y la no discriminación.

Por tanto, nos solidarizamos con el compañero Léster Rodríguez y esperamos que el MIN considere esta situación como un acto deleznable que debe, a toda costa, evitarse en el futuro.

Antonio Negri, sobre el poder constituyente, el regreso del hombre político

"Una hipótesis central es que asistimos a una ruptura del proceso capitalista: la acumulación de esas resistencias –la pobreza, el anticolonialismo– unida a la transformación de la fuerza de trabajo en los países centrales, que se presenta en términos cada vez más cognitivos, inmateriales, socialmente conectados y cooperantes, llevan a una ruptura en la historia del capital. Este quiebre produce una forma cada vez más parasitaria, más abstractamente dominante del desarrollo capitalista, tornando vacía la relación capitalista.

El obrero ya no se encuentra frente al capitalista como organizador de la fuerza de trabajo sino que esa organización se transforma cada vez más en un proceso autónomo que el trabajador conduce. Este, sin embargo, se encuentra frente a mecanismos de renta (inmobiliaria, financiera, de acumulación), fenómenos que remiten a un elemento barbárico de la organización capitalista del trabajo.

Y, por otra parte, está el éxodo de la fuerza de trabajo, que significa la capacidad de desarrollar contracultura pero sobre todo nuevas institucionalidades. La relación de gobierno es cada vez más una relación que ya no es para nada algo gerencial sino una relación de fuerzas; es gobierno sobre una red viva."

"El éxodo significa capacidad constituyente. El gran problema pasa a ser la difracción de los poderes constituyentes. Dentro de las teorías jurídicas, el poder constituyente siempre ha sido considerado como un poder extra- legal; actúa de una sola vez, erige el ordenamiento y no existe más. Debemos empezar a imaginar el poder constituyente como un poder que se despliega en esa relación dual."

"Estoy convencido de que cuando se habla de constitución –la relación entre constitución material y formal, entendiendo por constitución material el conjunto de las relaciones de fuerza que constituyen la sociedad– se debe tener presente esa composición política latente. Por otra parte, las corrientes actuales más vivas del derecho, post-Luhmann, hablan incluso de constitución sin Estado."

martes, 12 de mayo de 2009

Odette Alonso en Honduras



Proyecto Siguapate e Ixbalam Editorestienen el agrado de invitarle a la presentación y lectura de fragmentos de la novela

Espejo de tres cuerpos (México, Quimera Editores, 2009)de Odette Alonso

Viernes 15 de mayo, 7:00 pm

Barrio el Guanacaste, Casa 1708,

Avenida Gutemberg (contiguo a Farmacia Guanacaste)
Tegucigalpa, Honduras
Poeta y narradora cubana radicada en México. Su cuaderno Insomnios en la noche del espejo obtuvo el Premio Internacional de Poesía “Nicolás Guillén” (1999) y su cuento “Animal nocturno” ganó el primer premio del XII Concurso “Mujeres en vida” convocado por el Centro de Estudios de Género de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Espejo de tres cuerpos es su primera novela. Ha publicado, además, un libro de relatos: Con la boca abierta (Madrid, Odisea, 2006) y ocho poemarios: Enigma de la sed (Cuba, 1989), Historias para el desayuno (Cuba, 1989), Palabra del que vuelve ( La Habana , 1996), Linternas (Nueva York, 1998), Visiones (México, 2001), Diario del caminante, (Monterrey, 2003), Cuando la lluvia cesa (Madrid, 2003) y El levísimo ruido de sus pasos (Barcelona, 2005). Ha sido incluida en antologías de poesía y narrativa. Textos suyos aparecen en revistas y páginas de Internet.

Naín Serrano - Honduras

Mandamientos de la poesía

No hurtarás palabras de la boca de un libro.
No cometerás adulterio con la poesía.
No matarás las palabras.
Escribe, deja vivir o morir las palabras en las manos
de los meses.
Honra las metáforas que llegan de noche.
Santifícalas por el día.
No harás imágenes sin alas.
No codiciarás los estilos ajenos.
No tomarás la poesía como arma para apedrear el tiempo.


Infinita espera

Mi habitación tiene los ademanes sueltos de la luz.
La música sale firme, danzando de un objeto.
El aire sale cuando lo busco.
Algo me oprime el alma,
Necesito su voz sus pasos sonando en el recuerdo,
sus ojos de bosque.
Necesito recoger sus abrazos y guardarlos
en la memoria de cada tarde.


Olanchito, Yoro

lunes, 11 de mayo de 2009

Mike Harrigton

“Si hay un avance tecnológico sin un avance social, se produce, casi automáticamente, un aumento de la miseria humana, del emprobrecimiento”

Mike Harrigton (1928-1989) ha sido uno de los intelectuales socialistas de más peso en los Estados Unidos. Su libro La otra América: Pobreza en los Estados Unidos (Nueva York: Macmillan, 1962) tuvo un gran impacto en la América de los años sesenta, incluso en las políticas contra la pobreza de Kennedy y Johnson. Fallecido hace 20 años, él no pudo ver toda la hipertrofia de la tecnología, pero sí diagnosticó con claridad, frente a los tecnócratas, que el progreso tecnológico sin avance social incrementa las diferencias económicas y la pobreza.

No es el ser humano el que tiene que estar supeditado a las lógicas ciegas de los avances tecnológicos al servicio de las economías dominantes, sino que toda la organización de la ciencia y la tecnología, la política y la economía, la cultura y las instituciones sociales deben estar al servicio de lo humano. Y, muy especialmente, debemos luchar por ese gran objetivo del milenio que es la reducción progresiva de la pobreza en el planeta, hasta su total erradicación.

Ahora que se buscan nuevas fórmulas para salir de la crisis, sin volver a los momentos anteriores (que fatalmente provocarían nuevas y mayores crisis), es bueno recordar una propuesta con apoyo creciente: la creación de un salario mínimo social que permitiera a todo ser humano vivir con dignidad y aspirar a los beneficios del conocimiento.

La alimentación básica, la vivienda con unos mínimos de dignidad, la salud y la educación deben quedar al margen de esa búsqueda desmedida del lucro que prefiere en ocasiones la destrucción de alimentos a su entrega a quienes mueren de hambre, para mantener precios artificiales e inmorales márgenes de beneficio.


Del blog de Manuel Ángel Vásquez Medel, Blog sobre estudios culturales, creatividad y comunicación, Sevilla, España

Las cinco mejores películas apocalípticas (según Empire Magazine)

Threads’ (1984), de Mick Jackson Mad Max’ (1979), de George Miller 28 días depués’ (‘28 Days Later’, 2002), de Danny Boyle El día después de mañana’ (‘The Day After Tomorrow’, 2004), de Roland Emmerich

‘Miracle Mile’ (1988), de Steve De Jarnatt En mi caso, considero que Hijo de los hombres de Cuarón debería estar incluída, al igual que El día después (aquella de la guerra nuclear que se desata en el hipotético 1985), Impacto profundo, Soy leyenda, las Terminator excepto la 3 ( la última que se estrenará se mira muy buena), La carretera (próxima a estrenar y basada en la gran novela de Cormac MacCarthy), La suma de todos lo miedos, La guerra de los mundos (la última) y Fuga en el siglo XXV (la fuga de Logan, de la que hicieron un remake con La isla)... y bueno, ya de perdidas hasta Juegos de guerra (1983) y Terremoto (incluyendo al mismo Charlton Heston en la tremenda escena en la playa donde yace despedazada la estatua de la libertad).

F.E.


jueves, 7 de mayo de 2009

Vindicación del caleidoscopio- Chaliobala ®




































Buen viaje, Ruvaldo, Henry, quien quiera que hayás sido


Recuerdo a Ruvaldo caminando por un camino de tierra blanca. En sus brazos lleva a Eleázar, su hijito de dos meses. Brenda camina a su lado y nosotros, Mayra, Noelia, Johny y yo, más otros que olvido ahora, vamos preocupados por la lluvia que promete hundirnos el campamento que instalaremos en Corralitos (camino a La Tigra), en el Cañón de los Poetas, como también gustaba llamarlo Ruvaldo.

Para él, llevar a su hijo hasta aquel lugar era una especie de iniciación, una conjunción con los elementos del cosmos, con las partículas espirituales que luego él mezclaba en el bastidor. Todo lo que intuyera un canto astral o una frase meditativa era para Ruvaldo el comienzo de una larga disertación mística sobre el papel del artista con respecto al mundo. Yo lo escuchaba siempre como quien oye a un hombre que habla dormido con los ojos abiertos; a él no le importaba cuán racional se enhebrarán sus teorías sino cuánto de vértigo provocaran en uno sus apuestas dialécticas: Valle Inclán era un iluminado que pintaba con palabras, Krishna había reencarnado en Jesucristo, la multidimensionalidad era aprehensible y su captura en el lienzo era un deber insoslayable para todo pintor que se preciara como tal.

Recuerdo una de sus pinturas en especial: un niño lanzando un trompo en tres dimensiones. El niño era Eleázar en diferentes edades, incluidas las que aún no tenía. “No es futurismo –me dijo- , son las diferentes graduaciones del espíritu acosado por el torbellino del tiempo”.
Yo lo escuchaba como quien oye a un hombre que habla dormido con los ojos abiertos. Me mostró infinidad de retratos, los mismos que hacía cada día en los espacios de muchos centros comerciales, gente que él reinventaba con serenidad y con la visión del que sale de una noche larga de golpes e incienso. A través de esa cortina de humo Ruvaldo pintaba, miraba, medía.

La última pintura iba siendo galopada por decenas de caballos. Bajo su convulsiva carrera, cientos de huevos iban siendo aplastados. El precario suelo donde se asienta el espíritu volvía a ser pre-figurado, atrapado entre un cielo formado por una inmensa malla metálica. El formato de la pintura era grande porque él aseveraba que nada debía frenar la expansión de la idea. Así era el amigo, ni más ni menos, trashumante de lo posible, anacoreta urbano al quien pocas veces vi sedentario o perdido.

El martes pasado, su corazón –trompo astral- detuvo su colorido tornado, y hoy, no sé de qué mejor o justa manera recordarlo.

Hasta luego, hombre de fe, hasta luego, hermano.

F.E.

Vive para siempre una Madre Contra la Muerte

Foto Chaliobala ®
Hoy falleció Doña Fidelina Pérez Borjas, una mujer que durante 27 años buscó a su hijo Samuel, en cada cementerio clandestino, que la tierra aún protege, en las cárceles clandestinas; en las unidades militares, en casa presidencial; en las calles y plazas gritó por justicia para su hijo.

Los muros de la impunidad no terminaron con su esperanza, hasta el último suspiro buscó a su hijo, a quien los cuerpos de seguridad del Estado de Honduras desaparecieron junto a Enrique López Hernández, María Ediltrudes Montes y Julio César Méndez, en la aduana de Guasaule, en el Sur de Honduras, el 24 de enero de 1982.

Durante más de dos décadas escuchó y rechazó las mentiras oficiales del Estado y soportó la ignominia militar que le pretendía atemorizar para que desistiera de su lucha, a la que nunca renunció con tal de mantenerse activa contra las desapariciones forzadas en Honduras y la promoción y defensa de los derechos humanos, para que la impunidad no continuara golpeando a más familias.

Soportó y sobrevivió a muchas campañas de desprestigio que pretendían terminar con la organización de la cual fue fundadora: su COFADEH querido, pero no logró superar la última, una de las más despiadadas y crueles que se emprendió desde los que se aferran a la impunidad.

Su última actividad pública a favor de la verdad y la justicia fue el 27 de diciembre de 2008, cuando más de 40 familias se reunieron en la primera asamblea para respaldar el Programa Nacional de Reparaciones, PNR Llegó a dar ánimo, alentar y fortalecer a todas sus compañeras a quienes les dijo “estoy enferma y vengo porque estoy convencida de que este es mi lugar”.

Con sus 82 años de edad transmitió a los asambleístas la fe y logró empoderar a sus compañeras de su lucha, les transmitió la fuerza para que se mantuvieran firmes y no cedieran ante los embates de los detractores que desde su fundación querían destruir al COFADEH.
Una de sus frases históricas en la búsqueda de su hijo fue “Donde quiera que haya un cementerio clandestino ahí estaré y recogeremos sus restos, si no es el de mi hijo otra hará lo mismo con el mío”.

Doña FIDE como muchas otras Madres murió sin haber obtenido justicia y sin que el Estado le haya entregado un informe de lo que ocurrió, por qué ocurrió y quiénes son los responsables de las desapariciones forzadas.
Se fue con la esperanza de que estaba a las puertas de la apertura de un nuevo proceso que el presidente Manuel Zelaya Rosales prometió al entregar el Decreto PCM-28-2008, el 10 de diciembre de 2008, en la casa de los familiares de las víctimas.


También se fue con la satisfacción del deber cumplido, de no haber guardado silencio, de denunciar que en Honduras hay crímenes sin saldar. Luchó día a día contra la Impunidad junto a otras madres, esposas, hermanas e hijas de desparecidos, contribuyendo con ello a institucionalizar el país para la desmilitarización y a generar una cultura de denuncia.
Para el COFADEH continuar con el legado de Doña Fide es más que una obligación, hoy lo asumimos como un deber.


*Comunicado del COFADEH
7-5-09

miércoles, 6 de mayo de 2009

Gerardo Guinea - Guatemala


VIII
Para ella nada definitivo ocurre todavía,
ni el destino con su rigor evidente
ni la historia y sus pausas,
ni los acróbatas
ni el distinguido público
menos la tregua del entreacto
que confirma que todo es mentira,
sin duda.

Entonces él, hablando en prosa,
se entiende,
le recuerda el pez dibujado
con furia contra el espejo
y la huella del carmín.

Puesto así el argumento
mientras se rasura borra el pez,
como está escrito
e inevitable que suceda,
ya que ella es una gata blanquísima
con su cartas del naipe que predicen suerte
con la intención, sin duda,
de aprovechar al máximo ese fulgor,
mucho antes de esa fatiga,
porque,
eso sí,
tanto orgasmo cansa.


De su nuevo poemario Casa de nosotros